Cuando te miden la presión arterial, los sanitarios obtienen dos cifras: la presión durante el latido (sistólica o máxima) y la presión entre latido y latido (diastólica o mínima). Así, la hipertensión arterial es la presión excesiva dentro de las arterias, cuando la sistólica es mayor de 140 mmHg (milímetros de mercurio) o la diastólica mayor de 90.

Un estudio publicado en la revista Open Heart indica que el azúcar puede ser más nocivo que la sal para la tensión. Y en especial el sirope de maíz (fructosa) que se utiliza en alimentos procesados, zumos industriales y refrescos. Según esta investigación, si el 25% de las calorías de las dieta provienen del azúcar aumenta por tres el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular ya que aumenta sensiblemente la tensión. Aquí te dejamos algunos de los alimentos que tienen más azúcar de lo que crees.


Controlar su presión arterial es una labor de por vida. La presión arterial es sólo uno de varios factores que elevan su riesgo de sufrir ataques cardíacos, derrames cerebrales o la muerte. La diabetes y el colesterol alto son otros factores de riesgo. Los cambios en el estilo de vida —tales como bajar de peso, llevar una dieta sana y realizar actividad física— pueden influir en esos tres factores de riesgo, pero muchas personas también tendrán que tomar medicamentos.
La presión arterial habitual de una mujer suele mantenerse durante su embarazo; no tiene por qué aumentar. Es más, hacia la mitad del embarazo acostumbra a darse una ligera disminución, que más adelante se recupera. Sin embargo, hay una diferencia: en el embarazo, la presión arterial puede verse influida por los estados emocionales porque se vuelve más sensible a la acción de las hormonas. Por ejemplo, es más fácil que ocurra un desmayo (un síncope vasovagal). También es más fácil tener presiones arteriales demasiado altas o demasiado bajas por motivos meramente emocionales, además de por la acción de la placenta, que tiene la capacidad de regular la tensión de la mujer embarazada en función de las necesidades del bebé.
Reduzca el consumo de sal. A medida que va envejeciendo, el cuerpo y la presión arterial se vuelven más sensibles a la sal (sodio), así que puede ser necesario determinar cuánta sal contiene su dieta. La mayoría de la sal proviene de alimentos procesados (por ejemplo, sopas y productos horneados). Una dieta baja en sal, tal como la dieta DASH, puede ayudar a bajar la presión arterial. Hable con el médico sobre cómo consumir menos sal.
El vinagre de manzana es un potente líquido capaz de reducir la inflamación corporal en pocos lapsos de tiempo, está compuesto por antioxidantes, propiedades antiinflamatorias, vitaminas, minerales y ciertas proteínas que mantienen nutrido al organismo. Por otro lado, el bicarbonato de sodio es un neutralizador de ácidos y al mezclarlo con el vinagre de manzana se crea un regulador de la presión arterial casero. Combina una cucharada del líquido con una cucharadita de bicarbonato en un vaso con agua y lo consumes dos veces al día, uno antes de desayunar y otro antes de dormir. 
Una de las maneras más simples pero más eficaces para bajar tu presión arterial es mejorar tu dieta. Esta estrategia combinada con una variedad de otras, como estar activo y tomar algunos suplementos a base de hierbas pueden ayudarte a reducir tu presión arterial. Sigue leyendo para descubrir las 10 mejores maneras de bajar la presión arterial sin recurrir a los fármacos.
Gracias por participar. La tensión alta es siempre peligrosa, por lo que te recomendamos seguir en todo momento las prescripciones de tu médico y ante cualquier duda acudir de nuevo al especialista, ya que por este medio no es conveniente ni profesional estudiar tu caso sin tener una evaluación completa. Recuerda que la hipertensión es en muchos casos consecuencia de unos hábitos poco saludables que podemos sin duda mejorar, pero insistimos en que es tu médico el que debe aconsejarte sobre la mediación en función del control que se haga de tu caso concreto. Nosotros pertenecemos a la Sociedad Española de Hipertensión y con nuestras técnicas ayudamos a rebajar el estrés y por tanto en muchas ocasiones a conseguir nivelar los niveles de tensión, pero siempre de manera controlada y supervisada por los profesionales adecuados.
El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en Ingles), así como la mayoría de los cardiólogos recomiendan lo que se llama la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), que es un plan de alimentación flexible pero equilibrado que se basa en estudios patrocinados por el NHLBI. El plan se enfoca en consumir verduras, frutas, productos lácteos sin grasa y bajos en grasa, granos enteros, pescado, aves y frijoles y limitar el sodio, dulces, bebidas azucaradas y carnes rojas. Con una dieta que no implica “alimentos especiales” y es relativamente fácil de seguir, puede ayudarte a perder unas cuantas libras, así como reducir tu presión arterial.
Navegando por Internet, por pura casualidad descubrí un sitio web. En principio desconfié un poco, pero luego me convencí y ordené la Guía de Un Programa de actividad física sencilla, nada extenuante que beneficiará de manera notable su calidad de vida. Los aportes de la homeopatía para el tratamiento eficiente de la Hipertensión. En esta fue donde lo encontramos:

