Hola. Mi problema es que se me eleva la presión después de cada comida hasta 150/95 y durante el día tengo el pulso entre 90 a 100 pulsaciones. mido 1.62 y peso 47 kilos , no soy diabética ni padezco de tiroides ni ninguna enfermedad crónica. Fui al cardiólogo y dice que es normal que se eleve la presión que probablemente sea ansiedad. Estudios y electrocardiograma normales. Estoy desesperada no consumo nada de cafeína ni azucares altos, a nada le agrego sal , no tomo alcohol y tampoco fumo. Antes tenia mi presión arterial en 90/60 y de pronto comienza a subírseme cada vez que como y me pongo realmente mal. No se que hacer oriéntenme. Muchas gracias por su atención =D

También se ha demostrado que el ejercicio, en combinación con un suplemento de L-arginina corrige el funcionamiento anormal de los vasos sanguíneos padecido por personas con insuficiencia cardíaca crónica. Sin embargo, yo vería esto más como un enfoque de medicamentos y no necesariamente como un suplemento que debería utilizar para optimizar su salud en general.
Tienes que consultar a tu facultativo para cualquier cambio o comentario sobre tu medicación. En nuestro blog y redes sociales encontrarás consejos para poder mejorar tu insomnio, cambio de hábitos y muchas pautas prácticas que te pueden ayudar en el día a día, pero recuerda consultar siempre a tu médico para cualquier tema relacionado con la medicación.
Cómo bajar la presión arterial alta durante el embarazo es una tarea fácil si siguen todas las recomendaciones hechas por su medico tratante al pie de la letra. La presión arterial alta y el embarazo no son  necesariamente una combinación peligrosa. Pero tener hipertensión durante el embarazo requiere cuidados especiales, independientemente de si se le diagnostica este problema antes o después de la concepción.
Preeclampsia: Es un aumento repentino de la presión arterial después de la semana 20 de embarazo. En general, ocurre en el último trimestre. En casos raros, los síntomas pueden no comenzar hasta después del parto. Esto se llama preeclampsia posparto. La preeclampsia también puede provocar daños a algunos de sus órganos, como el hígado o el riñón. Los signos de estos daños pueden incluir proteína en la orina y presión arterial muy alta. La preeclampsia puede ser grave e incluso poner en riesgo la vida tanto de usted como la de su bebé

Los pacientes deberán analizar su rutina diaria, el ambiente de trabajo y el entorno general, personal, social y familiar. Haz cambios pequeños en tu horario con el fin de poner las cosas en orden y organizarte y controlarte mejor. Antes de optar por medidas de auto-curación, es recomendable que consultes a un especialista que te pueda orientar en el proceso.


