Según la Asociación Americana del Embarazo, la hipertensión afecta aproximadamente del 6 al 8 % de las embarazadas. Si tu presión arterial excede los 140 mm Hg de presión sistólica (el número más alto) o 90 mm Hg de presión diastólica (el número más bajo), entonces sufres de presión arterial alta, o hipertensión. Algunos factores de riesgo de la hipertensión relacionado al embarazo son el sobrepeso, haber tenido hipertensión antes del embarazo, embarazo múltiple, alguna enfermedad crónica o una dieta deficiente (dietas con un alto consumo de sal y grasas). Como la hipertensión lleva a complicaciones (bebés de bajo peso, problemas renales, nacimientos prematuros y preeclampsia), debes tomar los pasos para bajar la presión arterial alta durante el embarazo.[1]
Como verás los valores óptimos son algo más reducidos, pero insisto en que no sabemos nada de tu condición física, hábitos, antecedentes, etc. por lo que no se puede dar una respuesta exacta. A priori son valores normales pero algo elevados, dentro de la normalidad. En cualquier caso recuerda siempre consultar a tu médico. Puedes pedir tu cita gratuita y sin compromiso en nuestros centros llamando al 91 770 58 85.
Si usted o alguien que ama tiene complicaciones de presiona arterial alta, entonces por favor revise y comparta la siguiente información. En caso de necesitar más información, también incluyo una lista de artículos sobre suplementos. La hipertensión en realidad es una condición fácil de tratar, pero si se ignora, podría causar daño severo en su salud.
Inclúyelo en tu dieta diaria. Es un buen diurético natural por lo que unos trozos de apio, por ejemplo, en tus ensaladas te ayudarán a tener la presión arterial bajo control. El apio es un vegetal que contiene ftalidas, que son unos compuestos cuya función es ayudar a relajar los músculos que se encuentran alrededor de las arterias, lo que les permite a éstas tener más espacio para que circule la sangre con menor presión. Además, el apio también es rico en magnesio, potasio y calcio, lo cual lo convierte en un vegetal muy útil para reducir el estrés y equilibrar el sistema nervioso.
Una innovadora investigación publicada en la revista Diabetes en 1998 reportó que cerca de dos tercios de las personas en la prueba, quienes eran resistentes a la insulina (RI) también tenían presión arterial alta, y la resistencia a la insulina es causada directamente por una alimentación alta en azúcar y granos, junto con una cantidad insuficiente de ejercicio.

Mantener una vida social activa, te ayuda a controlar la presión. Es más, según numerosos estudios, sentirse solo y tener un estado anímico bajo, está ligado a la tensión alta. Si tus amigos de siempre tienen poca disponibilidad, amplía tu círculo de amistades y toma tu dosis diaria de vitamina S. Puedes apuntarte a talleres, cursos, unirte a grupos que compartan tus intereses para conocer a gente nueva.


La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes arteriales. Cuando el médico mide la presión arterial, el resultado se registra con dos números. El primer número, llamado presión arterial sistólica, es la presión causada cuando el corazón se contrae y empuja la sangre hacia afuera. El segundo número, llamado presión arterial diastólica, es la presión que ocurre cuando el corazón se relaja y se llena de sangre. El resultado de la medición de la presión arterial usualmente se expresa colocando el número de la presión arterial sistólica sobre el número de la presión arterial diastólica, por ejemplo, 138/72. La presión arterial normal para adultos se define como una presión sistólica de menos de 120 y una presión diastólica de menos de 80. Esto se indica como 120/80.


Normalmente la subida de la tensión viene acompañada (o precisamente es consecuencia) de estados excesivos de ansiedad y preocupación. Visita a tu médico y junto con sus prescripciones, en caso de que sean necesarias, más un cambio de hábitos y seguir las pautas básicas para la mejora de la hipertensión te ayudarán a equilibrar tu nivel de tensión.

