El control en el hogar puede ayudarte a controlar tu presión arterial, asegurarte de que funcionen tus cambios en el estilo de vida y alertarlos a ti y a tu médico de posibles complicaciones para la salud. Los monitores de presión arterial se encuentran disponibles para el público sin ningún tipo de receta. Habla con tu médico sobre el control en el hogar antes de comenzar.
El corazón transporta la sangre a todas las partes del cuerpo a través de ciertos vasos llamados arterias. La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja adelante a través del cuerpo y contra las paredes de las arterias. Entre mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un infarto, una insuficiencia cardíaca, una insuficiencia renal o la muerte.

Las consultas regularles con el médico también son claves para controlar tu presión arterial. Si tu presión arterial está bien controlada, consulta al médico respecto de con qué frecuencia debes controlarla. El médico puede sugerir controlarla diariamente o con menor frecuencia. Si cambias tus medicamentos u otros tratamientos, el médico puede recomendarte que controles tu presión arterial dos semanas después de los cambios de tratamiento y una semana antes de tu próximo turno.
Es bastante habitual que en el embarazo, especialmente en las primeras fases, se produzca una bajada general de la tensión, por lo que tu caso no es preocupante. Dado que los remedios más habituales para subir la tensión no son aplicables en el embarazo (tomar un café o una copa), intenta evitar los lugares muy concurridos y calurosos, las situaciones que te puedan agobiar, así como determinadas posturas como levantarse de manera muy brusca, cambiar de posición muy rápido, etc.
El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en Ingles), así como la mayoría de los cardiólogos recomiendan lo que se llama la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), que es un plan de alimentación flexible pero equilibrado que se basa en estudios patrocinados por el NHLBI. El plan se enfoca en consumir verduras, frutas, productos lácteos sin grasa y bajos en grasa, granos enteros, pescado, aves y frijoles y limitar el sodio, dulces, bebidas azucaradas y carnes rojas. Con una dieta que no implica “alimentos especiales” y es relativamente fácil de seguir, puede ayudarte a perder unas cuantas libras, así como reducir tu presión arterial.
Antes de empezar a tomarse la tensión en casa consulte con el médico respecto al control de la presión arterial de esta forma. Si su presión arterial no está bien controlada, o si sufre otras enfermedades, probablemente deba acudir todos los meses al médico para revisar el tratamiento y realizar los ajustes necesarios. Si su presión arterial está bajo control, probablemente deba acudir al médico solamente cada 6 o 12 meses, dependiendo de las demás afecciones que padezca.
En principio aunque conviene que te cuides y sigas hábitos saludables, esos valores que remites, si bien elevados, no son excesivamente preocupantes, así como el período de tiempo en el que comentas que vienes observando esto. Te recomendamos seguirnos en redes sociales, blog, etc. para poder tener consejos útiles y pautas para controlar tu estrés. Asimismo, lee este post: https://www.nascia.com/cinco-maneras-de-controlar-la-tension-arterial-sin-medicacion/

Hola yo tengo 30+2 semanas, y hace dos semanas me comenzó a subir la tensión , que también tiene que ver con envejecimiento de placenta, como en mi primer embarazo, mi primera hija tiene 7 años y nació en la semana 34 tenía hipertensión y la placenta envejecida desde la semana 24 afortunadamente me le maduraron los pulmones en la semana 28 y en la 34 nació perfecta, claro nunca tuve hipertensión grave no se me subió a más de 14 o 15, hoy mi niña goza de excelente salud, mientras estén medicadas y monitoreadas por el médico todo saldrá bien. Yo ahorita en la semana 32 le maduraran los pulmones al bebé y bueno todo saldrá bien.
Gracias por participar!!Estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Estamos en Madrid y Jaén.

No sabemos cómo prevenir la hipertensión gestacional. Pero si usted tiene sobrepeso o es obesa, lograr un peso saludable antes del embarazo puede reducir sus probabilidades de tener este problema. Mientras que la hipertensión gestacional desaparece después del nacimiento del bebé, usted tiene más probabilidades de desarrollar hipertensión más adelante en su vida. Comer alimentos sanos, mantenerse active y lograr un peso sano después del embarazo pueden ayudar a prevenir la alta presión arterial en el futuro.