Además, sería prudente que la mayoría de las personas también limiten la cantidad de fructosa que obtienen del consumo de frutasa 15 gramos o menos, porque está prácticamente garantizado que consumirá fuentes de fructosa "ocultas" (generalmente, en forma de jarabe de maíz de alta fructosa) de la mayoría de las bebidas y de casi todos los alimentos procesados que come.


La presión alta o hipertensión quiere decir que nuestro corazón está trabajando mucho más de la cuenta para poder bombear la sangre. Esto es algo muy peligroso ya que puede provocar un ataque cardíaco, un desorden renal o una trombosis cerebral. Por o tanto, debemos llevar un control sobre nuestra presión arterial. A continuación en Demedicina te mostramos cómo bajar la tensión con remedios naturales.
Tengo 21 años de edad, y sufro de presión alta, y sólo sucede en momento des estrés, mi hermana estudia enfermería y me tomo la presión y la tenía en 145/80, y hace dos días me di cuenta que sufro de presión alta, y quería saber si en estos tipos de presión son arriesgadas pero posible de controlar con medicamentos o suficiente con comidas saludables y ejercicio? Me recomienda usted que vea a un medico?
Buenas DOCTOR PABLO mi problema es de estres elevado hace 3 semanas me fui de emergencia por presion alta 160. por que en ese dia yo estaba jugando tragamonedas estaba perdiendo como siempre , la verdad que tengo 11 años jugando ese vicio, pero desde que me he estoy sintiendo con mi cabesa que me pesa y emociones en le corazon alergias manchas en la cabesa
hasta que pasando consulta una vez se me subio la presion a 160 y me dieron a tomar enalapril porque me dijeron que era hiper tenso pero realmente no lo crei que de la noche a la mañana asi fuera por una vez que tube la presion alta bueno lo que hice fue renunciar a mi empleo y empese a cambiar mi estilo de vida tambien un doctor particular me receto unas buenas vitaminas anti strees y con eso se me fueron quitando los sintomas entiendo que el strees que estaba viviendo me ocasiono todo esos factores que van de la mano pero gracias a Dios primeramente me siento mejor y si creo en que un cambio de vida positivo funciona muy bien bendiciones por su interesante pagina saludos
La sal provoca retención de líquidos, que aumenta el volumen de sangre y, por tanto, la presión arterial. La Sociedad Española de Cardiología (SEC) la considera una droga por los daños que provoca y por lo adictiva que es. La OMS recomienda un consumo inferior a cinco gramos al día, si no quieres pasarte sazona las comidas con especias, como el orégano o el romero, y aléjate de los alimentos procesados, ya que muchos de ellos, aunque parezcan dulces, contienen grandes cantidades de sal.
A medida que usted envejece, la presión arterial alta, especialmente la hipertensión sistólica aislada, es más común y puede aumentar el riesgo de graves problemas de salud. El tratamiento, especialmente si tiene otros trastornos médicos, requiere una evaluación continua y conversaciones con el médico para lograr el mejor balance entre reducir riesgos y mantener una buena calidad de vida.
Buenos días doctor. Tengo 52 años y he presentado de manera esporádica 3 episodios de alta tensión, con intervalos de un año, aproximadamente, se me refleja con in intenso dolor de cabeza que me llevan a la clinica y encuentran que tengo la tensión elevada, me atienden la urgencia dándome captopril para estabilizar la tensión. Que podría causarme esta subida de tensión. Por ello la médica anoche me dijo que yo sufro de tensión, pues no era normal que esta se subiera, sin padecer de tensión. Me mando inclusive a tomar captopril de 50 mg diaria. Eso puede ser cierto. ? Gracias
Cuando te miden la presión arterial, los sanitarios obtienen dos cifras: la presión durante el latido (sistólica o máxima) y la presión entre latido y latido (diastólica o mínima). Así, la hipertensión arterial es la presión excesiva dentro de las arterias, cuando la sistólica es mayor de 140 mmHg (milímetros de mercurio) o la diastólica mayor de 90.
Dependiendo de su condición física cuando comience con un programa de ejercicios, usted necesitará consultar a un profesional de la salud para que pueda ayudarlo a aumentar la intensidad necesaria para reducir los niveles de insulina. Dependiendo de su condición física, cuando se involucra en una actividad de ejercicio, necesitara hablar con médico para que el indique cual es la intensidad para bajar su nivel de insulina.
Otro aspecto que te ayudará a bajar la presión arterial alta en el embarazo es evitar el sedentarismo. Si bien una mujer embarazada no puede hacer cualquier ejercicio, es importante que te actives y mantengas un buen ritmo para beneficiar tu salud y la de tu bebé. Practica actividades físicas favorables en el embarazo, como la natación, el yoga o las caminatas, deberás ejercitarte al menos media hora cada día.