La preeclampsia es una hipertensión arterial que aparece en la segunda mitad del embarazo. Va acompañada de presencia de proteínas en la orina y, a veces, una rápida hinchazón generalizada (en una semana se puede ganar medio kilo o más). Si se mantiene como preeclampsia leve, no pasa nada, no necesita tratamiento médico. Sin embargo, ante la posibilidad de que se agrave, un buen diagnóstico requiere el ingreso hospitalario de la mujer para seguir su evolución durante los primeros días y vigilar en todo momento que no se agrave. Esta vigilancia estrecha consiste en analíticas de sangre y orina (para saber que no es grave para la madre) y ecografías Doppler (para saber que no es grave para el bebé).

Soy un Hombre de 43 años y rolo turnos hay muchos días en los que solo duermo 4 horas ya que mi jornada de trabajo es de 12 ,tengo cuatro hijos pequeños y me diagnosticaron hipertensión hace 6 años ,los médicos me dicen que tengo el corazón mas grande de lo normal esto por que e hecho ejercicio durante toda mi vida , y los días que descanso voy al GYM pero en muchas ocasiones sobre todo en las noches se me duermen las manos y los labios y me dan muchas nauseas , ,le solicito su consejo ya que soy el único que trabajo en mi familia y ellos necesitan de mi y quiero saber de que manera puedo cuidarme ya que lo de las horas de sueño son casi imposibles en algunos días. Gracias
Si estaba tomando medicamento para la hipertensión crónica antes del embarazo, su profesional se asegurará de que el medicamento sea seguro tomarlo durante el embarazo. Si no lo es, le cambiará el medicamento a uno más seguro. Su presión arterial esté bajo control. Algunos medicamentos para la presión arterial, llamados inhibidores de la ECA y bloqueadores de los receptores de angiotensina, pueden perjudicar a su bebé durante el embarazo.
Algunas mujeres tienen alta presión arterial antes de quedar embarazada. Otras desarrollan alta presión arterial por primera vez durante el embarazo. Alrededor de 8 de cada 100 mujeres (8 por ciento) tienen algún tipo de alta presión arterial durante el embarazo. Si usted tiene alta presión arterial, hable con su profesional de la salud. Tener su presión arterial bajo control puede ayudarla a tener un embarazo sano y un bebé sano.
Preeclampsia. Sucede cuando la mujer embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando bien. Las señales y los síntomas de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la visión y dolores de cabeza severos. La preeclampsia puede ser una condición de salud grave. Aunque tenga preeclampsia leve, usted necesita tratamiento para que no empeore. Sin tratamiento, la preeclampsia puede causar daño renal, del hígado y del cerebro. En casos pocos comunes, puede resultar en una condición muy grave llamada eclampsia y síndrome HELLP. La eclampsia puede causar convulsiones y resultar en una coma. El síndrome HELLP sucede cuando tiene problemas graves de la sangre y del hígado.

hasta que pasando consulta una vez se me subio la presion a 160 y me dieron a tomar enalapril porque me dijeron que era hiper tenso pero realmente no lo crei que de la noche a la mañana asi fuera por una vez que tube la presion alta bueno lo que hice fue renunciar a mi empleo y empese a cambiar mi estilo de vida tambien un doctor particular me receto unas buenas vitaminas anti strees y con eso se me fueron quitando los sintomas entiendo que el strees que estaba viviendo me ocasiono todo esos factores que van de la mano pero gracias a Dios primeramente me siento mejor y si creo en que un cambio de vida positivo funciona muy bien bendiciones por su interesante pagina saludos

Además de llevar una alimentación saludable y de practicar ejercicio físico con regularidad, las embarazadas que tienen tendencia a padecer preeclampsia en el embarazo pueden también probar algunas infusiones naturales para bajar la tensión arterial. Algunos tés e infusiones son aptos para estos casos y pueden tener beneficios para tu salud, por ejemplo, para tus defensas.
Habría que hacer un seguimiento continuado de tus niveles de tensión para saber exactamente el patrón y así poder definir bien en qué y cómo te afecta. El estrés está asociado a la subida de la tensión, si bien existen otros elementos que deberían ser valorados por tu médico, por lo que sí te recomiendo que te hagas una revisión y en cualquier caso siempre te vendrá bien seguir un programa de control de estrés.