Mantener una vida social activa, te ayuda a controlar la presión. Es más, según numerosos estudios, sentirse solo y tener un estado anímico bajo, está ligado a la tensión alta. Si tus amigos de siempre tienen poca disponibilidad, amplía tu círculo de amistades y toma tu dosis diaria de vitamina S. Puedes apuntarte a talleres, cursos, unirte a grupos que compartan tus intereses para conocer a gente nueva.
Si los síntomas empeoran, o si el bebé no está creciendo lo suficiente, o si ya tienes 37 semanas de gestación, es posible que te induzcan el parto o te hagan una cesárea (dependiendo de la situación) a pesar de que el bebé sea prematuro. Si no es necesario que el bebé nazca de inmediato, probablemente permanezcas en el hospital para que tú y él puedan ser vigilados de cerca y así tu hijito tenga más tiempo para madurar.
A día de hoy, “la hipertensión arterial es la enfermedad crónica más frecuente en España, y las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en países occidentales”, afirma Rodilla. En este grupo de patologías se incluyen la cardiopatía isquémica que subyace al infarto de miocardio, así como las complicaciones cerebrovasculares, como el ictus cerebral y los ataques isquémicos transitorios, sin olvidarnos de enfermedades renales como la insuficiencia renal, así como enfermedades de las arterias periféricas como la claudicación intermitente y, finalmente, patologías de las arterias de la retina.
Una de las características especiales del ajo, es que es un alimento libre de grasas y bajo en carbohidratos, pero además de esto, posee cantidades especiales de fósforo, magnesio, potasio, vitaminas del grupo B, antioxidantes, proteínas y cualidades antiinflamatorias espectactaculares. Si quieres reducir los niveles alterados de presión arterial, deberás consumir al menos 3 dientes de ajo en ayunas e incrementar su consumo en tus comidas diarias. Como recomendación, puedes triturar los ajos, dejarlos reposar por 15 minutos y luego agregarlos a tus platos culinarios. 
El estrés elevado es un mal compañero de la presión arterial y de la salud en general. Cuando nuestro cuerpo está en alerta constante, el corazón está acelerado y los vasos sanguíneos constreñidos. Por eso, hay que tratar de controlarlo y no dejar que los nervios y la ansiedad imperen en nuestra vida. Practicar meditación o respirar de manera consciente puede ayudar en este proceso de relajación porque disminuyen la frecuencia cardiaca y, por tanto, la presión arterial.

