Normalmente, la presión arterial suele bajar durante la primera mitad del embarazo, volviendo a la normalidad o subiendo ligeramente en la segunda mitad del embarazo, más cercano al parto. Por esto, si la embarazada nota que tiene la presión alta, principalmente después de las 20 semanas de embarazo, debe acudir al obstetra inmediatamente para ser evaluada. 
La hipertensión arterial y su tratamiento tienen varios hándicap evidentes, dice Castro. En primer lugar, “la ausencia de síntomas en el inicio de la enfermedad, que impide su diagnóstico y la percepción por parte del paciente. En segundo lugar, la adherencia al tratamiento farmacológico, muchas veces con incumplimientos involuntarios, que hay que empeñarse en evitar. Y por último, la también percepción inadecuada de que los cambios en ‘mi’ estilo de vida son pérdida de calidad de ésta, cosa que es precisamente todo lo contrario cuando se lleva a efecto”.
Dieta balanceada, conteniendo vegetales, legumbres, fruta, cereales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y aceite de oliva. La dieta mediterránea demostró en varios estudios una disminución de eventos cardiovasculares y muerte, y a los cinco años, un 29 por ciento de reducción del riesgo cardiovascular en comparación con la dieta baja en grasas, y un 39 por ciento de reducción de ictus.

BUENAS TARDES SELLER, MI NOMBRE ES DIANA TENGO 34 AÑOS Y, ANTES QUE NADA LE QUIERO AGRADECER POR ESTA PAGINA TAN DIDACTICA DEDICADA A LA SALUD PORQUE SE APRENDE Y MUCHO. AL MARGEN DE ESTO, LE QUIERO CONSULTAR POR MI PRESION ARTERIAL QUE ES 120/65, HICE EL CURSO DE CUIDADOR DOMICILIARIO Y ESTOY APRENDIENDO A TOMAR LA PRESION, ESTUVE LEYENDO LA PAGINA DE COMO TOMAR LA PRESION PERO TODAVIA NO ESTOY CANCHERA.SEGURAMENTE LO VOLVERE A MOLESTAR EN ALGUNOS DIAS CON OTRA CONSULTA.GRACIAS.


Una mujer puede atravesar diferentes casos de hipertensión en el embarazo. Una hipertensión crónica –desde antes de la concepción y hasta 3 meses posparto–, una hipertensión gestacional, cuando la presión aumenta luego de las 20 semanas de embarazo, y suele irse luego del parto, y preeclampsia, un cuadro muy serio que implica presión alta y proteína en la orina de la mamá y que conlleva grandes riesgos para madre e hijo. 

Hola, me interesa poder aplicar las técnicas de relajación o métodos alternativos para disminuir o mantener en niveles normales la presión arterial. Hace un año tuve un pico de stress con alertas digamos de presión arterial alta. Andaba con 160/90 y me medicaron. Ahora estoy en130/70 y en ocasiones 140/80. Peso normal, análisis de sangre normal, eco de y de corazón todo con parámetros conservados, mas varios estudios que dan ok. El stress es mi factor de riesgo. Quiero hacer meditación o terapias alternativas. Conocen algún centro en Argentina que tenga las líneas de lo que ustedes promueven en su página?
Hola que tal doctor! Hace dos meses presente problemas de presion alta debiodo a presiones y estres en una relacion. Me detectaro presion de 160-115 me mandaron medicamento pero hice caso omiso. Apenas la semana pasada comenze a sentirme mal y ayer fui al medico y me detectaron presion de 180-120, me mandaron dos medicamentos para bajarla poco a `poco y me citaron en 8 dìas. ¿Còmo puedo hacer para bajarla de manera natural y puedo hacer actividad fìsica /ejercicio ) aunque la tenga alta?? Se puede curar?? Tengo 30 años. Saludos!
Los valores de la tensión arterial muchas veces varían por determinadas circunstancias, incluso pueden diferir en función de las horas del día en que tomemos dichos valores. Existen muchos factores que influyen sobre la presión arterial, tal y como explicamos en este y otros posts de nuestro blog. Entre ellos los más habituales son el factor genético, el estrés, los hábitos de vida, etc. Tu médico es el que debe valorar todos estos parámetros y sobre esa base emitir una recomendación o prescripción. Nosotros te recomendamos seguir los consejos que vamos incluyendo en nuestro blog y en nuestras redes sociales para que al ponerlos en práctica puedas normalizar tus valores y realizar un seguimiento continuo con tu médico para valorar la ingesta de medicamentos suficientemente.

Sin embargo, una de cada cuatro mujeres con hipertensión gestacional desarrollan preeclampsia durante el embarazo o parto, o poco después de dar a luz. Tus posibilidades de tener preeclampsia son del cincuenta por ciento si desarrollas hipertensión gestacional antes de las 30 semanas. Tener hipertensión gestacional también supone más riesgo de tener otra serie de complicaciones del embarazo, incluyendo retardo del crecimiento uterino, nacimiento prematuro, placenta abrupta o un bebé que puede nacer sin vida. Debido a estos riesgos, tu doctor te vigilará, así como a tu bebé, muy de cerca.


