Gracias por participar. El mejor consejo que te podemos dar desde la distancia es que consultes a tu médico para que pueda realizar un seguimiento adecuado de las circunstancias de tu madre. Asimismo, el cambio de hábitos y seguir los consejos que puedes encontrar en nuestros posts y redes sociales pueden ayudarle a complementar el tratamiento que el profesional médico deba prescribirle.
Bajo los nuevos lineamientos  de la Asociación Americana del Corazón, que clasifica las lecturas de presión sanguínea sobre 130/80 mmHg como altas, casi la mitad de los adultos en los Estados Unidos viven con presión sanguínea alta (hipertensión). La condición puede llevar a complicaciones que amenacen la vida si no se atienden. Si te han diagnosticado con hipertensión, entonces es probable que estés trabajando con tu doctor y tomando medicamentos para regular tu presión sanguínea. También puedes manejar la presión sanguínea con los siguientes ajustes a tu estilo de vida. En otras palabras, puedes reducir la presión sanguínea sin medicamentos.
Estaremos encantados de atenderte en cualquiera de nuestros centros. Puedes pedir tu cita gratuita en el teléfono 91 770 58 85. Recuerda seguirnos en nuestro blog y redes sociales para encontrar pautas saludables y consejos para manejar los problemas del día a día. poder tener a mano los consejos más prácticos para cambiar tus hábitos y controlar tu estrés.

El 32% de los que usaron relajación pudieron eliminar un medicamento antihipertensivoPero éstos tienen efectos secundarios y el proceso hasta dar con el tratamiento óptimo suele llevar un tiempo considerable. Por eso las técnicas de relajación corporal y mental son una buen aliado. Sólo suponen unos pocos minutos y utilizadas a diario pueden ayudar a reducir la presión sanguínea sistólica, la que indica la cifra más alta en la lectura de la tensión.


Una de las mejores maneras de bajar la presión arterial por un largo período de tiempo es bajar de peso. La presión aumenta usualmente cuando se aumenta de peso, y perder tan solo 4,5 kilos (10 libras) puede disminuir tu presión arterial significativamente. Se debe llegar a perder peso saludablemente con una dieta sana y con un incremento en los niveles de ejercicio.
Tendrás que ver al doctor con frecuencia para que éste pueda vigilar tu presión sanguínea, comprobar si tienes proteína en la orina y observar cualquier tipo de cambio. Además, se vigilará al bebé con perfiles biofísicos semanales o quincenales y pruebas no estresantes (NST). También te harán ecografías cada tres semanas más o menos para ver cómo está creciendo el bebé.
Prueba con la respiración controlada. Las técnicas de respiración, tales como la respiración diafragmática, puede ayudar a calmar el cuerpo y la mente, y calmar el estrés. Además, al usar el diafragma (el músculo ubicado en la base de los pulmones) harás que tu respiración sea más potente y reducirá el esfuerzo de los demás músculos del cuello y del pecho.[7]

El peso es un factor que puede hacer que nuestra presión arterial aumente. Si sobrepasas el peso estipulado como saludable según tu índice de masa corporal, inmediatamente te conviertes en un candidato con posibilidades de sufrir hipertensión. Es por esto que siempre es una buena idea conocer cuál es nuestro índice de masa corporal para conocer en qué medida nuestro peso debe preocuparnos.

Bajo los nuevos lineamientos  de la Asociación Americana del Corazón, que clasifica las lecturas de presión sanguínea sobre 130/80 mmHg como altas, casi la mitad de los adultos en los Estados Unidos viven con presión sanguínea alta (hipertensión). La condición puede llevar a complicaciones que amenacen la vida si no se atienden. Si te han diagnosticado con hipertensión, entonces es probable que estés trabajando con tu doctor y tomando medicamentos para regular tu presión sanguínea. También puedes manejar la presión sanguínea con los siguientes ajustes a tu estilo de vida. En otras palabras, puedes reducir la presión sanguínea sin medicamentos.
Un licuado con un limón y perejil: Para este licuado solamente deberás asegurarte de que el limón este bien limpio y además muy fresco, su cascará debe estar suave, por ello es importante que se encuentre fresco, de igual manera el perejil debe estar fresco y limpio, cuando los dos ingredientes estén listos deposítalos en tu licuadora con un vaso de agua, el limón deberá incluir su piel a la hora de licuarlo, bebe un vaso de este licuado en las primeras horas de la mañana, preferentemente antes de desayunar.
El alcohol puede ser bueno y al mismo tiempo malo para tu salud. Si bebes alcohol solo con moderación, generalmente una bebida por día para las mujeres o dos por día para los hombres, puedes reducir potencialmente tu presión arterial en aproximadamente 4 mm Hg. Una bebida equivale a 12 onzas (355 mililitros) de cerveza, 5 onzas (148 mililitros) de vino y 1.5 onzas (44 mililitros) de licor con una graduación alcohólica del 40 %.
×