Gracias por participar!!Estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Estamos en Madrid y Jaén.
Hola me llamo Angie tengo 22 años y peso 46kg… Hace un mes atrás me e sentido mal, me a dolido al rededor del pupo y mas abajo y sentía muchas palpitaciones y dolores de cabeza… el doctor me dio para hacerme unos analices de sangre y un uro cultivo porque pensó que podía ser problema en las tiroides y una gastritis nerviosa… pero cuando leí los análisis caí en una depresión terrible, tengo 242 de colesterol… no puedo creer que siendo tan joven tenga eso, igual mis padres sufren de lo mismo… asique me dio para que haga alimentación sana por 2 meses hasta que me haga los estudios de nuevo y que camine mucho… pero la cuestión es que tengo miedo de salir a caminar… porque en este mes que a pasado me paso que en 3 días baje un kilo y no puedo aumentar de peso y eso que estoy comiendo sano y abundante… que me recomiendan que haga???
El alcohol puede ser bueno y malo para la salud. En cantidades pequeñas, puede disminuir la presión arterial en 2 a 4 mm Hg; sin embargo, ese efecto protector se pierde cuando se bebe en exceso, lo que generalmente significa más de una bebida diaria para las mujeres y hombres mayores de 65 años, o más de dos bebidas diarias para los hombres de 65 años o menos. Por otro lado, si usted normalmente no consume alcohol, no debe empezar a hacerlo como un medio de reducir la presión arterial porque los posibles daños del consumo de alcohol superan las ventajas.
Reduzca el consumo de sal. A medida que va envejeciendo, el cuerpo y la presión arterial se vuelven más sensibles a la sal (sodio), así que puede ser necesario determinar cuánta sal contiene su dieta. La mayoría de la sal proviene de alimentos procesados (por ejemplo, sopas y productos horneados). Una dieta baja en sal, tal como la dieta DASH, puede ayudar a bajar la presión arterial. Hable con el médico sobre cómo consumir menos sal.
Si has terminado con tu paciencia y el dinero, y no consigues quedarte embarazada significa que ninguno te recomendó este procedimiento http://TrucosParaQuedarEmbarazada.netint... Simple logras quedar embarazada aunque te exponen que no puesto que a mí me ha sucedido. Estaba desesperada consideraba que mi organismo estaba estropeado y quedarme embarazada había consiguiendo a estar una manía hacia la locura. Por azar localicé una chica, una amiga de una amiga que me recomendó esta página y ahora disfruto de una familia hermosa, contenta y llena.

Las personas con obesidad tienen entre dos y tres veces más posibilidades de padecer hipertensión, según datos de la Fundación Española del Corazón (FEC). Además, perder peso es la mejor forma de bajar la presión arterial, pues reducir 10 kilos puede repercutir en una bajada en la tensión sistólica de unos dos puntos; por ejemplo, de 140 a 120 mmHG. Lo mejor para perder esos kilos de más es acudir a un especialista que te proporcione una dieta personalizada, y realizar ejercicio de manera habitual.


El médico diagnostica la hipertensión si hay una tendencia a un aumento regular de la presión arterial a un nivel superior a 139/89 mm Hg. Si la hipertensión se vuelve crónica, el médico prescribe una ingesta sistemática de ciertos medicamentos y un control diario de la presión. La peculiaridad de esta patología es que los medicamentos se toman de por vida. En el período de las exacerbaciones, en la primavera y en el otoño.
Las personas con obesidad tienen entre dos y tres veces más posibilidades de padecer hipertensión, según datos de la Fundación Española del Corazón (FEC). Además, perder peso es la mejor forma de bajar la presión arterial, pues reducir 10 kilos puede repercutir en una bajada en la tensión sistólica de unos dos puntos; por ejemplo, de 140 a 120 mmHG. Lo mejor para perder esos kilos de más es acudir a un especialista que te proporcione una dieta personalizada, y realizar ejercicio de manera habitual.
Es bastante habitual que en el embarazo, especialmente en las primeras fases, se produzca una bajada general de la tensión, por lo que tu caso no es preocupante. Dado que los remedios más habituales para subir la tensión no son aplicables en el embarazo (tomar un café o una copa), intenta evitar los lugares muy concurridos y calurosos, las situaciones que te puedan agobiar, así como determinadas posturas como levantarse de manera muy brusca, cambiar de posición muy rápido, etc.

