Controlar su presión arterial es una labor de por vida. La presión arterial es sólo uno de varios factores que elevan su riesgo de sufrir ataques cardíacos, derrames cerebrales o la muerte. La diabetes y el colesterol alto son otros factores de riesgo. Los cambios en el estilo de vida —tales como bajar de peso, llevar una dieta sana y realizar actividad física— pueden influir en esos tres factores de riesgo, pero muchas personas también tendrán que tomar medicamentos.


Para cualquier otra consulta, estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones.
doc buenas tardes tengo aproximadamente 2 meses que me salio la precion en 146/80 fui al doc y me receto loxzartan de 50mg le comento que padesco de ansiedad nervios y muy hipocondriaco me la estuve checando toda la semana variaba entre 120/80 hasta 140/80 pero ayer 11 de abril del 2016 me sentia mas nervioso de lo normal encuanto me puso la cosa en el brazo me empezo alatir el Corazon fuerte de los nervios y se me disparo como nunca 170/100 me asuste mucho y estos dias e andado con dolor de cabeza que me recomienda gracias
La clasificación de la hipertensión se basa en la media de dos o más lecturas tomadas en estado de reposo. Es conveniente tomar la tensión siempre a la misma hora. No das solamente una cifra, que no sabemos si corresponde a la presión sistólica o diastólica. No obstante, si tienes malestar no esperes y acude a tu médico para que te hagan una revisión.
La presión arterial alta es muy común en las personas mayores. El sistema vascular cambia a medida que las personas van envejeciendo. Las arterias se endurecen, de modo que la presión arterial sube. Esto es cierto incluso para las personas que tienen hábitos que benefician la salud del corazón. La buena noticia es que la presión arterial puede ser controlada en la mayoría de las personas.
La preeclampsia es la presión arterial alta que se produce exclusivamente en el embarazo. Por lo tanto, aún qué si hipertensión crónica esté bajo control antes de que usted esté embarazada, es posible que más adelante pueda desarrollar preeclampsia. Si usted tiene hipertensión crónica, es más propensa a desarrollar la preeclampsia, pero eso no significa necesariamente que lo hará. También, en caso de que usted desarrollé  preeclampsia, el médico puede recomendar inducir el parto antes de su fecha de parto para prevenir más complicaciónes. Si la preeclampsia es grave, el médico puede recomendar un parto por cesárea.
Dependiendo de su condición física cuando comience con un programa de ejercicios, usted necesitará consultar a un profesional de la salud para que pueda ayudarlo a aumentar la intensidad necesaria para reducir los niveles de insulina. Dependiendo de su condición física, cuando se involucra en una actividad de ejercicio, necesitara hablar con médico para que el indique cual es la intensidad para bajar su nivel de insulina.

En cada visita prenatal, su profesional de la salud le mide su presión arterial. Para hacer esto, le coloca una manga o banda en la parte superior de su brazo. Se infla la manga para medir la presión en sus arterias cuando el corazón se contrae y luego se relaja. Si usted tiene una medición alta, su profesional de la salud puede medirle la presión de nuevo para cerciorarse si tiene o no alta presión arterial.
Cuando te miden la presión arterial, los sanitarios obtienen dos cifras: la presión durante el latido (sistólica o máxima) y la presión entre latido y latido (diastólica o mínima). Así, la hipertensión arterial es la presión excesiva dentro de las arterias, cuando la sistólica es mayor de 140 mmHg (milímetros de mercurio) o la diastólica mayor de 90.
Una presión arterial alta de forma ostensible conlleva, a largo plazo, un incremento del riesgo de enfermedad cardíaca y embolia. Cuanto más alta sea la presión arterial, mayor el riesgo. Muchas veces se aborda la presión arterial alta con un tratamiento médico para reducir los riesgos se salud; sin embargo, es posible reducir la presión arterial a través de cambios en el estilo de vida (ver a continuación).

La diferencia calculada entre la presión sistólica y diastólica también es de interés. Si la diferencia es grande (p. ej. 170/85), puede ser señal de tener las arterias endurecidas, a menudo provocado por una enfermedad cardíaca. Esto significa que los vasos sanguíneos no se pueden dilatar lo suficiente cuando el corazón envía una pulsación, y obliga a que la presión arterial aumente (las paredes no pueden expandirse, así que la presión aumenta cuando el corazón bombea sangre).
Hablando de una dieta saludable, hay ciertas cosas que deberían agregarse y eliminarse de tu comida. Evita el sodio, azúcar agregada, carbohidratos refinados y comidas procesadas. Llena tu dieta con frutas frescas, vegetales, proteínas magras y granos enteros que sean ricos en calcio, magnesio y potasio. Saborea una pieza de chocolate oscuro rico en flavonoides para el postre para dilatar los vasos sanguíneos, bajando la presión sanguínea.
Hola! tengo 36 años y siempre h sido hipotensa. Me operaron hace 2 años d un tumor calcinoide en el pancreas. A raiz d la operacion mi vida cambio radical,,para bien. Pero doctor, llevo un tiempo q m duele el brazo izq. la cabeza, sobre todo una mitad y tengo nauseas… me h tomado l tensio y ultimamnte en reposo esta en 13 8 y en16 10. Las pulsaciones a 83. u 87. Por favor me podria decir si es normal?
Tengo un embarazo de 13 semanas y padesco adenoma hipofisiario y mastopatia fibroquistica mamaria, por lo que mi e mbarazo esre de riesgo, hace dos dias me desperte con cansancio excesivo y nausia no hice ningun esfuerzo ni me estrese y vasi todo el dia me dolia el pecho por la noche al lenvantarme de mi descanso senti una falta de aire y un horrible dolor de pecho y pulmon que no permitian repirar me tomaron la presion y era 160/80 y alrealizar ejercicios de respiracion el dolor aumentaba hasta que se calmo ero por y al siguiente dia el dolorenpecho seguia y los episodios de falta de aire aunque eran menos violentos y presion era de 110/80
Preeclampsia. La preeclampsia aparece cuando la hipertensión se presenta después de las 20 semanas de embarazo y está asociada a signos de daño a otros sistemas de órganos, entre ellos, los riñones, el hígado, la sangre o el cerebro. Si no se trata, la preeclampsia puede provocar complicaciones graves, incluso mortales, como convulsiones (eclampsia), tanto para la madre como para el bebé.

