Mientras que la hipertensión puede afectar a cualquier persona, las mujeres embarazadas están en un riesgo creciente. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, un número creciente de mujeres embarazadas en los Estados Unidos sufren de hipertensión. De hecho, según la asociación americana del embarazo, la tensión arterial alta afecta cerca de 6 a 8 por ciento de mujeres embarazadas.
Lo ideal es que la mujer conozca sus valores habituales antes de quedarse embarazada, si es normal o tiene tendencia a tensión baja o alta. En el primer trimestre la tensión suele bajar ligeramente debido a los cambios fisiológicos que se producen en el embarazo, pues el sistema circulatorio debe acostumbrarse a un mayor volumen de sangre circulando por las venas. Pero más o menos a partir del cuarto mes la tensión va aumentando hasta llegar a alcanzar en el tercer trimestre las cifras que se tenían antes del embarazo.

Bajo los nuevos lineamientos  de la Asociación Americana del Corazón, que clasifica las lecturas de presión sanguínea sobre 130/80 mmHg como altas, casi la mitad de los adultos en los Estados Unidos viven con presión sanguínea alta (hipertensión). La condición puede llevar a complicaciones que amenacen la vida si no se atienden. Si te han diagnosticado con hipertensión, entonces es probable que estés trabajando con tu doctor y tomando medicamentos para regular tu presión sanguínea. También puedes manejar la presión sanguínea con los siguientes ajustes a tu estilo de vida. En otras palabras, puedes reducir la presión sanguínea sin medicamentos.
Gracias por participar. El mejor consejo que te podemos dar desde la distancia es que consultes a tu médico para que pueda realizar un seguimiento adecuado de las circunstancias de tu madre. Asimismo, el cambio de hábitos y seguir los consejos que puedes encontrar en nuestros posts y redes sociales pueden ayudarle a complementar el tratamiento que el profesional médico deba prescribirle.
Considera una dieta baja en sodio, sal y otros aditivos. Si bien el sodio ayuda a regular los procesos eléctricos en los nervios y los músculos, pero el exceso retiene los líquidos provocando que la sangre tenga mayor volumen –facilitando el desarrollo de la presión alta–. Se debe tomar en cuenta las etiquetas, comprar alimentos sin sal, bajos en sal o sodio y cocinar sin sal; comidas procesadas, preparadas, enlatadas o embotelladas, como las carnes, pepinillos, sopas, tocino, jamón, salchichas, etcétera. Otros productos procesados son los que contienen glutamato monosódico y carbohidratos blancos, tales como mostaza preparada, salsa mexicana, salsa picante, salsa de soya, ketchup, salsa barbicue, panes, bebidas azucaradas, grasas dietéticas, entre otras.
El yoga prenatal es una de las mejores maneras de mantener su nivel de estrés bajo control. El estrés puede causar presión arterial elevada, independientemente de si está embarazada. Al mismo tiempo, el estrés durante el embarazo se ha relacionado con el nacimiento prematuro, bajo peso al nacer y un mayor desarrollo y problemas de comportamiento en el niño.
Para combatir el estrés, se recomienda practicar actividad física, actividades como meditación y yoga, además de estimular viajes y encuentros sociales, por ejemplo, que ayudan a regular los sentimientos y controlar los niveles de hormonas en el cuerpo. En casos intensos, también se recomienda buscar ayuda profesional, a través de psicoterapia y consultas con psiquiatría.
Si concretamos sobre la prevalencia, “la hipertensión arterial en adultos afecta a alrededor del 30 o 45 por ciento de la población. Es más común en edad avanzada (llegando a más del 60 por ciento en personas con más de 60 años). La HTA fue el líder global en contribuir a la muerte súbita con casi 10 millones de muertes en 2015”, puntualiza Antonio Castro Fernández, responsable del Área de Cardiología del Hospital Vithas Nisa Sevilla y presidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología (SAC).
Cuando te miden la presión arterial, los sanitarios obtienen dos cifras: la presión durante el latido (sistólica o máxima) y la presión entre latido y latido (diastólica o mínima). Así, la hipertensión arterial es la presión excesiva dentro de las arterias, cuando la sistólica es mayor de 140 mmHg (milímetros de mercurio) o la diastólica mayor de 90.
La presión arterial generalmente aumenta a medida que el peso también lo hace. Perder unos 4,5 kilogramos puede servir para reducir la presión arterial. De manera general, mientras más peso se pierde, más desciende la presión arterial. Perder peso también potencia la acción de los medicamentos antihipertensivos. Aparte de perder peso también se aconseja vigilar el tamaño de la cintura. Cuando hay mucho peso distribuido alrededor de la cintura, se corre más riesgo de sufrir hipertensión.
El médico diagnostica la hipertensión si hay una tendencia a un aumento regular de la presión arterial a un nivel superior a 139/89 mm Hg. Si la hipertensión se vuelve crónica, el médico prescribe una ingesta sistemática de ciertos medicamentos y un control diario de la presión. La peculiaridad de esta patología es que los medicamentos se toman de por vida. En el período de las exacerbaciones, en la primavera y en el otoño.