Lo ideal es que la mujer conozca sus valores habituales antes de quedarse embarazada, si es normal o tiene tendencia a tensión baja o alta. En el primer trimestre la tensión suele bajar ligeramente debido a los cambios fisiológicos que se producen en el embarazo, pues el sistema circulatorio debe acostumbrarse a un mayor volumen de sangre circulando por las venas. Pero más o menos a partir del cuarto mes la tensión va aumentando hasta llegar a alcanzar en el tercer trimestre las cifras que se tenían antes del embarazo.
Frente a lo anterior, es imprescindible contar con hacks esenciales que nos permitan regular la presión de formas más orgánicas. Es decir, que nos ayuden a sortear la existencia sin tener que acudir a sustancias externas. Estos consejos funcionan mucho mejor si los combinas con una dieta balanceada que no incluya comidas procesadas, harinas refinadas o lácteos, y si evitas a toda costa los cigarrillos.
Hola Doctor Pablo, Buenas días mi nombre es Alejandro Valdez tengo 28 años de edad soy Mazatlán Sinaloa, Mexico, hace 4 meses padecí de presión arterial alta, me dio síntomas de hormigueo en el brazo izquierdo mareos y mucha ansiedad, lo mas curioso fue que me conectaron el electrocardiograma y salí bien me, dieron medicamento (losartan) para regular la presión, después de tres meses me empecé a sentir bien y lo deje de tomar, hace dos semanas falleció mi suegra y a mi me toco llevarla al hospital donde prácticamente falleció en mis brazos, desde ese día empecé a sentir los mismos síntomas, en ocasiones siento dolor de cabeza mareos y mucha ansiedad y con dolor leve en el pecho, fui a consulta con el cardiólogo y me mando hacer un electrocardiograma y unos rayos x y examen de sangre, en el electro salí, en el examen de sangre salí con 205 de colesterol y los rayos x salió el corazón un poco crecidito del ventrículo izquierdo, me dijo que es por la presión alta que le había padecido desde hace tiempo y que por eso fue que creció un poco, me dijo muy poco probable un ataque cardiaco por que sali bien en el electro pero la verdad me da mucho miedo tan solo en pensar en que me pueda dar un ataque al corazón, quiero realizar algún deporte donde pueda distraerme pero tengo dudas si en mi condición sea contraproducente, estoy pensando en cuidarme mas por que tan solo tengo un hijo de 2 años y otro que viene en camino, me podría dar algunos consejos por favor que me puedan servir? ya me estoy checando con el cardiólogo y me puso cita en dos meses
Hola, me interesa poder aplicar las técnicas de relajación o métodos alternativos para disminuir o mantener en niveles normales la presión arterial. Hace un año tuve un pico de stress con alertas digamos de presión arterial alta. Andaba con 160/90 y me medicaron. Ahora estoy en130/70 y en ocasiones 140/80. Peso normal, análisis de sangre normal, eco de y de corazón todo con parámetros conservados, mas varios estudios que dan ok. El stress es mi factor de riesgo. Quiero hacer meditación o terapias alternativas. Conocen algún centro en Argentina que tenga las líneas de lo que ustedes promueven en su página?
José Luis: Si tomando enalapril la presión arterial no se controla puede ser por varias causas, una de ellas es que no suprimiste la sal de la alimentación, porque muchas personas no agregan sal a la comida pero para darle sabor utilizan caldos industrializados, quesos o salsas, los cuales contienen un nivel de sodio tan alto que resultan más perjudiciales que poner sal.
El médico valorará si es pertinente tomar antihipertensivos; la hipertensión puede ser un mecanismo de compensación para que no falte sangre a la placenta. Por ello, solo en algunos casos se debe tratar con medicación (bajar la presión en una preclampsia leve no ha demostrado mejorar la enfermedad y puede disminuir el flujo sanguíneo a la placenta y el bebé).
Asimismo, podría ordenar una serie de pruebas de sangre y pedirte que recojas orina durante 24 horas para comprobar que no hay proteína (ésta es una prueba más sensible que las tiras de orina que se hacen en las visitas prenatales). Estas pruebas de laboratorio ayudarán a determinar si tienes preeclampsia y vigilar así cualquier cambio en esta enfermedad.

En base a los resultados de una encuesta realizada por la American Heart Association (AHA), al menos una de cada tres personas se dice que sufren de hipertensión o presión arterial alta. Aunque se dispone de medicamentos para el tratamiento, los médicos siempre recomiendan el uso de técnicas naturales para el control de la misma. La mayoría de la gente ha logrado controlar la hipertensión mediante la adopción de un estilo de vida disciplinado.