La tensión alta, prácticamente, no tiene ningún huella visible o doloroso. Simplemente tiene síntomas que casi no se ven y no se sienten como por ejemplo: dolores de cabeza frecuentes, luces destellantes que aparecen de la nada y otras de esta manera que si te ha pasado esto o si sabes que tienes la tensión alta entonces es el momento de cambiar tu vida con la ayuda del libro Milagro Para la Presión de aquí http://MilagroParaLaPresion.latis.info/?...

Puede aparecer HTA por un aumento del volumen sanguíneo, debido a una alteración renal y una mala regulación del sodio, aunque el hígado y el bazo también están implicados en los niveles del volumen de sangre; por mal estado de las arterias o acumulación de calcio en las paredes; o por la alteración de la vasodilatación y la vasoconstricción debida a estrés, estimulantes o mala alimentación.
La presión alta puede acarrerar muchísimos problemas de salud; poco a poco podría ir deteriorando tu cuerpo y hasta podría manifestarse en un paro cardíaco, enfermedad de los riñones o hasta complicaciones con la vista. La presión alta hará que tu cuerpo trabaje más para mover la sangre en tu cuerpo y alimentar tus órganos y músculos, así que te sentirás cansada todos los días.
La presión arterial generalmente aumenta a medida que el peso también lo hace. Perder unos 4,5 kilogramos puede servir para reducir la presión arterial. De manera general, mientras más peso se pierde, más desciende la presión arterial. Perder peso también potencia la acción de los medicamentos antihipertensivos. Aparte de perder peso también se aconseja vigilar el tamaño de la cintura. Cuando hay mucho peso distribuido alrededor de la cintura, se corre más riesgo de sufrir hipertensión.
Es importante que mantengas cierto control sobre el estado de tu presión arterial de forma. Con la ayuda de un monitor de presión arterial podrás realizar un seguimiento exhaustivo de tu presión directamente desde tu casa. Consulta con tu médico cualquier duda respecto al manejo del aparato así como la forma más eficiente de realizar el seguimiento.

Hola yo tengo 30+2 semanas, y hace dos semanas me comenzó a subir la tensión , que también tiene que ver con envejecimiento de placenta, como en mi primer embarazo, mi primera hija tiene 7 años y nació en la semana 34 tenía hipertensión y la placenta envejecida desde la semana 24 afortunadamente me le maduraron los pulmones en la semana 28 y en la 34 nació perfecta, claro nunca tuve hipertensión grave no se me subió a más de 14 o 15, hoy mi niña goza de excelente salud, mientras estén medicadas y monitoreadas por el médico todo saldrá bien. Yo ahorita en la semana 32 le maduraran los pulmones al bebé y bueno todo saldrá bien.
Desde que se inicia una dieta saludable hasta que se puede constatar de forma significativa una pérdida de peso, ha de pasar el tiempo necesario para que los mecanismos fisiológicos en el cuerpo humano que regulan el mantenimiento del peso habitual se adapten al nuevo equilibrio entre ingesta y consumo de calorías. “Este proceso puede durar varias semanas y requiere una dosis de paciencia y constancia que los pacientes no suelen tener, si no se les previene adecuadamente”, explica el profesor de la Universidad CEU Cardenal Herrera.
La información proviene de un informe que evaluó 110 estudios sobre estos medicamentos. La revisión fue efectuada por un equipo investigador en la Duke University (Universidad de Duke) y financiado por la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica, AHRQ por su sigla en inglés), organismo de investigación del gobierno federal. Usted puede leer el informe detallado en www.effectivehealthcare.ahrq.gov/acearbhbp.cfm (disponible sólo en inglés).

