holaaa doctor mire estoy preocupada mi papa lleva 5 dias muy malo con presion alta se me desvanecio y lo lleve a urgencias solo le bajaron la presion pues la tenia a 24o 150 pero el se siente muy mal de hecho se le adormecio la mitad de su cuerpo y todo la lengua ya lo lleve a varios doctores y el sigue igual dijame que hago por favor me urge saber
Si no estás conforme con las prescripciones de tu médico, o tienes dudas sobre los efectos secundarios que las mismas puedan tener, nuestra recomendación es que consultes con otro profesional de manera presencial, ya que solo mediante el estudio de todas las pruebas y en su caso, la realización de pruebas adicionales, puede justificarse la adopción de un tratamiento farmacológico.
Gracias por contactar y participar en nuestro blog. Nuestro primer consejo es que acudas a tu médico ya que en las subidas o bajadas de tensión pueden influir múltiples factores. Estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones.
Mientras que la hipertensión puede afectar a cualquier persona, las mujeres embarazadas están en un riesgo creciente. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, un número creciente de mujeres embarazadas en los Estados Unidos sufren de hipertensión. De hecho, según la asociación americana del embarazo, la tensión arterial alta afecta cerca de 6 a 8 por ciento de mujeres embarazadas.
Si tu presión arterial está extrañamente alta, tendrás que bajarla tan rápido como sea posible. Hay maneras de hacer esto utilizando nada más que una dieta y un estilo de vida, pero si ya enfrentas la hipertensión, es posible que tu mejor opción sea que tu doctor te prescriba un medicamento. Aquí encontrarás lo que necesitas saber sobre las opciones disponibles para ti.
Tu proveedor de atención médica podría sugerirte inducir el trabajo de parto antes de la fecha de parto prevista para evitar complicaciones. El momento de la inducción se determinará en función de cuán bien controlada esté la presión arterial, si tienes una lesión orgánica terminal y si tu bebé tiene complicaciones, como restricción del crecimiento intrauterino debido a la hipertensión.
La presión alta puede acarrerar muchísimos problemas de salud; poco a poco podría ir deteriorando tu cuerpo y hasta podría manifestarse en un paro cardíaco, enfermedad de los riñones o hasta complicaciones con la vista. La presión alta hará que tu cuerpo trabaje más para mover la sangre en tu cuerpo y alimentar tus órganos y músculos, así que te sentirás cansada todos los días.
La Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) informa que, aunque el estrés no causa enfermedades del corazón, es un contribuyente importante a la presión arterial más alta y a niveles reducidos de bienestar general. Reducir el estrés es una manera eficaz de bajar la presión arterial y aumentar tu bienestar general. Trata de reducir el estrés mediante la evaluación de tus prioridades y elimina aquellas actividades que te traigan mucha presion. Incluye a tu rutina actividades relajantes como el yoga, e incluso la meditación.

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en Ingles), así como la mayoría de los cardiólogos recomiendan lo que se llama la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), que es un plan de alimentación flexible pero equilibrado que se basa en estudios patrocinados por el NHLBI. El plan se enfoca en consumir verduras, frutas, productos lácteos sin grasa y bajos en grasa, granos enteros, pescado, aves y frijoles y limitar el sodio, dulces, bebidas azucaradas y carnes rojas. Con una dieta que no implica “alimentos especiales” y es relativamente fácil de seguir, puede ayudarte a perder unas cuantas libras, así como reducir tu presión arterial.

El colesterol es una sustancia grasa que se va acumulando en las arterias dificultando el paso de la sangre, lo que puede derivar en hipertensión. Además, las personas con una presión arterial elevada suelen tener niveles altos de colesterol LDL (el ‘malo’) y menores del HDL (el ‘bueno’) en comparación con aquellas con una presión arterial normal. Para mantener sus niveles a raya lo mejor es llevar una dieta variada, baja en grasas saturadas y rica en fibra, y practicar ejercicio de manera habitual.
El chocolate como medicamento para la presión arterial; ¡qué excelente idea! Pero realmente sí puede ayudar. El chocolate negro es rico en flavonoides, compuestos naturales que causan la dilatación de los vasos sanguíneos, dijeron investigadores de Harvard que analizaron 24 estudios de chocolate. Cuanto mayor sea el contenido de cacao, mejor es para tu salud. Busca las barras de chocolate negro que dicen que contienen 70% de cacao. 

Al prestar atención a tu presión arterial y la frecuencia cardíaca harás una especie de seguimiento de tu salud y podrás determinar si una comida, un fármaco o una situación en particular te hacen aumentar o reducir los niveles. Los médicos aconsejan a los pacientes llevar una especie de cuaderno o libreta con las mediciones hechas a diario o cada varios días para poder detectar alguna anomalía o problema cardíaco


La dieta juega un papel importante en la conformación de tu salud. Los hipertensos debéis seguir una dieta estricta sin de sal (más bien, sin sodio). El consumo diario de sodio debe ser inferior a 1.500 mg. Incluye en tus comidas alimentos frescos y no procesados, como verduras de hoja verde, cítricos, cereales integrales, brotes, frutos secos, legumbres y pescados de agua fría como el salmón y el atún. Todo debe ser cocinado en aceite de oliva, ya que es un medio de bajo contenido en grasa. Evita la cafeína, el exceso de azúcares, las comidas rápidas, las grasas animales, la salsa de soja, el queso y otras cosas de este tipo que tienen alta cantidad de calorías.
Te recomendamos seguir los consejos del médico de tu marido, ya que es él el que tiene toda la información y conoce suficientemente su caso. Te recomendamos seguir nuestro blog y redes sociales, donde encontrarás consejos y pautas prácticas y útiles para controlar el estrés y conocer los mejores hábitos para el control de la hipertensión. No es tanto realizar ejercicio en un momento concreto como cambiar de hábitos y llevar una vida saludable, además de por supuesto seguir las recomendaciones médicas en cuanto a la prescripción de medicación.
Al contrario que múltiples páginas en las que se aconseja sin ton ni son y de manera poco profesional, nuestra página pretende informar, divulgar y ayudar a encontrar consejos prácticos, pautas saludables y recomendaciones generales para mejorar el bienestar y la calidad de vida de nuestros lectores, sin por supuesto en ningún caso poder sustituir la opinión de un profesional y mucho menos entrar en detalles sobre tratamientos alternativos, prescripciones, medicamentos, contraindicaciones o similares.
El alcohol puede ser bueno y malo para la salud. En cantidades pequeñas, puede disminuir la presión arterial en 2 a 4 mm Hg; sin embargo, ese efecto protector se pierde cuando se bebe en exceso, lo que generalmente significa más de una bebida diaria para las mujeres y hombres mayores de 65 años, o más de dos bebidas diarias para los hombres de 65 años o menos. Por otro lado, si usted normalmente no consume alcohol, no debe empezar a hacerlo como un medio de reducir la presión arterial porque los posibles daños del consumo de alcohol superan las ventajas.
×