Las grasas omega-3 generalmente se encuentran en el aceite de linaza, aceite de nuez y en el aceite de pescado. Siendo este último su mejor fuente. Desafortunadamente, en la actualidad la mayoría de los pescados frescos contienen niveles peligrosamente altos de mercurio. Así que lo mejor que puede hacer es encontrar una fuente de pescado segura, o si esto le resulta muy difícil, opte por un suplemento de aceite de Kril de alta calidad, que ha demostrado ser 48 veces más potente que el aceite de pescado.
La dieta juega un papel importante en la conformación de tu salud. Los hipertensos debéis seguir una dieta estricta sin de sal (más bien, sin sodio). El consumo diario de sodio debe ser inferior a 1.500 mg. Incluye en tus comidas alimentos frescos y no procesados, como verduras de hoja verde, cítricos, cereales integrales, brotes, frutos secos, legumbres y pescados de agua fría como el salmón y el atún. Todo debe ser cocinado en aceite de oliva, ya que es un medio de bajo contenido en grasa. Evita la cafeína, el exceso de azúcares, las comidas rápidas, las grasas animales, la salsa de soja, el queso y otras cosas de este tipo que tienen alta cantidad de calorías.
hasta que pasando consulta una vez se me subio la presion a 160 y me dieron a tomar enalapril porque me dijeron que era hiper tenso pero realmente no lo crei que de la noche a la mañana asi fuera por una vez que tube la presion alta bueno lo que hice fue renunciar a mi empleo y empese a cambiar mi estilo de vida tambien un doctor particular me receto unas buenas vitaminas anti strees y con eso se me fueron quitando los sintomas entiendo que el strees que estaba viviendo me ocasiono todo esos factores que van de la mano pero gracias a Dios primeramente me siento mejor y si creo en que un cambio de vida positivo funciona muy bien bendiciones por su interesante pagina saludos

La clasificación de la hipertensión se basa en la media de dos o más lecturas tomadas en estado de reposo. Es conveniente tomar la tensión siempre a la misma hora. No das solamente una cifra, que no sabemos si corresponde a la presión sistólica o diastólica. No obstante, si tienes malestar no esperes y acude a tu médico para que te hagan una revisión.

Gracias por contactar con nosotros. Te recomendamos que acudas a tu médico y te hagas un chequeo rutinario. Así podrás saber por qué tienes esos valores tan altos. Además, te invitamos a que vengas a visitarnos. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Contamos con 3 Centros en Madrid y uno en Jaén.

Al realizar ejercicio de manera regular, unos 30 minutos la mayoría de días de la semana, conseguirás reducir su tensión entre 4 y 9 milímetros de mercurio (mm Hg). Y no hay que esperar mucho para ver la diferencia. Si no has estado activo, incrementando tu nivel de ejercicio reducirás tu tensión en pocas semanas.Si tienes pre-hipertensión – tensión sistólica, con valores entre 120 y 139 o tensión diastólica, con valores entre 80 y 89 – el ejercicio puede evitar que se desarrolle una completa hipertensión. Si ya eres hipertenso, la práctica de ejercicio puede reducir tu hipertensión a valores seguros.


