Hipertensión crónica: Es la presión arterial alta que comienza antes de la semana 20 del embarazo o antes de quedar embarazada. Algunas mujeres pueden haberla tenido antes de quedar embarazadas, pero no lo supieron hasta que chequearse la presión arterial en su visita prenatal. A veces, la hipertensión crónica también puede terminar en preeclampsia
Ya que a menudo la presión arterial alta pasa desapercibida, es frecuente vivir con ella sin darse cuenta durante algún tiempo. Y puesto que es un factor de riesgo, puede ser sensato comprobar la presión arterial cada pocos años, incluso si te sientes sano en general. Este consejo va dirigido especialmente a personas de mediana edad o mayores, ya que la hipertensión es más común con la edad.
Gracias por participar. Como bien sabes, uno de los síntomas que aparece en muchos casos de hipertiroidismo es precisamente la lectura de presión arterial alta. Sin embargo, es una enfermedad que hoy en día es tratable y que por lo general es curable. En cualquier caso, te vendría bien seguir unos hábitos de vida saludables y tener controlado el colesterol, que a su vez muchas veces está directamente ligado al nivel de estrés y ansiedad.
Tu proveedor de atención médica podría sugerirte inducir el trabajo de parto antes de la fecha de parto prevista para evitar complicaciones. El momento de la inducción se determinará en función de cuán bien controlada esté la presión arterial, si tienes una lesión orgánica terminal y si tu bebé tiene complicaciones, como restricción del crecimiento intrauterino debido a la hipertensión.
Importantísimo. Trata de aliviar la tensión. Cuando te alteras, tu cuerpo tiende a producir adrenalina, una hormona que acelera los latidos del corazón, aumenta la tensión muscular y contrae los vasos sanguíneos. ¿Sabes lo que son “las alertas del estrés”? Si estas condiciones se desbordan, experimentarás una presión arterial alta. Puedes aliviar esta tensión mediante la práctica de ejercicios para control de estrés, respiración, relajación muscular y paseos frecuentes. Dormir bien o darte un masaje también ayudan.
Cada cigarrillo que fumas reduce tu presión arterial durante varios minutos después de terminarlo. Dejar de fumar ayuda a que la presión arterial vuelva a la normalidad. Dejar de fumar puede reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca y mejorar tu salud en general. Las personas que dejan de fumar pueden vivir más tiempo que aquellas que nunca lo hacen.
×