La preeclampsia es la presión arterial alta que se produce exclusivamente en el embarazo. Por lo tanto, aún qué si hipertensión crónica esté bajo control antes de que usted esté embarazada, es posible que más adelante pueda desarrollar preeclampsia. Si usted tiene hipertensión crónica, es más propensa a desarrollar la preeclampsia, pero eso no significa necesariamente que lo hará. También, en caso de que usted desarrollé  preeclampsia, el médico puede recomendar inducir el parto antes de su fecha de parto para prevenir más complicaciónes. Si la preeclampsia es grave, el médico puede recomendar un parto por cesárea.
Un programa de ejercicios completo, como el programa Peak Fitness, parece ser muy importante para la producción de beneficios a largo plazo en personas con presión arterial alta. Casi todos los programas deberían incorporar ejercicios anaeróbicos o ejercicios de alta intensidad una o tres veces a la semana, ya que estos ejercicios han mostrado ser, incluso, más eficaces que el ejercicio aeróbico para reducir el riesgo de muerte por ataque cardiaco.
Una de las características especiales del ajo, es que es un alimento libre de grasas y bajo en carbohidratos, pero además de esto, posee cantidades especiales de fósforo, magnesio, potasio, vitaminas del grupo B, antioxidantes, proteínas y cualidades antiinflamatorias espectactaculares. Si quieres reducir los niveles alterados de presión arterial, deberás consumir al menos 3 dientes de ajo en ayunas e incrementar su consumo en tus comidas diarias. Como recomendación, puedes triturar los ajos, dejarlos reposar por 15 minutos y luego agregarlos a tus platos culinarios. 

The information on this site is not intended or implied to be a substitute for professional medical advice, diagnosis or treatment. All content, including text, graphics, images, and information, contained on or available through this website is for general information purposes only. The purpose of this is to help with education and create better conversations between patients and their healthcare providers.

El control en el hogar puede ayudarte a controlar tu presión arterial, asegurarte de que funcionen tus cambios en el estilo de vida y alertarlos a ti y a tu médico de posibles complicaciones para la salud. Los monitores de presión arterial se encuentran disponibles para el público sin ningún tipo de receta. Habla con tu médico sobre el control en el hogar antes de comenzar.

×