Ninguno de ellos es inicialmente sencillo -reconoce Rodilla-, en especial cuando durante muchos años se han ejercitado hábitos contrarios. Sin embargo, tanto reducir el consumo de sal como acostumbrarse a la dieta mediterránea o iniciar la práctica de ejercicio físico de manera regular suelen ser metas accesibles que, en mayor o menor grado, consigue alcanzar un gran número de pacientes. Mucho más difícil es la reducción de peso y dejar de fumar.
Quitar la sal es casi lo primero que suele recomendar el médico. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos.
Llevar una alimentación equilibrada y rica en frutas y verduras es esencial para conseguir bajar la tensión arterial alta. Además de todos los remedios naturales que te hemos comentado hay otra serie de hábitos alimenticios que te pueden servir de mucha ayuda contra la hipertensión. Entre otras cosas, hay que intentar evitar las comidas con altos contenidos en grasa, especialmente aquellas que contienen grasas trans o saturadas. Asimismo, hay que evitar en la medida de lo posible los productos de panadería que incluyan glutamato, del mismo modo que las comidas precocinadas y los alimentados enlatados o envasados. Evita también los pasteles, los caramelos y los refrescos azucarados. Y los más cafeteros, por mucho que les duela, deben reducir su consumo de cafeína si quieren que su tensión arterial disminuya.
Gracias por participar. La tensión alta es siempre peligrosa, por lo que te recomendamos seguir en todo momento las prescripciones de tu médico y ante cualquier duda acudir de nuevo al especialista, ya que por este medio no es conveniente ni profesional estudiar tu caso sin tener una evaluación completa. Recuerda que la hipertensión es en muchos casos consecuencia de unos hábitos poco saludables que podemos sin duda mejorar, pero insistimos en que es tu médico el que debe aconsejarte sobre la mediación en función del control que se haga de tu caso concreto. Nosotros pertenecemos a la Sociedad Española de Hipertensión y con nuestras técnicas ayudamos a rebajar el estrés y por tanto en muchas ocasiones a conseguir nivelar los niveles de tensión, pero siempre de manera controlada y supervisada por los profesionales adecuados.
Una presión arterial alta de forma ligera o moderada casi nunca presentará síntomas evidentes (a veces puedes tener un ligero dolor de cabeza). Una presión arterial muy alta puede darte dolores de cabeza intensos, fatiga y nauseas. La presión arterial alta es el resultado de un aumento de líquidos y sal en la sangre, y también de unas paredes de los vasos sanguíneos más gruesas y duras de lo normal.
Una alimentación saludable incluye un consumo de sal común de aproximadamente 5 o 6 gramos al día, que se puede alcanzar fácilmente eliminando el salero de la mesa y prestando atención al etiquetado alimentario para evitar los que son ricos en sal como salazones, conservas en general, zumos de hortalizas envasados y la mayorías de los quesos. Así se puede obtener un descenso de la presión arterial de hasta 5 mmHg, según detalla Rodilla.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de potasio de al menos 3510 mg al día para evitar la hipertensión, pues este mineral es capaz de eliminar el sodio y reducir la presión arterial. Para conseguirlo, en tu cesta de la compra no deben faltar frutas como los plátanos o las papayas, tubérculos como las patatas o las verduras de hojas verdes. Tampoco olvides los lácteos como leche o yogur, las legumbres como los frijoles y los guisantes, y frutos secos, especialmente nueces. 


Los remedios naturales se han empleado desde hace muchos años y actualmente existen demasiadas recetas caseras que puedes servirte de mucha ayuda. Además, regular la presión arterial no es algo precisamente difícil, solo tienes que seguir el tratamiento de manera constante y cuidar de tu salud para que no padezcas alguna otra enfermedad en el futuro.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de potasio de al menos 3510 mg al día para evitar la hipertensión, pues este mineral es capaz de eliminar el sodio y reducir la presión arterial. Para conseguirlo, en tu cesta de la compra no deben faltar frutas como los plátanos o las papayas, tubérculos como las patatas o las verduras de hojas verdes. Tampoco olvides los lácteos como leche o yogur, las legumbres como los frijoles y los guisantes, y frutos secos, especialmente nueces. 
Te agradecemos tu participación. El cambio de hábitos que aquí recomendamos es siempre útil y positivo, por lo que te animamos a seguir adelante con ese mayor control y te aconsejamos visitar a tu especialista para comentarle tus avances e incidencias, como la que nos comentas. Nosotros por este medio y sin conocer tu caso en profundidad no podemos más que animarte a que sigas nuestros consejos y si en algún momento necesitas ayuda profesional no dudes en contactar con nosotros.
Los plátanos son ricos en potasio, fibra, fósforo, carbohidratos y proteínas que mejoran nuestra salud en diferentes aspectos, en este caso, deberás consumir dos plátanos al día para reducir la presión arterial y combatir la enfermedad. Por otro lado, es necesario tomar en cuenta disminuir el consumo de sal, comer muchas frutas, verduras y dejar de ingerir alcohol o al menos no hacerlo a menudo. 
Leche materna. Los estudios han demostrado que los bebés que son alimentados con leche materna durante más de 12 meses tienen un riesgo mucho menor de desarrollar hipertensión. Los investigadores creen que los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (los mismos que se encuentran en el pescado graso) en la leche materna proporcionan un efecto protector en los recién nacidos.
×