Afortunadamente la mayoría de las mujeres que desarrollan hipertensión gestacional tienen sólo un problema leve, y además no se desarrolla hasta casi el final del embarazo (37 semanas o más). Si estás en esta categoría, todavía corres un riesgo relativamente alto de que te tengan que inducir el parto o de tener una cesárea. Pero aparte de esto, no hay otra diferencia.
Esta contracción de los vasos sanguíneos hace que la sangre tenga que viajar a través de los mismos vasos sanguíneos pero que han sufrido una reducción del diámetro, aumentando la presión arterial. Además, el humo del cigarrillo aumenta la retención de sodio, mientras que otras sustancias presentes en los cigarrillos como el cadmio favorecen también la presión arterial.
Gracias por contactar. Estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Contamos con 3 Centros en Madrid, uno en Jaén y uno en Guipúzcoa.

Las teorías actuales apuntan a que la preeclampsia es un trastorno inmunológico. La mitad de la carga genética del bebé procede de su padre, y en el embarazo, el sistema inmunológico de la madre debe hacerse más tolerante para no crear reacciones de rechazo (como en los transplantes). Según esta teoría, la preeclampsia podría ser simplemente una resistencia de esa tolerancia inmunológica a las proteínas del otro ser.
Frente a lo anterior, es imprescindible contar con hacks esenciales que nos permitan regular la presión de formas más orgánicas. Es decir, que nos ayuden a sortear la existencia sin tener que acudir a sustancias externas. Estos consejos funcionan mucho mejor si los combinas con una dieta balanceada que no incluya comidas procesadas, harinas refinadas o lácteos, y si evitas a toda costa los cigarrillos.
Según la Asociación Americana del Embarazo, la hipertensión afecta aproximadamente del 6 al 8 % de las embarazadas. Si tu presión arterial excede los 140 mm Hg de presión sistólica (el número más alto) o 90 mm Hg de presión diastólica (el número más bajo), entonces sufres de presión arterial alta, o hipertensión. Algunos factores de riesgo de la hipertensión relacionado al embarazo son el sobrepeso, haber tenido hipertensión antes del embarazo, embarazo múltiple, alguna enfermedad crónica o una dieta deficiente (dietas con un alto consumo de sal y grasas). Como la hipertensión lleva a complicaciones (bebés de bajo peso, problemas renales, nacimientos prematuros y preeclampsia), debes tomar los pasos para bajar la presión arterial alta durante el embarazo.[1]
Por otra parte, ¿es grave la hipertensión en el embarazo? En realidad, una elevación de la presión en el embarazo no siempre indica un problema. Cuando hay una hipertensión que se mantiene, lo importante es observar el conjunto de síntomas para valorar si estamos ante un problema de salud o solo ante una modificación fisiológica y transitoria de la tensión.
Hola…Mi madre una mujer de 48 años ha sufrido episodios de hipertensión de 256/116..tiene un mes probando distintos tratamientos de distintos especialistas se la controlan por momentos días pero siempre vuelve a recaer. Mi pregunta es sobre ¿Cuánto, en cifras de hipertensión, puede resistir su organismo? ¿qué posibles causas pueden estar afectándole a parte de su Diabetes tipo II q esta compensada? ¿Qué opciones a parte de sus medicamentos nos queda para ayudarla? Nos ayudan por favor, sus hijas.
El nivel de la presión sanguínea es uno de los indicadores más importantes del estado de salud en el embarazo y, sin embargo, no se controla lo suficiente. La presión arterial durante el embarazo debería controlarse con frecuencia, incluso cuando no se han tenido problemas con anterioridad. Los cambios físicos relacionados con esta etapa pueden alterar los valores de la presión sin previo aviso, lo que puede llegar a provocar complicaciones serias. En el fondo, es sencillo: sólo hay que comprobar la tensión de forma regular.

