Como hemos visto, la causa del daño al bebé es la afectación de los vasos sanguíneos de la placenta, que impiden un flujo adecuado de sangre. En cambio, la causa del daño a la mujer embarazada es la afectación de sus capilares sanguíneos, que impiden un flujo adecuado de sangre al cerebro, el riñón y el hígado. Pero ¿por qué se lesionan los vasos sanguíneos?
Las personas con obesidad tienen entre dos y tres veces más posibilidades de padecer hipertensión, según datos de la Fundación Española del Corazón (FEC). Además, perder peso es la mejor forma de bajar la presión arterial, pues reducir 10 kilos puede repercutir en una bajada en la tensión sistólica de unos dos puntos; por ejemplo, de 140 a 120 mmHG. Lo mejor para perder esos kilos de más es acudir a un especialista que te proporcione una dieta personalizada, y realizar ejercicio de manera habitual.
Entre otras de las cosas que te podemos decir para bajar la tensión arterial y tener buenos resultados en tu salud es que debes de eliminar el uso de la cafeína en tu dieta, ya que según se indica la cafeína puede hacer que la presión se mantenga alta casi todo el tiempo y también practica una rutina de ejercicios todos los días, ambas cosas te darán buenísimos resultados.

Si no estás conforme con las prescripciones de tu médico, o tienes dudas sobre los efectos secundarios que las mismas puedan tener, nuestra recomendación es que consultes con otro profesional de manera presencial, ya que solo mediante el estudio de todas las pruebas y en su caso, la realización de pruebas adicionales, puede justificarse la adopción de un tratamiento farmacológico.
No tome más cantidad del medicamento para la presión arterial que la recetada por el médico. No deje de tomar el medicamento a menos que el médico le diga que deje de tomarlo. No se salte un día ni tome solamente media píldora. Recuerde reabastecer su medicamento antes que se le acaben las píldoras. Si no tiene suficiente dinero para pagar por sus medicamentos, hable con el médico o farmacéutico.
Consume alimentos ricos en omega 3. La dieta de muchas personas es pobre en ácidos grasos omega 3 (aceite de pescado) y equilibrar esta deficiencia ayuda a bajar la presión arterial de forma natural. Consume pescado al menos dos veces por semana, puesto que así obtendrás ácidos grasos omega 3, reducirás los triglicéridos y mejorarás la salud cardiaca en general.[10]

Todo iba bien la verdad me estaba controlando tengo mas de un mes con el tratamiento para la ansiedad, el cual me ha dado resultados pues ya no tengo ataques de ansiedad como antes ni medio a mori];pero hace un par de días sentí como mis manos sudaban, sentía como calambres, un poco de escalofríos, y las piernas un poco de débil aunque podía pararme y todo pero sentía una sensación la verdad algo caótica.
Es vuestro médico quien debe contestarte a esas preguntas, ya que es él o ella quien ha prescrito el tratamiento y quien conoce las circunstancias de tu madre. Recuerda seguirnos en nuestro blog y redes sociales para encontrar los mejores consejos sobre cambio de hábitos, control de estrés, etc. y su incidencia en trastornos como la hipertensión, etc.
yo deje de fumar hace un mes y medio y de fumarme una caja diaria , deje de fumar 3 dias y empese afumarme 1 un por dia y despues uno cada dos dias y entre en ansiedad y ala semana y mediia fui a ver al doctor y mi presion arterial era de. 130/80 y estaba muy nervioso y estresado me acaba de ir a vivir solo y anduve buscando trabaho y fueron dias estreesantes , ya despues mi presion quedo en 140/80 y hace mes 4 semabas deje de fumar ya nada, estoy tomando propanolol 20mg

El alcohol puede ser bueno y al mismo tiempo malo para tu salud. Si bebes alcohol solo con moderación, generalmente una bebida por día para las mujeres o dos por día para los hombres, puedes reducir potencialmente tu presión arterial en aproximadamente 4 mm Hg. Una bebida equivale a 12 onzas (355 mililitros) de cerveza, 5 onzas (148 mililitros) de vino y 1.5 onzas (44 mililitros) de licor con una graduación alcohólica del 40 %.
×