Hola muy buenas,mi nombre es María.Mi esposo padece hipertensión a niveles de 165/113 ,ha empezado a tomar regularmente medicación para tratarlo Lisinopril 10 mg y después de un par de meses y constancia parece q si le está haciendo efecto y mantiene una presión normal de 136/85 y 124/68 ,el problema es que le dan episodios terribles con mareos,temblores y siente mucho frío ….estos episodios le han dado en época de vacaciones cuando el está mucho más relajado ya que trabaja en finanzas en Wall Street,ayer no ha tomado la medicación por miedo a volver a sentirse mal…,ya que su presión está normal y quizá la pastilla de la baja aún más….,que debe hacer?,dejar de tomarla o seguir con ella?,creemos que su trabajo es el factor más importante q está afectando a su presión negativamente,debe de dejar la medicación cuando no está trabajando???,muchas gracias
Rodilla señala que, sin lugar a dudas, la piedra angular para prevenir la hipertensión arterial o reducir las cifras de presión -cuando ya se ha diagnosticado la HTA- es cambiar a un estilo de vida saludable, que incluye restringir la ingesta de sal, moderar el consumo de alcohol, reducir el contenido de grasas saturadas y colesterol y aumentar la ingesta de hortalizas, productos lácteos desnatados, fibra dietética y soluble, cereales integrales y proteínas de origen vegetal. En suma, adoptar la llamada dieta mediterránea.
Muchas gracias por participar en nuestro blog y contarnos tu caso. En los cuadros de estrés excesivo, existe todo un catálogo de alteraciones hormonales, entre las que el cortisol y la adrenalina son las más comunes. No en vano son denominadas como “las hormonas del estrés”. El exceso continuado en la segregación de adrenalina nos provoca, entre otras consecuencias, cansancio generalizado, dolor físico y fatiga, problemas de concentración y memoria, mayor irritabilidad, insomnio, etc.
El embarazo generalmente hace que la presión sanguínea descienda al final del primer trimestre y durante parte del segundo trimestre, por lo que puede ocultar temporalmente la hipertensión crónica. Si no te tomaste la presión antes de quedar embarazada, y tu primera visita prenatal no fue hasta tarde en el primer trimestre más o menos, es posible que tu hipertensión no haya sido evidente hasta la última parte del embarazo.
Utiliza la mayor cantidad posible de ajo en tus alimentos: Es un gran sustituto de los medicamentos e incluso muchos doctores lo recomiendan a sus pacientes, ya que se ha comprobado que ayuda a la buena circulación de la sangre. Es cierto que tiene un sabor que para muchos no es agradable, pero si con su uso estaremos más sanos vale la pena incorporarlo a nuestra dieta, te recomiendo que siempre que puedas lo consumas crudo, lo puedes hacer en trozos pequeños y tomarlo como tomarías una pastilla, no es necesario que lo mastiques, ya que sentirás más su desagradable sabor.
Desde que se inicia una dieta saludable hasta que se puede constatar de forma significativa una pérdida de peso, ha de pasar el tiempo necesario para que los mecanismos fisiológicos en el cuerpo humano que regulan el mantenimiento del peso habitual se adapten al nuevo equilibrio entre ingesta y consumo de calorías. “Este proceso puede durar varias semanas y requiere una dosis de paciencia y constancia que los pacientes no suelen tener, si no se les previene adecuadamente”, explica el profesor de la Universidad CEU Cardenal Herrera.
Gracias por participar. Lo primero y más importante es seguir los consejos de tu médico, ya que si tienes la presión arterial excesivamente alta entonces entiendo que estás sometida a algún tipo de proceso de control de la misma. Por lo demás, los consejos que damos en nuestro blog y redes sociales sobre aumentar el grado de autocontrol y manejar nuestro nivel de estrés adecuadamente siempre son útiles para resolver multitud de problemas asociados. Con respecto al ejercicio que comentas, como todo en la vida, con prudencia y equilibrio, en su punto justo.

Bajo los nuevos lineamientos  de la Asociación Americana del Corazón, que clasifica las lecturas de presión sanguínea sobre 130/80 mmHg como altas, casi la mitad de los adultos en los Estados Unidos viven con presión sanguínea alta (hipertensión). La condición puede llevar a complicaciones que amenacen la vida si no se atienden. Si te han diagnosticado con hipertensión, entonces es probable que estés trabajando con tu doctor y tomando medicamentos para regular tu presión sanguínea. También puedes manejar la presión sanguínea con los siguientes ajustes a tu estilo de vida. En otras palabras, puedes reducir la presión sanguínea sin medicamentos.


