El embarazo generalmente hace que la presión sanguínea descienda al final del primer trimestre y durante parte del segundo trimestre, por lo que puede ocultar temporalmente la hipertensión crónica. Si no te tomaste la presión antes de quedar embarazada, y tu primera visita prenatal no fue hasta tarde en el primer trimestre más o menos, es posible que tu hipertensión no haya sido evidente hasta la última parte del embarazo. 

“Esto no significa que quiera que se ejerciten tan duro que se desmayen, pero quiero que sean desafiados, incluso si eso significa tomar un descanso si es necesario”, dijo. “Para algunas personas, eso puede significar nada más que una caminata suave con pausas periódicas, pero a medida que pasan las semanas tienen que desafiarse a sí mismas para deshacerse de esas pausas, poco a poco”.


Usted puede tener la presión arterial alta, o hipertensión, y aun así sentirse bien. Eso es debido a que la presión arterial alta a menudo no causa señales de enfermedad que una persona pueda ver o sentir. Pero la presión arterial alta, a veces llamada “el asesino silencioso”, es muy común en las personas mayores y es un problema de salud muy serio. Si la presión arterial alta no se controla por medio de cambios en el estilo de vida y medicamentos, puede provocar derrames cerebrales, enfermedades cardiacas, problemas oculares, insuficiencia renal y otros problemas de salud. La presión arterial alta también puede causar dificultades para respirar cuando una persona hace actividades físicas o ejercicios livianos.
La tensión alta, prácticamente, no tiene ningún huella visible o doloroso. Simplemente tiene síntomas que casi no se ven y no se sienten como por ejemplo: dolores de cabeza frecuentes, luces destellantes que aparecen de la nada y otras de esta manera que si te ha pasado esto o si sabes que tienes la tensión alta entonces es el momento de cambiar tu vida con la ayuda del libro Milagro Para la Presión de aquí http://MilagroParaLaPresion.latis.info/?...
El corazón transporta la sangre a todas las partes del cuerpo a través de ciertos vasos llamados arterias. La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja adelante a través del cuerpo y contra las paredes de las arterias. Entre mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un infarto, una insuficiencia cardíaca, una insuficiencia renal o la muerte.
El control en el hogar puede ayudarte a controlar tu presión arterial, asegurarte de que funcionen tus cambios en el estilo de vida y alertarlos a ti y a tu médico de posibles complicaciones para la salud. Los monitores de presión arterial se encuentran disponibles para el público sin ningún tipo de receta. Habla con tu médico sobre el control en el hogar antes de comenzar.
×