Excelente información la que proporcionan, la verdad es que no hay nada mejor que hacer ejercicio y llevar una alimentación sana, todo esto siempre controlado por un experto en la materia. Mi madre padece de presión arterial alta y la verdad gracias a que efectuó cambios extremos en cuestión alimenticia ha podido controlar esta enfermedad. Ahora estamos en proceso de poder combinar alimentación con ejercicio y aunque ha sido muy difícil adaptarse a este cambio hemos logrado muchísimo hasta ahora y vamos por más… ah y por cierto hace años que se la detectaron y su vida era controlada por miles de medicamentos y he de comentarles que hoy en día ya no toma mas que solo 1 medicamento… aunque ha tenido episodios fuertes estos cada vez son mas esporádicos y todo gracias a los consejos que le dio su medico y a las constantes investigaciones que hemos hecho todos los que la rodeamos!!!! No basta con una sola opinión, hay que buscar alternativas!!!
La diferencia calculada entre la presión sistólica y diastólica también es de interés. Si la diferencia es grande (p. ej. 170/85), puede ser señal de tener las arterias endurecidas, a menudo provocado por una enfermedad cardíaca. Esto significa que los vasos sanguíneos no se pueden dilatar lo suficiente cuando el corazón envía una pulsación, y obliga a que la presión arterial aumente (las paredes no pueden expandirse, así que la presión aumenta cuando el corazón bombea sangre).
Gracias por participar. Lo primero y más importante es seguir los consejos de tu médico, ya que si tienes la presión arterial excesivamente alta entonces entiendo que estás sometida a algún tipo de proceso de control de la misma. Por lo demás, los consejos que damos en nuestro blog y redes sociales sobre aumentar el grado de autocontrol y manejar nuestro nivel de estrés adecuadamente siempre son útiles para resolver multitud de problemas asociados. Con respecto al ejercicio que comentas, como todo en la vida, con prudencia y equilibrio, en su punto justo.
“Esto no significa que quiera que se ejerciten tan duro que se desmayen, pero quiero que sean desafiados, incluso si eso significa tomar un descanso si es necesario”, dijo. “Para algunas personas, eso puede significar nada más que una caminata suave con pausas periódicas, pero a medida que pasan las semanas tienen que desafiarse a sí mismas para deshacerse de esas pausas, poco a poco”.
Dieta balanceada, conteniendo vegetales, legumbres, fruta, cereales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y aceite de oliva. La dieta mediterránea demostró en varios estudios una disminución de eventos cardiovasculares y muerte, y a los cinco años, un 29 por ciento de reducción del riesgo cardiovascular en comparación con la dieta baja en grasas, y un 39 por ciento de reducción de ictus.
La sal es la principal causante de la retención del líquido agregando mucha más presión a nuestro organismo. Debemos consumir menos de una cucharadita de sal al día. Ten en cuenta que entre el 35%-40% de la población de España es hipertensa, y buena parte de la culpa la tiene el excesivo consumo de sal que realizamos. Los españoles consumen aproximadamente el doble de la cantidad de sal recomendada, y rara vez apuestan por sales naturales o alternativas, como la sal marina. Es evidente que la sal sirve para aportar nutrientes necesarios para el organismo y que también aporta sabor a las comidas, pero hay que vigilar su consumo e intentar limitarse a los 2 gramos por día que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Contamos con 3 Centros en Madrid y uno en Jaén.
Inclúyelo en tu dieta diaria. Es un buen diurético natural por lo que unos trozos de apio, por ejemplo, en tus ensaladas te ayudarán a tener la presión arterial bajo control. El apio es un vegetal que contiene ftalidas, que son unos compuestos cuya función es ayudar a relajar los músculos que se encuentran alrededor de las arterias, lo que les permite a éstas tener más espacio para que circule la sangre con menor presión. Además, el apio también es rico en magnesio, potasio y calcio, lo cual lo convierte en un vegetal muy útil para reducir el estrés y equilibrar el sistema nervioso.
La presión arterial aumenta y disminuye un poco durante el día, pero los médicos pueden determinar observando lecturas en un período de tiempo, si su presión arterial promedio es más alta de lo normal. La presión arterial normal es de menos de 120/80. Esto significa que la fuerza de la sangre es de 120 cuando su corazón late y de 80 cuando su corazón está entre los latidos.
Algunas mujeres tienen alta presión arterial antes de quedar embarazada. Otras desarrollan alta presión arterial por primera vez durante el embarazo. Alrededor de 8 de cada 100 mujeres (8 por ciento) tienen algún tipo de alta presión arterial durante el embarazo. Si usted tiene alta presión arterial, hable con su profesional de la salud. Tener su presión arterial bajo control puede ayudarla a tener un embarazo sano y un bebé sano.
Llevar una alimentación equilibrada y rica en frutas y verduras es esencial para conseguir bajar la tensión arterial alta. Además de todos los remedios naturales que te hemos comentado hay otra serie de hábitos alimenticios que te pueden servir de mucha ayuda contra la hipertensión. Entre otras cosas, hay que intentar evitar las comidas con altos contenidos en grasa, especialmente aquellas que contienen grasas trans o saturadas. Asimismo, hay que evitar en la medida de lo posible los productos de panadería que incluyan glutamato, del mismo modo que las comidas precocinadas y los alimentados enlatados o envasados. Evita también los pasteles, los caramelos y los refrescos azucarados. Y los más cafeteros, por mucho que les duela, deben reducir su consumo de cafeína si quieren que su tensión arterial disminuya.
Cuando la hipertensión está ligada al embarazo, ésta suele aparecer a partir de las 28 semanas de embarazo, aunque puede hacerlo antes, y, generalmente, cuanto antes lo haga, más grave suele ser. En aproximadamente un 2-5% de los embarazos, además de hipertensión, las mamás tendrán preeclampsia, y, aunque en la mayor parte de los casos la pre-eclampsia, controlada de cerca, no es grave, en algunos puede serlo, tanto para la madre como para el bebé. Aunque no se conoce a ciencia cierta el origen de la preeclampsia, parece que el sobrepeso es un factor a tener en cuenta, así como la ganancia elevada de peso durante el mismo, por lo que conviene cuidar minuciosamente la dieta.
Reduzca el consumo de sal. A medida que va envejeciendo, el cuerpo y la presión arterial se vuelven más sensibles a la sal (sodio), así que puede ser necesario determinar cuánta sal contiene su dieta. La mayoría de la sal proviene de alimentos procesados (por ejemplo, sopas y productos horneados). Una dieta baja en sal, tal como la dieta DASH, puede ayudar a bajar la presión arterial. Hable con el médico sobre cómo consumir menos sal.
Gracias por contactar y participar en nuestro blog. Nuestro primer consejo es que acudas a tu médico ya que en las subidas o bajadas de tensión pueden influir múltiples factores. Estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones.
Es muy frecuente que las personas ansiosas por naturaleza y que sufren de cierto grado de hipertensión puedan llegar a entrar en un círculo vicioso en el que se preocupan excesivamente por estar continuamente controlando su tensión, consiguiendo paradójicamente que al aumentar su ansiedad en relación con este asunto, la tensión arterial aumente también, y por tanto, como te comento, se entra en un proceso perjudicial de círculo vicioso.
Una presión arterial alta puede aumentar el riesgo de padecer problemas de salud tales como  ictus, infartos de miocardio y similares. A pesar de que la mayoría de personas confían en los medicamentos para regular su presión arterial, existen muchos factores que contribuyen a sufrir presión arterial alta que podemos tratar de mejorar como pueden ser la dieta, el estilo de vida o el peso
Por otro lado, el té de rooibos o té rojo africano es una bebida hecha a base de la hoja de Aspalathus linearis, un arbusto que es originario de Sudáfrica. El té de rooibos es también considerado como uno de los mejores remedios contra la tensión alta. Además, el té rojo africano también posee propiedades antioxidantes, ayuda a combatir las enfermedades del corazón y previene el envejecimiento prematuro.