Estimado Doctor, soy Miguel de Lima y tengo 25 años, el dia 4 tuve una subida de presión arterial de 15/99 desde ese entonces me he quedado como nervioso, hace unos dias senti como mi nuca se me comprimia y mis piernas se ponian duras, sentia como nervios que corrian en mi cerebro, desde ese entonces mi saliva se ha quedado como espumosa, y me he quedado algo nervioso, que recomendaciones debo seguir para evitar esto. Gracias.
- controlate la presion periodicamente, es comun que durante el embarazo aumente la presion arterial y que retengas liquidos, lo cual hace subirla mas... si sos de tendencia a la presion alta controlate y consulta a tu obstetra porque podria ser peligroso durante los ultimos meses de embarazo. Mi mama tuvo un pico de presion durante el embarazo de mi hna y casi se muere, le tuvieron que hacer una cesarea de urgencia!!!

Muchas gracias por participar. En nuestro blog y redes sociales puedes encontrar continuamente consejos y pautas útiles que te pueden ayudar a mejorar tus hábitos y con ellos tu calidad de vida. En nuestro centro aplicamos protocolos específicos de control de estrés que pueden ayudarte. Estaremos encantados de atenderte si pides tu cita gratuita en el 91 770 58 85 o mediante sesiones online (más información contactando a través de info@nascia.com)
Desde Nascia, te agradecemos tu participación en nuestro Blog. Antes de nada, te recomendamos que sigas las pautas que establezca tu médico. Estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Contamos con 3 Centros en Madrid y uno en Jaén.

Cada paciente hipertenso y sus familiares necesitan saber cómo reducir la presión sin medicamentos. Esto es necesario para aliviar la condición en casos de emergencia, si no hay medicamentos disponibles o si un medicamento nuevo no ha ayudado. Un fuerte aumento en el nivel de la presión arterial se puede desencadenar por una experiencia emocional, malas noticias, un salto brusco en el azúcar en la sangre e incluso una nutrición inadecuada.


Gracias por contactar. Estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Contamos con 3 Centros en Madrid, uno en Jaén y uno en Guipúzcoa.
Según la Asociación Americana del Embarazo, la hipertensión afecta aproximadamente del 6 al 8 % de las embarazadas. Si tu presión arterial excede los 140 mm Hg de presión sistólica (el número más alto) o 90 mm Hg de presión diastólica (el número más bajo), entonces sufres de presión arterial alta, o hipertensión. Algunos factores de riesgo de la hipertensión relacionado al embarazo son el sobrepeso, haber tenido hipertensión antes del embarazo, embarazo múltiple, alguna enfermedad crónica o una dieta deficiente (dietas con un alto consumo de sal y grasas). Como la hipertensión lleva a complicaciones (bebés de bajo peso, problemas renales, nacimientos prematuros y preeclampsia), debes tomar los pasos para bajar la presión arterial alta durante el embarazo.[1]

Gracias por contactar. Puedes seguir todos los consejos útiles que proporcionamos en nuestro blog y en redes sociales, de cara a conseguir conocer técnicas y herramientas prácticas que te pueden ayudar a superar tu problema. Asimismo, te recomendamos acudir a un profesional y si así lo consideras, estaremos encantados de atenderte en nuestros centros de Madrid o Andalucía. Infórmate gratis y sin compromiso en el 91 700 58 85.
Tenéis que licuar el limón entero con todo, la cáscara y el perejil. Toma un un vaso en ayunas. El perejil y el limón son diuréticos naturales, que son sustancias que nos ayudan a eliminar los líquidos retenidos que muchas veces son causantes de la presión alta. Otra manera de poder beneficiarse del limón es exprimiendo el zumo de limón en una taza de agua un poco caliente o tibia y tomarla en ayunas.
Hola…Mi madre una mujer de 48 años ha sufrido episodios de hipertensión de 256/116..tiene un mes probando distintos tratamientos de distintos especialistas se la controlan por momentos días pero siempre vuelve a recaer. Mi pregunta es sobre ¿Cuánto, en cifras de hipertensión, puede resistir su organismo? ¿qué posibles causas pueden estar afectándole a parte de su Diabetes tipo II q esta compensada? ¿Qué opciones a parte de sus medicamentos nos queda para ayudarla? Nos ayudan por favor, sus hijas.
Muchas gracias por participar en nuestro blog y contarnos tu caso. En los cuadros de estrés excesivo, existe todo un catálogo de alteraciones hormonales, entre las que el cortisol y la adrenalina son las más comunes. No en vano son denominadas como “las hormonas del estrés”. El exceso continuado en la segregación de adrenalina nos provoca, entre otras consecuencias, cansancio generalizado, dolor físico y fatiga, problemas de concentración y memoria, mayor irritabilidad, insomnio, etc.
Dieta balanceada, conteniendo vegetales, legumbres, fruta, cereales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y aceite de oliva. La dieta mediterránea demostró en varios estudios una disminución de eventos cardiovasculares y muerte, y a los cinco años, un 29 por ciento de reducción del riesgo cardiovascular en comparación con la dieta baja en grasas, y un 39 por ciento de reducción de ictus.
Para nuestro organismo es sano cierto cambio de presión a la hora de realizar algunas actividades. El problema viene cuando el cuerpo no logra controlar los picos de presión y esta permanece alta por un tiempo mayor de lo necesario. En estos casos se pueden producir lesiones en nuestros órganos. El corazón, los riñones y el cerebro son algunos de los que pueden salir más mal parados.