La presión arterial habitual de una mujer suele mantenerse durante su embarazo; no tiene por qué aumentar. Es más, hacia la mitad del embarazo acostumbra a darse una ligera disminución, que más adelante se recupera. Sin embargo, hay una diferencia: en el embarazo, la presión arterial puede verse influida por los estados emocionales porque se vuelve más sensible a la acción de las hormonas. Por ejemplo, es más fácil que ocurra un desmayo (un síncope vasovagal). También es más fácil tener presiones arteriales demasiado altas o demasiado bajas por motivos meramente emocionales, además de por la acción de la placenta, que tiene la capacidad de regular la tensión de la mujer embarazada en función de las necesidades del bebé.
Como hemos visto, la causa del daño al bebé es la afectación de los vasos sanguíneos de la placenta, que impiden un flujo adecuado de sangre. En cambio, la causa del daño a la mujer embarazada es la afectación de sus capilares sanguíneos, que impiden un flujo adecuado de sangre al cerebro, el riñón y el hígado. Pero ¿por qué se lesionan los vasos sanguíneos?
Muchas gracias por participar. En nuestro blog y redes sociales puedes encontrar continuamente consejos y pautas útiles que te pueden ayudar a mejorar tus hábitos y con ellos tu calidad de vida. En nuestro centro aplicamos protocolos específicos de control de estrés que pueden ayudarte. Estaremos encantados de atenderte si pides tu cita gratuita en el 91 770 58 85 o mediante sesiones online (más información contactando a través de info@nascia.com)
En cada visita prenatal, su profesional de la salud le mide su presión arterial. Para hacer esto, le coloca una manga o banda en la parte superior de su brazo. Se infla la manga para medir la presión en sus arterias cuando el corazón se contrae y luego se relaja. Si usted tiene una medición alta, su profesional de la salud puede medirle la presión de nuevo para cerciorarse si tiene o no alta presión arterial.

Una presión arterial alta de forma ligera o moderada casi nunca presentará síntomas evidentes (a veces puedes tener un ligero dolor de cabeza). Una presión arterial muy alta puede darte dolores de cabeza intensos, fatiga y nauseas. La presión arterial alta es el resultado de un aumento de líquidos y sal en la sangre, y también de unas paredes de los vasos sanguíneos más gruesas y duras de lo normal.


Desprendimiento de la placenta. Esta es una condición seria en donde la placenta se desprende de la pared del útero antes del nacimiento. Si esto sucede, es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno y nutrientes. También puede tener sangrado vaginal serio. La placenta crece en su útero y le provee al bebé nutrientes y oxígeno a través del cordón umbilical.


Es muy frecuente que las personas ansiosas por naturaleza y que sufren de cierto grado de hipertensión puedan llegar a entrar en un círculo vicioso en el que se preocupan excesivamente por estar continuamente controlando su tensión, consiguiendo paradójicamente que al aumentar su ansiedad en relación con este asunto, la tensión arterial aumente también, y por tanto, como te comento, se entra en un proceso perjudicial de círculo vicioso.
El consumo diario de bananos o plátanos, normaliza la frecuencia cardiaca, mejora la circulación sanguínea, fortalece el músculo cardiaco, elimina el exceso de líquido en el cuerpo. Debido a que los bananos disminuyen la presión arterial, previenen el desarrollo de la hipertensión. Todo esto es por el alto contenido de potasio, calcio, magnesio y ácido fólico.
La madre puede ver afectados todos los órganos de su cuerpo. Los riñones no funcionan bien y dejan escapar proteínas a la orina. El hígado no funciona bien y no produce suficientes factores de coagulación. El cerebro puede estar afectado y la mujer puede tener dolores de cabeza, ver “luces” y, en casos graves, tener convulsiones. Puede haber alteración de los reflejos. Los vasos sanguíneos pueden estar afectados y causar hipertensión y también disminuir la llegada de nutrientes al bebé...
Por ello, evitar la hipertensión es fundamental, y más aún si nos imaginamos lo delicado de nuestro equilibrio corporal. Lo más importante para poder regularla es intentar no exponerse a escenarios abrumadores, no tener una vida sedentaria y procurar no consumir alcohol ni sodio en exceso. Pero esto, en el actual estilo de vida, puede verse medianamente lejano. 
Si desea utilizar este articulo en su sitio, por favor haga clic aquí. Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Mercola.
×