Muchas veces al tener nuestros primeros síntomas de presión arterial alta lo primero que hacemos es acudir a medicamentos, que si bien es cierto nos ayudarán a controlar los niveles de la presión también nos pueden llevar a desarrollar otros problemas de salud, esto no sucede si decidimos comenzar con una alimentación saludable y colaborando con nuestra salud al mantenernos en movimiento, el sedentarismo es un desencadenante de muchas enfermedades, por ello es importante que lo evitemos. Ahora les traemos unos trucos para bajar la tensión arterial con el uso de algunos alimentos.


Algunas mujeres tienen alta presión arterial antes de quedar embarazada. Otras desarrollan alta presión arterial por primera vez durante el embarazo. Alrededor de 8 de cada 100 mujeres (8 por ciento) tienen algún tipo de alta presión arterial durante el embarazo. Si usted tiene alta presión arterial, hable con su profesional de la salud. Tener su presión arterial bajo control puede ayudarla a tener un embarazo sano y un bebé sano.

Prueba con la respiración controlada. Las técnicas de respiración, tales como la respiración diafragmática, puede ayudar a calmar el cuerpo y la mente, y calmar el estrés. Además, al usar el diafragma (el músculo ubicado en la base de los pulmones) harás que tu respiración sea más potente y reducirá el esfuerzo de los demás músculos del cuello y del pecho.[7]