Una investigación reciente considera el arroz de levadura roja como una opción aún más eficaz para como bajar la presion alta rapido en casa. Según un estudio realizado por investigadores chinos en 2003, el arroz de levadura roja tiene el potencial de reducir los niveles de presión arterial dentro del rango normal con una dosificación regular con el compuesto. Una dosis típica del compuesto es de 600 miligramos 2 a 4 veces al día.


Excelente información la que proporcionan, la verdad es que no hay nada mejor que hacer ejercicio y llevar una alimentación sana, todo esto siempre controlado por un experto en la materia. Mi madre padece de presión arterial alta y la verdad gracias a que efectuó cambios extremos en cuestión alimenticia ha podido controlar esta enfermedad. Ahora estamos en proceso de poder combinar alimentación con ejercicio y aunque ha sido muy difícil adaptarse a este cambio hemos logrado muchísimo hasta ahora y vamos por más… ah y por cierto hace años que se la detectaron y su vida era controlada por miles de medicamentos y he de comentarles que hoy en día ya no toma mas que solo 1 medicamento… aunque ha tenido episodios fuertes estos cada vez son mas esporádicos y todo gracias a los consejos que le dio su medico y a las constantes investigaciones que hemos hecho todos los que la rodeamos!!!! No basta con una sola opinión, hay que buscar alternativas!!!
El chocolate como medicamento para la presión arterial; ¡qué excelente idea! Pero realmente sí puede ayudar. El chocolate negro es rico en flavonoides, compuestos naturales que causan la dilatación de los vasos sanguíneos, dijeron investigadores de Harvard que analizaron 24 estudios de chocolate. Cuanto mayor sea el contenido de cacao, mejor es para tu salud. Busca las barras de chocolate negro que dicen que contienen 70% de cacao. 
Como verás los valores óptimos son algo más reducidos, pero insisto en que no sabemos nada de tu condición física, hábitos, antecedentes, etc. por lo que no se puede dar una respuesta exacta. A priori son valores normales pero algo elevados, dentro de la normalidad. En cualquier caso recuerda siempre consultar a tu médico. Puedes pedir tu cita gratuita y sin compromiso en nuestros centros llamando al 91 770 58 85.