Una presión arterial alta de forma ligera o moderada casi nunca presentará síntomas evidentes (a veces puedes tener un ligero dolor de cabeza). Una presión arterial muy alta puede darte dolores de cabeza intensos, fatiga y nauseas. La presión arterial alta es el resultado de un aumento de líquidos y sal en la sangre, y también de unas paredes de los vasos sanguíneos más gruesas y duras de lo normal.
Esta contracción de los vasos sanguíneos hace que la sangre tenga que viajar a través de los mismos vasos sanguíneos pero que han sufrido una reducción del diámetro, aumentando la presión arterial. Además, el humo del cigarrillo aumenta la retención de sodio, mientras que otras sustancias presentes en los cigarrillos como el cadmio favorecen también la presión arterial.
Hola un saludo cordial para ustedes, muy buen post. lo encontre precisamente porque estaba buscando como aminorar la ansiedad y la depresion ya que estoy comenzando a padecer de Tension Alta, siempre llego a cifras de 140/90 excepto hoy que la diastolica me llego a 100 y creo que es por la ansiedad tambien gracias a Dios no me a subido mas de alli 140/100 escribo esto porque e notado, que cuando tengo dichas cifras de presion alta es cuando estoy ansiosa o nerviosa o triste, desde que me empezo el malestar casi siempre estoy asi. y cuando me distraigo o me calmo. se me normaliza la presion. mi medico me mando dieta y ejercicios porque al parecer tengo los valores altos. pero me gustaria saber como puedo manterme relajada y no pensar tanto en que se me sube la presion. creo que ese estado esta influyendo mucho en mi cuadro hipertensivo. que hago? gracias de antemano. espero su pronta respuesta
Los principales suplementos de eficacia comprobada para reducir la presión arterial son la coenzima Q10, el aceite de pescado (u omega 3), el ajo, la curcumica (de la cúrcuma), el jengibre, la pimienta de cayena, el aceite de oliva, los frutos secos, la cimicífuga, el majuelo, el magnesio y el cromo. Pregúntale al doctor si dichos productos son seguros para ti.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de potasio de al menos 3510 mg al día para evitar la hipertensión, pues este mineral es capaz de eliminar el sodio y reducir la presión arterial. Para conseguirlo, en tu cesta de la compra no deben faltar frutas como los plátanos o las papayas, tubérculos como las patatas o las verduras de hojas verdes. Tampoco olvides los lácteos como leche o yogur, las legumbres como los frijoles y los guisantes, y frutos secos, especialmente nueces. 
Además de todos los efectos dañinos que el alcohol produce en la salud, también aumenta directamente la presión arterial. Según creen los expertos, esta sustancia activa en nuestro organismo la producción de adrenalina, que contrae los vasos sanguíneos, haciendo que la presión arterial aumente. Aproximadamente entre el 5% y el 7% de los casos de hipertensión están relacionados con el alcoholismo. Aunque se suele abogar por un consumo moderado, lo mejor es no tomar ni una gota.
Aquellas personas a las que se les diagnostica presión arterial alta deben tomar conciencia y empezar a adoptar un estilo de vida más saludable para mantener controlada esta afección. Asimismo pueden sustituir ciertas bebidas poco saludables por algunos smoothies beneficiosos que, gracias https://tinyurl.com/TratamientoparalaPre... a sus propiedades y componentes, tienen el poder de reducir los niveles de hipertensión arterial
In English | Una pequeña semilla podría tener un impacto importante en el control de la presión arterial alta. En un estudio del 2013, los pacientes (de 40 años o más) con presión arterial alta y enfermedad arterial periférica consumieron unas tres cucharadas colmadas de semillas de linaza al día durante seis meses. El resultado: la presión arterial sistólica (el número de arriba) se redujo en 15 milímetros de mercurio (mmHg); un hallazgo que los investigadores denominaron "uno de los efectos más potentes de efectos antihipertensivos jamás alcanzados por intervención alimentaria". En el estudio, las semillas molidas de linaza se usaron para la preparación de panecillos, roscos (bagels) y panes. 
Hablando de una dieta saludable, hay ciertas cosas que deberían agregarse y eliminarse de tu comida. Evita el sodio, azúcar agregada, carbohidratos refinados y comidas procesadas. Llena tu dieta con frutas frescas, vegetales, proteínas magras y granos enteros que sean ricos en calcio, magnesio y potasio. Saborea una pieza de chocolate oscuro rico en flavonoides para el postre para dilatar los vasos sanguíneos, bajando la presión sanguínea.
Algunas mujeres tienen alta presión arterial antes de quedar embarazada. Otras desarrollan alta presión arterial por primera vez durante el embarazo. Alrededor de 8 de cada 100 mujeres (8 por ciento) tienen algún tipo de alta presión arterial durante el embarazo. Si usted tiene alta presión arterial, hable con su profesional de la salud. Tener su presión arterial bajo control puede ayudarla a tener un embarazo sano y un bebé sano.

Hola doc, es un placer saludarlo. Yo quisiera saber si padezco de presión arterial, mi mamá padesio y murió por problemas del corazón , se dice que le di paro. Yo estoy terriblemente preocupada porque ultimamente muy seguido sufro de fatiga siento que mi corazón palpita más de lo normal y me falta la respiración. Le agradecería mucho si pudiera contestar mi interrogante. Gracias.
No sabemos cómo prevenir la hipertensión gestacional. Pero si usted tiene sobrepeso o es obesa, lograr un peso saludable antes del embarazo puede reducir sus probabilidades de tener este problema. Mientras que la hipertensión gestacional desaparece después del nacimiento del bebé, usted tiene más probabilidades de desarrollar hipertensión más adelante en su vida. Comer alimentos sanos, mantenerse active y lograr un peso sano después del embarazo pueden ayudar a prevenir la alta presión arterial en el futuro.

Después del parto, el doctor vigilará tu presión sanguínea y observará si hay signos de empeoramiento de la hipertensión y de la preeclampsia. (Dile de inmediato si notas síntomas de preeclampsia, tanto si estás en el hospital como en casa.) Probablemente tu presión regrese a niveles normales en una semana más o menos, una vez que hayas tenido al bebé.

Hola que tal doctor! Hace dos meses presente problemas de presion alta debiodo a presiones y estres en una relacion. Me detectaro presion de 160-115 me mandaron medicamento pero hice caso omiso. Apenas la semana pasada comenze a sentirme mal y ayer fui al medico y me detectaron presion de 180-120, me mandaron dos medicamentos para bajarla poco a `poco y me citaron en 8 dìas. ¿Còmo puedo hacer para bajarla de manera natural y puedo hacer actividad fìsica /ejercicio ) aunque la tenga alta?? Se puede curar?? Tengo 30 años. Saludos!


