El yoga prenatal es una de las mejores maneras de mantener su nivel de estrés bajo control. El estrés puede causar presión arterial elevada, independientemente de si está embarazada. Al mismo tiempo, el estrés durante el embarazo se ha relacionado con el nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, y el aumento de los problemas de desarrollo y comportamiento en el niño.
Múltiples datos científicos apuntan a que el contacto previo de meses o años con el semen de la pareja previene la preeclampsia; el fluido seminal contiene factores reguladores del sistema inmunológico. También se sabe que las mujeres que han recibido transfusiones de sangre de su pareja tienen una menor probabilidad de tener preeclampsia y que este trastorno es típico de primeros embarazos y mujeres que llevan poco tiempo con su pareja.
Hola tengo 32 anos e tenido cuadros deansiedad desde hace 2 anos cuando nacio mi nena, en ese entonces no se me subia la presion pero ahora que tuve a mi segundo bebe nuevamente se esta presentando la ansiedad pero con una alta de presion de 160/110 la cual me preocupa mucho ya que es repentinamente y va acompanado de pensamie.tos negativos y mucho miedo.
Cuando la hipertensión está ligada al embarazo, ésta suele aparecer a partir de las 28 semanas de embarazo, aunque puede hacerlo antes, y, generalmente, cuanto antes lo haga, más grave suele ser. En aproximadamente un 2-5% de los embarazos, además de hipertensión, las mamás tendrán preeclampsia, y, aunque en la mayor parte de los casos la pre-eclampsia, controlada de cerca, no es grave, en algunos puede serlo, tanto para la madre como para el bebé. Aunque no se conoce a ciencia cierta el origen de la preeclampsia, parece que el sobrepeso es un factor a tener en cuenta, así como la ganancia elevada de peso durante el mismo, por lo que conviene cuidar minuciosamente la dieta.
En cuanto a medicación debes seguir siempre los consejos del especialista, de tal modo que si tienes problemas con los medicamentos que te ha prescrito debes comentárselo a fin de encontrar una solución mejor. Nosotros podemos ayudarte desde el punto de vista del control de estrés, que está directamente relacionado con la hipertensión, siendo además nuestro Método una vía efectiva, práctica y objetiva para ayudarte en este proceso.

Muchas gracias por participar en nuestro blog y contarnos tu caso. Las razones que te ha dado tu médico sobre la reacción de tu hija son ciertas. No obstante nosotros, desde Nascia, no podemos aventurarnos a decirle qué le pasa.Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad el caso de tu hija y poder ofrecerte las mejores soluciones. Estamos en Madrid y Jaén.
Hola. Mi problema es que se me eleva la presión después de cada comida hasta 150/95 y durante el día tengo el pulso entre 90 a 100 pulsaciones. mido 1.62 y peso 47 kilos , no soy diabética ni padezco de tiroides ni ninguna enfermedad crónica. Fui al cardiólogo y dice que es normal que se eleve la presión que probablemente sea ansiedad. Estudios y electrocardiograma normales. Estoy desesperada no consumo nada de cafeína ni azucares altos, a nada le agrego sal , no tomo alcohol y tampoco fumo. Antes tenia mi presión arterial en 90/60 y de pronto comienza a subírseme cada vez que como y me pongo realmente mal. No se que hacer oriéntenme. Muchas gracias por su atención =D

Mucha de la sal que ingerimos viene de la comida rápida, comidas preparadas, pan y gaseosas: cosas que debemos evitar al seguir una dieta baja en carbohidratos. Esto reducirá la ingesta de sal de forma automática. Además, los efectos hormonales de la dieta baja en carbohidratos y alta en grasas pueden hacer que sea más fácil para el cuerpo deshacerse del exceso de sal a través de la orina; esto explica la ligera disminución de la presión arterial.
Gracias por comentar. Es complicado emitir recomendaciones concretas por este medio, por lo que nuestra recomendación es que pidáis vuestra cita gratuita y sin compromiso en el 91 770 58 85 para acudir a cualquiera de nuestros centros, en los que nuestros profesionales cualificados podrán atenderos suficientemente sin compromiso alguno por vuestra parte.
Bajar de peso es uno de los cambios en el estilo de vida más eficaces para controlar la presión arterial. Si eres una persona con sobrepeso u obesidad, bajar incluso una pequeña cantidad de peso puede ayudar a reducir tu presión arterial. En general, puedes reducir la presión arterial aproximadamente 1 milímetro de mercurio (mm Hg) con cada kilogramo (aproximadamente 2.2 libras) de peso que bajes.
×