La cafeína es una droga y debido a que es consumida mucho y es completamente legal, puede tener un efecto poderoso en su fisiología individual. Si quiere eliminar la cafeína de su alimentación, trate de hacerlo de manera gradual durante un período de días o incluso semanas, con el fin de evitar los síntomas de abstinencia como los dolores de cabeza.
Hola yo tengo 30+2 semanas, y hace dos semanas me comenzó a subir la tensión , que también tiene que ver con envejecimiento de placenta, como en mi primer embarazo, mi primera hija tiene 7 años y nació en la semana 34 tenía hipertensión y la placenta envejecida desde la semana 24 afortunadamente me le maduraron los pulmones en la semana 28 y en la 34 nació perfecta, claro nunca tuve hipertensión grave no se me subió a más de 14 o 15, hoy mi niña goza de excelente salud, mientras estén medicadas y monitoreadas por el médico todo saldrá bien. Yo ahorita en la semana 32 le maduraran los pulmones al bebé y bueno todo saldrá bien.
Los probióticos del yogur y otros alimentos fermentados (incluso algunos quesos) pueden ayudar a bajar la presión arterial, reportaron investigadores australianos recientemente. La clave es comer alimentos ricos en probióticos a diario. Consumirlos por menos de ocho semanas no redujo la presión arterial, pero por más tiempo, sí representó una caída en la presión sistólica (el número de arriba) en un promedio de 3.6 mm Hg. Al elegir tu yogur diario, cerciórate de que la etiqueta diga "cultivos vivos y activos".
Por este medio la información que tenemos es limitada, por lo que te recomendamos seguir siempre los consejos de tu médico. Recuerda que somos especialistas en el control del estrés y la ansiedad, que muchas veces puede agravar tus síntomas. Con respecto a la respiración, es una de las aramas más poderosas contra el estrés, por lo que aplicamos siempre la optimización de esta variable en nuestros tratamientos. Estamos a tu disposición en nuestros centros y asimismo te recomendamos echar un vistazo a la página web http://www.irelax.es, en la que puedes ver un dispositivo personal de biofeedback que te ayudará a mejorar tu respiración y con ella tu salud y calidad de vida.
“Se sabe que el ejercicio, particularmente el cardio y el ejercicio aeróbico, es un potente cuentagotas de la presión arterial durante mucho tiempo, y sabemos que las frutas y verduras ricas en potasio y nitratos naturales pueden reducir la presión arterial con la misma eficacia que muchos otros. medicamentos “, dijo. “Entonces eso, para mí, no es sorpresa. Es bueno que lo pongan todo junto en este estudio “.
Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso a seguir para bajar la presión arterial. Los efectos pueden ser graduales si no haces nada más que equilibrar tu dieta, pero si te concentras en consumir alimentos conocidos por bajar la presión arterial y acompañas los cambios en tu dieta con actividad y cambios en tu estilo de vida, tu presión arterial va a bajar mucho más rápido.

Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso para reducir la presión arterial. Los efectos serán graduales si no hace nada más que equilibrar su dieta, pero si se centra en alimentos que se sabe reducen la presión arterial y complementan su dieta con actividad física y cambios en el estilo de vida, su presión arterial disminuirá mucho más rápido.


El peso es un factor que puede hacer que nuestra presión arterial aumente. Si sobrepasas el peso estipulado como saludable según tu índice de masa corporal, inmediatamente te conviertes en un candidato con posibilidades de sufrir hipertensión. Es por esto que siempre es una buena idea conocer cuál es nuestro índice de masa corporal para conocer en qué medida nuestro peso debe preocuparnos.
Llevar una alimentación que contenga gran cantidad de cereales integrales, frutas, verduras y productos lácteos con bajo contenido de grasa y que reduzca las grasas saturadas y el colesterol puede disminuir tu presión arterial hasta en 11 mm Hg si tienes presión arterial alta. Este plan de alimentación se conoce como dieta de enfoque alimentario para detener la hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension, DASH).
×