Muchas gracias por participar. En nuestro blog y redes sociales puedes encontrar continuamente consejos y pautas útiles que te pueden ayudar a mejorar tus hábitos y con ellos tu calidad de vida. En nuestro centro aplicamos protocolos específicos de control de estrés que pueden ayudarte. Estaremos encantados de atenderte si pides tu cita gratuita en el 91 770 58 85 o mediante sesiones online (más información contactando a través de info@nascia.com)
Ya que a menudo la presión arterial alta pasa desapercibida, es frecuente vivir con ella sin darse cuenta durante algún tiempo. Y puesto que es un factor de riesgo, puede ser sensato comprobar la presión arterial cada pocos años, incluso si te sientes sano en general. Este consejo va dirigido especialmente a personas de mediana edad o mayores, ya que la hipertensión es más común con la edad.
Tengo un embarazo de 13 semanas y padesco adenoma hipofisiario y mastopatia fibroquistica mamaria, por lo que mi e mbarazo esre de riesgo, hace dos dias me desperte con cansancio excesivo y nausia no hice ningun esfuerzo ni me estrese y vasi todo el dia me dolia el pecho por la noche al lenvantarme de mi descanso senti una falta de aire y un horrible dolor de pecho y pulmon que no permitian repirar me tomaron la presion y era 160/80 y alrealizar ejercicios de respiracion el dolor aumentaba hasta que se calmo ero por y al siguiente dia el dolorenpecho seguia y los episodios de falta de aire aunque eran menos violentos y presion era de 110/80
Es la hipertensión que ya existía antes de la gestación. Si tienes hipertensión en la primera mitad del embarazo, probablemente se trata de hipertensión crónica. Muchas veces coincide con obesidad, edad elevada, estrés, diabetes u otros trastornos. Si eres hipertensa y te quedas embarazada, debes seguir con tu presión arterial controlada mediante medicación. Si alguno de los medicamentos que tomabas antes del embarazo era un inhibidor de la enzima conversora de angiotensina o bloqueante de la angiotensina, o atenolol, sería bueno que hubieras cambiado a otro antihipertensivo. Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), los medicamentos preferidos en el embarazo son alfa-metildopa, labetalol, hidralacina o nifedipino. Cualquier mujer hipertensa que busque un embarazo tiene que visitar a su médico.
Algunas mujeres tienen alta presión arterial antes de quedar embarazada. Otras desarrollan alta presión arterial por primera vez durante el embarazo. Alrededor de 8 de cada 100 mujeres (8 por ciento) tienen algún tipo de alta presión arterial durante el embarazo. Si usted tiene alta presión arterial, hable con su profesional de la salud. Tener su presión arterial bajo control puede ayudarla a tener un embarazo sano y un bebé sano.
BUENAS TARDES SELLER, MI NOMBRE ES DIANA TENGO 34 AÑOS Y, ANTES QUE NADA LE QUIERO AGRADECER POR ESTA PAGINA TAN DIDACTICA DEDICADA A LA SALUD PORQUE SE APRENDE Y MUCHO. AL MARGEN DE ESTO, LE QUIERO CONSULTAR POR MI PRESION ARTERIAL QUE ES 120/65, HICE EL CURSO DE CUIDADOR DOMICILIARIO Y ESTOY APRENDIENDO A TOMAR LA PRESION, ESTUVE LEYENDO LA PAGINA DE COMO TOMAR LA PRESION PERO TODAVIA NO ESTOY CANCHERA.SEGURAMENTE LO VOLVERE A MOLESTAR EN ALGUNOS DIAS CON OTRA CONSULTA.GRACIAS.

Lo que te han prescrito es bastante habitual. Aparte de la parte orgánica y en tu caso al estar embarazada, la parte hormonal, siempre es bueno que revises tus hábitos de vida, intentes relajarte, y si lo consideras puedes venir a Nascia para que nuestros profesionales puedan evaluar tu caso y establecer un programa específico para la hipertensión que tiene resultados muy favorables.


Entre algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos que puedes intentar hacer para reducir la presión arterial se incluyen: caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o bailar. También puedes probar con el entrenamiento por intervalos de alta intensidad, en el cual se alternan períodos breves de actividad intensa con períodos posteriores de recuperación de actividad más ligera. El entrenamiento de fuerza también puede ayudar a reducir la presión arterial. Intenta incluir ejercicios de entrenamiento de fuerza al menos dos días a la semana. Habla con tu médico acerca de cómo elaborar un programa de ejercicios.
×