Hola señor Pablo, soy un joven de 30 años, desde pequeño como a los 12 años, siempre he sufrido de ansiedad , ataques de pánico entre otros trastornos emocionales, hace 3 años descubrí que sufro de hipertensión , nunca lo supe, me di cuenta que la padecía porque me daban muchos vértigos y me asustaba, y al ir al médico me dijeron que sufría de hipertensión, yo sé que esta hipertensión la desarrollé por la ansiedad y eso me tiene devastado, y desesperanzado, me estoy atendiendo con una médico psiquiatra para tratar la ansiedad generalizada y ver así Di mi presión puede mejorar. Usted piensa que tratando mis problemas emocionales podría yo mejorar mi presión sanguínea? Espero su respuesta.

“Es importante recordarles a todos los profesionales de la salud que debemos armarnos con todas las herramientas del arsenal”, dijo. “Eso incluye medicamentos y procedimientos, por supuesto, pero realmente necesitamos aprender más sobre medicina de estilo de vida, y muchas de esas brechas que se crean durante nuestro entrenamiento, realmente necesitamos pasar tiempo llenando para que tengamos las herramientas disponibles para tratar enfermedades”. mejor, y más barato, para el caso “.
Si tus circunstancias te lo permiten, no pierdas ni una hora de sueño. Cuando duermes, tu presión baja ya que el corazón se relaja. Es más, según los investigadores de la Universidad de Chicago (EE. UU.) el riesgo de hipertensión puede aumentar un 37% si se duerme una hora menos de lo que se debería, durante cinco años seguidos. Algo similar les sucede a las personas que sufren apnea del sueño, su riesgo de hipertensión aumenta un 30%. 
Si vas a la consulta https://tinyurl.com/RemediosparaHiperten... con el médico, seguro que te mide la presión arterial y, según los resultados, te indica si tienes algún problema, debes consumir un medicamento o seguir una dieta, por ejemplo. Muchas personas tienen un tensiómetro (aparato para medir la presión) en casa. Si bien es algo necesario, a veces no sabemos qué significa cada valor que ofrece la pantalla.
Sin embargo, una de cada cuatro mujeres con hipertensión gestacional desarrollan preeclampsia durante el embarazo o parto, o poco después de dar a luz. Tus posibilidades de tener preeclampsia son del cincuenta por ciento si desarrollas hipertensión gestacional antes de las 30 semanas. Tener hipertensión gestacional también supone más riesgo de tener otra serie de complicaciones del embarazo, incluyendo retardo del crecimiento uterino, nacimiento prematuro, placenta abrupta o un bebé que puede nacer sin vida. Debido a estos riesgos, tu doctor te vigilará, así como a tu bebé, muy de cerca.
La información proviene de un informe que evaluó 110 estudios sobre estos medicamentos. La revisión fue efectuada por un equipo investigador en la Duke University (Universidad de Duke) y financiado por la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica, AHRQ por su sigla en inglés), organismo de investigación del gobierno federal. Usted puede leer el informe detallado en www.effectivehealthcare.ahrq.gov/acearbhbp.cfm (disponible sólo en inglés).
Si concretamos sobre la prevalencia, “la hipertensión arterial en adultos afecta a alrededor del 30 o 45 por ciento de la población. Es más común en edad avanzada (llegando a más del 60 por ciento en personas con más de 60 años). La HTA fue el líder global en contribuir a la muerte súbita con casi 10 millones de muertes en 2015”, puntualiza Antonio Castro Fernández, responsable del Área de Cardiología del Hospital Vithas Nisa Sevilla y presidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología (SAC).
Yoga, taichí, etc., son técnicas de relajación. Elige la que más vaya contigo, porque realmente pueden ayudarte a canalizar el estrés y a reducir los valores de tu tensión. Y es que cuando estamos estresados nuestro ritmo cardíaco se acelera, ya que nuestro cuerpo libera adrenalina para mantenernos en guardia. Aprende a vencer el estrés en solo 5 pasos.
Idealmente, usted debería obtener su vitamina D a través de la exposición al sol o bien mediante una cama de bronceado segura, sin embargo también puede utilizar suplementos orales de vitamina D3. Por favor NO permita que su médico le dé una “receta” para vitamina D. Eso es vitamina D2, que es sintética, y no tan benéfica como la vitamina D real, que es la vitamina D3 (colecalciferol).
La hipertensión gestacional es una condición que puede desarrollarse durante el embarazo, especialmente en aquellas mujeres con presión arterial alta, antecedentes de preclampsia familiares o personales, obesidad, embarazos múltiples o determinadas condiciones como la diabetes o la artritis. Si has sido diagnosticada con tensión alta debes tomar en cuenta algunas medidas para mantenerte saludable durante la gestación. En unComo.com te damos algunos consejos para que descubras cómo bajar la presión arterial alta en el embarazo.
Frente a lo anterior, es imprescindible contar con hacks esenciales que nos permitan regular la presión de formas más orgánicas. Es decir, que nos ayuden a sortear la existencia sin tener que acudir a sustancias externas. Estos consejos funcionan mucho mejor si los combinas con una dieta balanceada que no incluya comidas procesadas, harinas refinadas o lácteos, y si evitas a toda costa los cigarrillos.
Cordial saludo Doctor, mi problema es que estoy controlada con metropolol de 100mg y losartan de 100mg, y sufro de cuadro de ansiedad (fluozetina) y cuando se me dispara de un momento a otro la ansiedad siento ahogo palpitaciones mareo miedo y la tensión se eleva a 160/100, me hago inmediatamente aromática para los nervios y poco a poco me va bajando, pero este me deprime. Qué mas hago? estoy en los 44 años y creo que a esto se suma los cambios hormonales.
Pero ¿qué sucede si ya tenemos problemas de tensión? Por norma general, es más común saber cómo actuar ante una bajada de presión o un desmayo. En este caso hay que tumbar a la persona boca arriba, levantarle las piernas, aliviar las zonas de presión de la ropa para facilitar la respiración y oxigenación y una vez que recupera la consciencia darle azúcar.

Llame a mi Psiquiatras y me comento que me tomara una pastilla de Lozam, a lo cual procedí hacer y poco a poco fue normalizando mi presión, ya que cada vez que la toma subía y subía hasta llegar a 181/100, y después de unos pocos minutos fue bajando 160/99, 150/100, hasta llegar a 120/80, cabe mencionar que no me se acelero mucho el corazón pues al tomar la presión si a lo mucho andaba en 110 o 115
La presión arterial generalmente aumenta a medida que el peso también lo hace. Perder apenas 10 libras (4,5 kilogramos) puede servir para reducir la presión arterial. De manera general, mientras más peso se pierde, más desciende la presión arterial. Perder peso también potencializa la acción de los medicamentos antihipertensivos. Usted y el médico pueden conjuntamente determinar el peso objetivo suyo y la mejor manera de alcanzarlo.
×