La presión arterial habitual de una mujer suele mantenerse durante su embarazo; no tiene por qué aumentar. Es más, hacia la mitad del embarazo acostumbra a darse una ligera disminución, que más adelante se recupera. Sin embargo, hay una diferencia: en el embarazo, la presión arterial puede verse influida por los estados emocionales porque se vuelve más sensible a la acción de las hormonas. Por ejemplo, es más fácil que ocurra un desmayo (un síncope vasovagal). También es más fácil tener presiones arteriales demasiado altas o demasiado bajas por motivos meramente emocionales, además de por la acción de la placenta, que tiene la capacidad de regular la tensión de la mujer embarazada en función de las necesidades del bebé.
Tal y como te contestamos en nuestra respuesta, este es un medio muy limitado para emitir consejos y prescripciones, por lo que te remitíamos a tu médico especialista para consultas como las que planteabas, que ni debemos ni podemos realizar sin una adecuada evaluación y conocimiento del caso concreto, que en ningún caso puede darse por medio de internet, como podrás entender.
- controlate la presion periodicamente, es comun que durante el embarazo aumente la presion arterial y que retengas liquidos, lo cual hace subirla mas... si sos de tendencia a la presion alta controlate y consulta a tu obstetra porque podria ser peligroso durante los ultimos meses de embarazo. Mi mama tuvo un pico de presion durante el embarazo de mi hna y casi se muere, le tuvieron que hacer una cesarea de urgencia!!!
La hipertensión arterial es un problema grave durante el embarazo, especialmente para las mujeres que tienen hipertensión crónica. La hipertensión crónica se refiere a la presión arterial alta, que ya está presente antes del embarazo. También incluye presión arterial alta que se desarrolla antes de las 20 semanas de embarazo, o dura más de 12 semanas después del parto.
Debido a que la alta presión puede afectar el flujo de sangre a la placenta, si te diagnostican hipertensión gestacional, el doctor pedirá que te hagan una ecografía (ultrasonido) para asegurarse de que el bebé está creciendo bien y ver si tienes una cantidad normal de fluido amniótico. También puede pedir que hagan un perfil biofísico (BPP) del bebé al mismo tiempo para comprobar que está bien. Y en ciertos casos, es posible que pida una ecografía Doppler para comprobar el fluido de sangre a tu bebé.
Los diabéticos a menudo tienen recomendaciones menores para la presión arterial, el máximo valor normal es de 130/80-85. Sin embargo, es cuestionable si es buena idea medicar para bajar los niveles de presión arterial a esos valores. Los diabéticos pueden probablemente mantenerse aproximadamente en el mismo límite superior que la gente con enfermedad cardíaca: 140-90 (según nuevos estudios y comentarios de expertos, además de la última recomendación de la Sociedad Americana de Diabetes, ADA).
La hipertensión es una enfermedad del sistema cardiovascular, que se manifiesta en un estrechamiento agudo de los vasos sanguíneos, una anormalidad de su elasticidad y, como consecuencia, un aumento en la presión arterial, es decir, la presión que ejerce la sangre al pasar dentro de las arterias. Exteriormente, esto se manifiesta en enrojecimiento de las mejillas, dolores de cabeza, náuseas.
Entre algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos que puedes intentar hacer para reducir la presión arterial se incluyen: caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o bailar. También puedes probar con el entrenamiento por intervalos de alta intensidad, en el cual se alternan períodos breves de actividad intensa con períodos posteriores de recuperación de actividad más ligera. El entrenamiento de fuerza también puede ayudar a reducir la presión arterial. Intenta incluir ejercicios de entrenamiento de fuerza al menos dos días a la semana. Habla con tu médico acerca de cómo elaborar un programa de ejercicios.
×