La hipertensión arterial y su tratamiento tienen varios hándicap evidentes, dice Castro. En primer lugar, “la ausencia de síntomas en el inicio de la enfermedad, que impide su diagnóstico y la percepción por parte del paciente. En segundo lugar, la adherencia al tratamiento farmacológico, muchas veces con incumplimientos involuntarios, que hay que empeñarse en evitar. Y por último, la también percepción inadecuada de que los cambios en ‘mi’ estilo de vida son pérdida de calidad de ésta, cosa que es precisamente todo lo contrario cuando se lleva a efecto”.

Respetuosamente me dirijo a usted con el fin de solicitar un consejo con respecto a una situación particular que me preocupa. Desde el año pasado fui diagnosticado hipertenso, de modo que recibí las indicaciones y además me medicaron, además empecé actividad física regular y he controlado un poco mi alimentación; de modo que pienso que he estado controlando un poco mi condición.


Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso a seguir para bajar la presión arterial. Los efectos pueden ser graduales si no haces nada más que equilibrar tu dieta, pero si te concentras en consumir alimentos conocidos por bajar la presión arterial y acompañas los cambios en tu dieta con actividad y cambios en tu estilo de vida, tu presión arterial va a bajar mucho más rápido.
El embarazo generalmente hace que la presión sanguínea descienda al final del primer trimestre y durante parte del segundo trimestre, por lo que puede ocultar temporalmente la hipertensión crónica. Si no te tomaste la presión antes de quedar embarazada, y tu primera visita prenatal no fue hasta tarde en el primer trimestre más o menos, es posible que tu hipertensión no haya sido evidente hasta la última parte del embarazo.
Si usted o alguien que ama tiene complicaciones de presiona arterial alta, entonces por favor revise y comparta la siguiente información. En caso de necesitar más información, también incluyo una lista de artículos sobre suplementos. La hipertensión en realidad es una condición fácil de tratar, pero si se ignora, podría causar daño severo en su salud.
Hola señor Pablo, soy un joven de 30 años, desde pequeño como a los 12 años, siempre he sufrido de ansiedad , ataques de pánico entre otros trastornos emocionales, hace 3 años descubrí que sufro de hipertensión , nunca lo supe, me di cuenta que la padecía porque me daban muchos vértigos y me asustaba, y al ir al médico me dijeron que sufría de hipertensión, yo sé que esta hipertensión la desarrollé por la ansiedad y eso me tiene devastado, y desesperanzado, me estoy atendiendo con una médico psiquiatra para tratar la ansiedad generalizada y ver así Di mi presión puede mejorar. Usted piensa que tratando mis problemas emocionales podría yo mejorar mi presión sanguínea? Espero su respuesta.
Desprendimiento de la placenta. Esta es una condición seria en donde la placenta se desprende de la pared del útero antes del nacimiento. Si esto sucede, es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno y nutrientes. También puede tener sangrado vaginal serio. La placenta crece en su útero y le provee al bebé nutrientes y oxígeno a través del cordón umbilical.

La presión arterial generalmente aumenta a medida que el peso también lo hace. Perder apenas 10 libras (4,5 kilogramos) puede servir para reducir la presión arterial. De manera general, mientras más peso se pierde, más desciende la presión arterial. Perder peso también potencializa la acción de los medicamentos antihipertensivos. Usted y el médico pueden conjuntamente determinar el peso objetivo suyo y la mejor manera de alcanzarlo.
×