Si es posible, evita usar betabloqueantes para tratar la presión arterial (como pueden ser las pastillas Atenolol, Metropol o Seloken). Son menos efectivos y causan más efectos secundarios (como disminución de la potencia, fatiga y ganancia de peso). Estos medicamentos pueden, sin embargo, funcionar en el caso de enfermedades cardíacas (como una angina).
Hola,soy una mujer de 47 (que parece de 30) años, de un peso moderado y un estilo de vida tranquilo y actitud juvenil. Troto de 3 a 4 veces a la semana y soy feliz. Aun asi tengo una presion un poco mas alto de lo normal por ejemplo hoy 149/90. No quisiera medicarme, va a ser mi ultima opcion despues de tartar todos los metodos naturales. Que me recomienda?, tampoco quisiera perjudicar mi Sistema…Saludos
“Es importante recordarles a todos los profesionales de la salud que debemos armarnos con todas las herramientas del arsenal”, dijo. “Eso incluye medicamentos y procedimientos, por supuesto, pero realmente necesitamos aprender más sobre medicina de estilo de vida, y muchas de esas brechas que se crean durante nuestro entrenamiento, realmente necesitamos pasar tiempo llenando para que tengamos las herramientas disponibles para tratar enfermedades”. mejor, y más barato, para el caso “.
Si tiene menos de 37 semanas de embarazo, su proveedor de salud vigilará de cerca a usted y a su bebé. Esto incluye tomarle pruebas de sangre y orina. El monitoreo del bebé a menudo implica ultrasonido, control de la frecuencia cardíaca y del crecimiento del bebé. Es posible que necesite tomar medicamentos para controlar la presión arterial y prevenir convulsiones. Algunas mujeres también reciben inyecciones de corticoides para ayudar a que los pulmones del bebé maduren más rápido. Si la preeclampsia es grave, es posible que su proveedor desee que el bebé nazca más temprano.
El azúcar y los carbohidratos refinados están presentes en una gran cantidad de alimentos, especialmente los procesados, como la bollería industrial, y los precocinados, y su consumo excesivo puede provocar diabetes y obesidad, enfermedades que en la mayoría de casos derivan en hipertensión. Cuando tomamos algo que contiene azúcar, ésta pasa al torrente sanguíneo de una manera muy rápida, y a su vez se reduce la cantidad de óxido nítrico, un compuesto que dilata las venas y las arterias, por lo que la presión arterial aumenta.
Quitar la sal es casi lo primero que suele recomendar el médico. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos.

No sabemos cómo prevenir la hipertensión gestacional. Pero si usted tiene sobrepeso o es obesa, lograr un peso saludable antes del embarazo puede reducir sus probabilidades de tener este problema. Mientras que la hipertensión gestacional desaparece después del nacimiento del bebé, usted tiene más probabilidades de desarrollar hipertensión más adelante en su vida. Comer alimentos sanos, mantenerse active y lograr un peso sano después del embarazo pueden ayudar a prevenir la alta presión arterial en el futuro.
Las consultas regularles con el médico también son claves para controlar tu presión arterial. Si tu presión arterial está bien controlada, consulta al médico respecto de con qué frecuencia debes controlarla. El médico puede sugerir controlarla diariamente o con menor frecuencia. Si cambias tus medicamentos u otros tratamientos, el médico puede recomendarte que controles tu presión arterial dos semanas después de los cambios de tratamiento y una semana antes de tu próximo turno.
×