El consumo diario de bananos o plátanos, normaliza la frecuencia cardiaca, mejora la circulación sanguínea, fortalece el músculo cardiaco, elimina el exceso de líquido en el cuerpo. Debido a que los bananos disminuyen la presión arterial, previenen el desarrollo de la hipertensión. Todo esto es por el alto contenido de potasio, calcio, magnesio y ácido fólico.
Bueno es muy bien explicado y se comprende fácilmente la hipertensión es muy común en las personas que toman sus alimentos con mucha sal y en ocasiones las combinan con cerveza y alcohol, es importante pedir orientación médica y ustedes la están dando de forma muy clara. se agradece y a cambiar los hábitos alimenticios inmediatamente y aumentar la actividad física , aunque mi caso es entre 130/140 en sistólica y 80/90 diastólica …
Todos sabemos que el ejercicio es básico para estar sanos pero no todo el mundo sabe que es fundamental para bajar la tensión sin necesidad de tomar pastillas. De hecho, se calcula que haciendo ejercicio aeróbico (andar, ir en bicicleta, correr) de forma habitual la presión baja 4,6 mmHg, y tomando menos sal, 3,6 mmHg. Y también la previene, ya que practicar ejercicio puede reducir un 70% el riesgo de hipertensión. 
Creemos que no se trata tanto de no participar en eventos concretos, sino de llevar un control de tu problema y sobre todo en el día a día intentar adquirir herramientas que te permitan controlar tu estrés, que siempre está muy ligado a la hipertensión. Por lo demás, las rutinas de ejercicio han de ser adecuadas a las circunstancias. Como todo, con precaución y control tienes que ir viendo tú mismo si tu problema se va resolviendo, y aunque el ejercicio con moderación es bueno, tampoco forzar demasiado es aconsejable.

Por otra parte, se han realizado investigaciones en las cuales se ha observado que el consumo elevado de fructuosa puede verse reflejado en un aumento de la presión arterial. No obstante, en otros estudios se evidencio que el consumo de fructuosa en sí no es el problema; más bien, es el consumo en exceso de los hidratos de carbono o carbohidratos malos el problema principal.
Cuando estamos estresados nuestro ritmo cardíaco se acelera, esto es debido a que el organismo libera adrenalina para poder mantenernos en guardia. Practicar técnicas que ayudan a desacelerar como yoga, taichí, pueden ayudarte a canalizar el estrés y a reducir los valores de tu tensión. Son técnicas que han demostrado ampliamente que conducen a relajación.  Aprende a vencer el estrés en solo 5 pasos.
Un estudio de 2013 publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology informa que el aumento de peso gestacional es un factor de riesgo para los trastornos hipertensivos durante el embarazo. De hecho, el aumento de peso en el embarazo temprano puede ser un objetivo potencial para las intervenciones dirigidas a reducir el riesgo de hipertensión.
Incluye una amplia variedad de frutas y verduras ricas en potasio a tu dieta. Los científicos generalmente coinciden en que el potasio es un complemento vital para cualquier dieta diseñada para bajar la presión arterial. Fuentes buenas de potasio incluyen guisantes, bananas, papas, tomates, jugo de naranja, frijoles(alubias,habichuelas, porotos) rojos, melón, melón dulce y pasas.

Como lo reportó ABC World News el 16 de septiembre del 2010, un cardiólogo cree que la relación entre el estrés y la hipertensión no se puede negar, aun así no recibe la atención que merece. En respuesta, el Dr. Kennedy desarrolló una técnica para aliviar el estrés que él llama "The 15 minute Heart Cure", que consiste en una serie de respiraciones y técnicas de visualización creativa que pueden hacerse en cualquier parte, en cualquier momento. La técnica se muestra en el video de arriba de ABC World News.

×