Ando uno 45 a 55 minutos a buen paso (~120 pasos minuto) a la vuelta tengo entre 11 y 12 . La la diastolica NO. suele subir por encima de 8’50. Por ello solo me refiero a la sistolica. A lo largo del dia baja más. (Incluso a 9).¿puede ser el efecto de levantarme lo que hace que me suba? Esta noche me puse una almohada para mantenerme de costado. Me he levantado relajadisimo pero al tomarme la tension ha dado más (17,3) a los 15 minutos estaba en 16,9 y a la hora y media ( despues de andar 50 minutos) estaba en 12,2. Gracias anticipadas
El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en Ingles), así como la mayoría de los cardiólogos recomiendan lo que se llama la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), que es un plan de alimentación flexible pero equilibrado que se basa en estudios patrocinados por el NHLBI. El plan se enfoca en consumir verduras, frutas, productos lácteos sin grasa y bajos en grasa, granos enteros, pescado, aves y frijoles y limitar el sodio, dulces, bebidas azucaradas y carnes rojas. Con una dieta que no implica “alimentos especiales” y es relativamente fácil de seguir, puede ayudarte a perder unas cuantas libras, así como reducir tu presión arterial.
tengo una hija de 7 años de edad que le descubrieron que tiene la presion alta hace 20 días le medicaron lo siguiente: Enalapril 5mg media pastilla cada 12 horas-Nifedipino de 10mg media capsula cada 6 horas y Furosemida 40mg cada 24 horas por favor digame que tengo que hacer ya que unas amigas me dijeron que esta droga le daña los riñones a mi hija estoy muy confundida y triste y se me olvido mencionarle que le hicieron muchos examenes de todos los organos y sangre y le salieron buenos, espero una pronta respuesta
Las recientes actualizaciones de las pautas de la Asociación Americana del Corazón y del American College of Cardiology cambiaron la definición de presión arterial alta o hipertensión para la mayoría de las personas. Ahora la presión arterial alta generalmente se define como 130 o más para el primer número, u 80 o más para el segundo número (anteriormente los números eran 140/90). Sin embargo, existen consideraciones importantes para los adultos mayores a la hora de decidir si comenzar un tratamiento para la presión arterial alta, inclusive otras condiciones de salud y la condición física general. Si su presión arterial es superior a 130/80, el médico evaluará su salud para determinar qué tratamiento es necesario para balancear los riesgos y beneficios en su situación particular.
Además de llevar una alimentación saludable y de practicar ejercicio físico con regularidad, las embarazadas que tienen tendencia a padecer preeclampsia en el embarazo pueden también probar algunas infusiones naturales para bajar la tensión arterial. Algunos tés e infusiones son aptos para estos casos y pueden tener beneficios para tu salud, por ejemplo, para tus defensas.
Respetuosamente me dirijo a usted con el fin de solicitar un consejo con respecto a una situación particular que me preocupa. Desde el año pasado fui diagnosticado hipertenso, de modo que recibí las indicaciones y además me medicaron, además empecé actividad física regular y he controlado un poco mi alimentación; de modo que pienso que he estado controlando un poco mi condición.
Hipertensión gestacional: Es la presión arterial alta que desarrolla mientras está embarazada. Comienza después de las 20 semanas de embarazo. Por lo general, no tiene otros síntomas. En muchos casos, no le hace daño a usted ni a su bebé, y desaparece durante las 12 semanas después del parto. Sin embargo, aumenta el riesgo de hipertensión en el futuro. A veces puede ser grave, lo que puede provocar bajo peso al nacer o nacimiento prematuro. Algunas mujeres con hipertensión gestacional terminan desarrollando preeclampsia
Lo primero, consulta con tu especialista y sigue sus consejos y prescripciones. Por otro lado, consulta tus síntomas y sigue nuestrs consejos sobre cambios en hábitos y estilo de vida. Si lo consideras, y siempre previa evaluación, estaremos encantados de ofrecerte nuestro programa de control de estrés, una de cuyas consecuencias positivas es el mayor control y equilibrio de la tensión arterial.
Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso a seguir para bajar la presión arterial. Los efectos pueden ser graduales si no hacemos nada más que equilibrar nuestra dieta, pero si nos concentramos en consumir alimentos conocidos por bajar la presión arterial y acompañamos los cambios en nuestra dieta con actividad y cambios en nuestro estilo de vida, nuestra presión arterial bajará mucho más rápido.
Cuando sufre de hipertensión durante el embarazo, es importante vigilar de cerca su nivel de presión arterial durante todo el embarazo. Manejar su presión arterial puede ayudarle a tener un embarazo saludable y un bebé sano. Al mismo tiempo, los exámenes de ultrasonido se deben hacer con frecuencia para rastrear el crecimiento del bebé en el útero.

Reduzca el consumo de sal. A medida que va envejeciendo, el cuerpo y la presión arterial se vuelven más sensibles a la sal (sodio), así que puede ser necesario determinar cuánta sal contiene su dieta. La mayoría de la sal proviene de alimentos procesados (por ejemplo, sopas y productos horneados). Una dieta baja en sal, tal como la dieta DASH, puede ayudar a bajar la presión arterial. Hable con el médico sobre cómo consumir menos sal.
Buen día Dr. Soy una persona hipocondriaca 40 años hace 2 meses tuve infección de riñones fuerte con elevación de creatinina se resolvió en tiempo y forma ya me hicieron urocultivo y EGO después del tratamiento y todo bien incluso tomografía de foco renal q salio bien pero como buen hipocondriaco ya me obsesione con que tengo insuficiencia renal por lo que estos dos últimos meses he estado en ésteres constante diario.
Normalice su relación de grasas omega 6 y omega-3. Tanto las grasas omega-3 como las omega-6 son vitales para su salud. Sin embargo, la mayoría de las personas en Estados Unidosestán obteniendo mucha grasa omega-6 proveniente de su alimentación y muy poca omega-3. Consumir grasas omega-3 es una de la mejores maneras de re-sensibilizar sus receptores de insulina si padece de resistencia a la insulina.
×