Leche materna. Los estudios han demostrado que los bebés que son alimentados con leche materna durante más de 12 meses tienen un riesgo mucho menor de desarrollar hipertensión. Los investigadores creen que los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (los mismos que se encuentran en el pescado graso) en la leche materna proporcionan un efecto protector en los recién nacidos.
Un estudio realizado en 2016 por la Universidad McMaster encontró que, contrariamente al pensamiento popular, las dietas bajas en sal pueden no ser beneficiosas y en realidad pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la muerte en comparación con el consumo promedio de sal. La investigación sugiere que las únicas personas que necesitan preocuparse por la reducción de sodio en su dieta son aquellos con hipertensión que tienen un alto consumo de sal.
La presión arterial alta no controlada es un problema de salud muy grave que puede conducir a enfermedades cardíacas y aumentar el riesgo de derrame cerebral. La buena noticia es que mediante un plan de alimentación saludable, en combinación con el ejercicio y técnicas efectivas para reducir el estrés, las probabilidades de disminuir su presión arterial estarán a su favor.
Gracias por participar. La tensión alta es siempre peligrosa, por lo que te recomendamos seguir en todo momento las prescripciones de tu médico y ante cualquier duda acudir de nuevo al especialista, ya que por este medio no es conveniente ni profesional estudiar tu caso sin tener una evaluación completa. Recuerda que la hipertensión es en muchos casos consecuencia de unos hábitos poco saludables que podemos sin duda mejorar, pero insistimos en que es tu médico el que debe aconsejarte sobre la mediación en función del control que se haga de tu caso concreto. Nosotros pertenecemos a la Sociedad Española de Hipertensión y con nuestras técnicas ayudamos a rebajar el estrés y por tanto en muchas ocasiones a conseguir nivelar los niveles de tensión, pero siempre de manera controlada y supervisada por los profesionales adecuados.
La hipertensión arterial (HAT) es uno de los problemas de salud más frecuentes a nivel mundial. La mayor parte de las personas diagnosticadas con HAT necesitan tratarse con medicamentos. Sin embargo, existen diversas formas de bajar la presión arterial sin recurrir a ellos. Dichos métodos también son de utilidad si tienes prehipertensión y aún no necesitas medicamentos para combatirla. Si utilizas métodos como cambiar tu dieta y estilo de vida junto con los medicamentos, podrás controlar tu enfermedad y mantener tu cuerpo más sano en general.
La preeclampsia es la presión arterial alta que se produce exclusivamente en el embarazo. Por lo tanto, aún qué si hipertensión crónica esté bajo control antes de que usted esté embarazada, es posible que más adelante pueda desarrollar preeclampsia. Si usted tiene hipertensión crónica, es más propensa a desarrollar la preeclampsia, pero eso no significa necesariamente que lo hará. También, en caso de que usted desarrollé  preeclampsia, el médico puede recomendar inducir el parto antes de su fecha de parto para prevenir más complicaciónes. Si la preeclampsia es grave, el médico puede recomendar un parto por cesárea.
La sal es la principal causante de la retención del líquido agregando mucha más presión a nuestro organismo. Debemos consumir menos de una cucharadita de sal al día. Ten en cuenta que entre el 35%-40% de la población de España es hipertensa, y buena parte de la culpa la tiene el excesivo consumo de sal que realizamos. Los españoles consumen aproximadamente el doble de la cantidad de sal recomendada, y rara vez apuestan por sales naturales o alternativas, como la sal marina. Es evidente que la sal sirve para aportar nutrientes necesarios para el organismo y que también aporta sabor a las comidas, pero hay que vigilar su consumo e intentar limitarse a los 2 gramos por día que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Lo primero que debes saber es que aunque no te sientas mal, la presión arterial alta en el embarazo es una condición que requiere de cuidado y atención, pues de lo contrario podría conducirte a un cuadro de preclampsia o eclampsia que pondría en riesgo tu salud y la del bebé. Por eso, es recomendable tomar en cuenta algunas sugerencias para bajar la presión alta en el embarazo y mantener una buena condición en la gestación.

El síndrome metabólico es normalmente causado por comer más carbohidratos de los que el cuerpo puede manejar. Esto es así sobre todo con los carbohidratos de alto índice glucémico que se digieren de forma rápida, como la harina blanca y la azúcar pura. Dependiendo de qué tan sensible seas, puedes experimentar los mismos síntomas con carbohidratos más complejos con un índice glucémico más bajo.
El chocolate como medicamento para la presión arterial; ¡qué excelente idea! Pero realmente sí puede ayudar. El chocolate negro es rico en flavonoides, compuestos naturales que causan la dilatación de los vasos sanguíneos, dijeron investigadores de Harvard que analizaron 24 estudios de chocolate. Cuanto mayor sea el contenido de cacao, mejor es para tu salud. Busca las barras de chocolate negro que dicen que contienen 70% de cacao. 
El alcohol puede ser bueno y malo para la salud. En cantidades pequeñas, puede disminuir la presión arterial en 2 a 4 mm Hg; sin embargo, ese efecto protector se pierde cuando se bebe en exceso, lo que generalmente significa más de una bebida diaria para las mujeres y hombres mayores de 65 años, o más de dos bebidas diarias para los hombres de 65 años o menos. Por otro lado, si usted normalmente no consume alcohol, no debe empezar a hacerlo como un medio de reducir la presión arterial porque los posibles daños del consumo de alcohol superan las ventajas.
×