Como hemos visto, la causa del daño al bebé es la afectación de los vasos sanguíneos de la placenta, que impiden un flujo adecuado de sangre. En cambio, la causa del daño a la mujer embarazada es la afectación de sus capilares sanguíneos, que impiden un flujo adecuado de sangre al cerebro, el riñón y el hígado. Pero ¿por qué se lesionan los vasos sanguíneos?
El proveedor de atención médica también controlará atentamente la salud de tu bebé. Se pueden realizar ecografías frecuentes para seguir el crecimiento y el desarrollo del bebé. El control de la frecuencia cardíaca fetal se puede usar para evaluar el bienestar del bebé. El proveedor de atención médica también puede recomendarte controlar los movimientos diarios del bebé.
Si tu presión sanguínea es peligrosamente elevada,  (una lectura de presión sanguínea de 160/110 o más alta), te darán medicación para hacer descender la presión sanguínea y te hospitalizarán hasta que tengas al bebé. Si tienes 34 semanas o más de embarazo, podrían inducirte el parto o hacerte una cesárea. Si todavía no tienes 34 semanas, probablemente te den corticoesteroides para acelerar el desarrollo de los pulmones del bebé y otros órganos.
Allicin es un aceite esencial de ajo. Sus componentes interactúan con los glóbulos rojos (eritrocitos). Como resultado de esta interacción, el sulfuro de hidrógeno se forma en dosis microscópicas, que relaja las paredes de los vasos sanguíneos. Como consecuencia de ello, facilita el flujo de sangre a través de los vasos, la presión sanguínea es reducida, la carga cardiaca disminuye, y los órganos vitales reciben más oxígeno.
Al realizar ejercicio de manera regular, unos 30 minutos la mayoría de días de la semana, conseguirás reducir su tensión entre 4 y 9 milímetros de mercurio (mm Hg). Y no hay que esperar mucho para ver la diferencia. Si no has estado activo, incrementando tu nivel de ejercicio reducirás tu tensión en pocas semanas.Si tienes pre-hipertensión – tensión sistólica, con valores entre 120 y 139 o tensión diastólica, con valores entre 80 y 89 – el ejercicio puede evitar que se desarrolle una completa hipertensión. Si ya eres hipertenso, la práctica de ejercicio puede reducir tu hipertensión a valores seguros.
Gracias por contactar. Puedes seguir todos los consejos útiles que proporcionamos en nuestro blog y en redes sociales, de cara a conseguir conocer técnicas y herramientas prácticas que te pueden ayudar a superar tu problema. Asimismo, te recomendamos acudir a un profesional y si así lo consideras, estaremos encantados de atenderte en nuestros centros de Madrid o Andalucía. Infórmate gratis y sin compromiso en el 91 700 58 85.
La Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) informa que, aunque el estrés no causa enfermedades del corazón, es un contribuyente importante a la presión arterial más alta y a niveles reducidos de bienestar general. Reducir el estrés es una manera eficaz de bajar la presión arterial y aumentar tu bienestar general. Trata de reducir el estrés mediante la evaluación de tus prioridades y elimina aquellas actividades que te traigan mucha presion. Incluye a tu rutina actividades relajantes como el yoga, e incluso la meditación.
No en todas las mujeres se presentan los mismos síntomas de tensión alta, pero entre ellos, los más frecuentes que nos pueden ayudar a detectarla en cualquier momento son el cansancio, los mareos y dolores de cabeza, cambios en la visión que se nota más borrosa, ansiedad, nauseas y vómitos, sudoración en exceso, dolor de pecho, respiración dificultosa, y alteraciones en la piel, ya sea por enrojecimiento o palidez extrema.
La hipertensión arterial y su tratamiento tienen varios hándicap evidentes, dice Castro. En primer lugar, “la ausencia de síntomas en el inicio de la enfermedad, que impide su diagnóstico y la percepción por parte del paciente. En segundo lugar, la adherencia al tratamiento farmacológico, muchas veces con incumplimientos involuntarios, que hay que empeñarse en evitar. Y por último, la también percepción inadecuada de que los cambios en ‘mi’ estilo de vida son pérdida de calidad de ésta, cosa que es precisamente todo lo contrario cuando se lleva a efecto”.
Mientras que la hipertensión puede afectar a cualquier persona, las mujeres embarazadas están en un riesgo creciente. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, un número creciente de mujeres embarazadas en los Estados Unidos sufren de hipertensión. De hecho, según la asociación americana del embarazo, la tensión arterial alta afecta cerca de 6 a 8 por ciento de mujeres embarazadas.

El corazón transporta la sangre a todas las partes del cuerpo a través de ciertos vasos llamados arterias. La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja adelante a través del cuerpo y contra las paredes de las arterias. Entre mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un infarto, una insuficiencia cardíaca, una insuficiencia renal o la muerte.


Un estudio publicado en la revista Open Heart indica que el azúcar puede ser más nocivo que la sal para la tensión. Y en especial el sirope de maíz (fructosa) que se utiliza en alimentos procesados, zumos industriales y refrescos. Según esta investigación, si el 25% de las calorías de las dieta provienen del azúcar aumenta por tres el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular ya que aumenta sensiblemente la tensión. Aquí te dejamos algunos de los alimentos que tienen más azúcar de lo que crees.
Aunque ajustes al estilo de vida pueden mejorar seriamente tu salud y bajar tu presión sanguínea, no deberías dejar de tomar tus medicamentos o alterar el horario o dosis sin primero consultar a tu médico. Permanece en contacto con tu doctor y monitorea tu presión sanguínea en casa mientras empiezas una nueva dieta o rutina de ejercicio para mantener tu salud general bajo control.
×