Un estudio del Instituto de Medicina Mente-Cuerpo Benson-Henry en el Hospital General de Massachusetts, afiliado a la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos) ha comparado una técnica de gestión del estrés llamada 'respuesta de relajación' con educación sobre los cambios en el estilo de vida como reducción de sodio (menos sal en las comidas), pérdida de peso y ejercicio.
La presión alta o hipertensión quiere decir que nuestro corazón está trabajando mucho más de la cuenta para poder bombear la sangre. Esto es algo muy peligroso ya que puede provocar un ataque cardíaco, un desorden renal o una trombosis cerebral. Por o tanto, debemos llevar un control sobre nuestra presión arterial. A continuación en Demedicina te mostramos cómo bajar la tensión con remedios naturales.
Todos sabemos que el ejercicio es básico para estar sanos pero no todo el mundo sabe que es fundamental para bajar la tensión sin necesidad de tomar pastillas. De hecho, se calcula que haciendo ejercicio aeróbico (andar, ir en bicicleta, correr) de forma habitual la presión baja 4,6 mmHg, y tomando menos sal, 3,6 mmHg. Y también la previene, ya que practicar ejercicio puede reducir un 70% el riesgo de hipertensión. 
El azúcar y los carbohidratos refinados están presentes en una gran cantidad de alimentos, especialmente los procesados, como la bollería industrial, y los precocinados, y su consumo excesivo puede provocar diabetes y obesidad, enfermedades que en la mayoría de casos derivan en hipertensión. Cuando tomamos algo que contiene azúcar, ésta pasa al torrente sanguíneo de una manera muy rápida, y a su vez se reduce la cantidad de óxido nítrico, un compuesto que dilata las venas y las arterias, por lo que la presión arterial aumenta.
Como hemos visto, la causa del daño al bebé es la afectación de los vasos sanguíneos de la placenta, que impiden un flujo adecuado de sangre. En cambio, la causa del daño a la mujer embarazada es la afectación de sus capilares sanguíneos, que impiden un flujo adecuado de sangre al cerebro, el riñón y el hígado. Pero ¿por qué se lesionan los vasos sanguíneos?
MedlinePlus en español contiene enlaces a documentos con información de salud de los Institutos Nacionales de la Salud y otras agencias del gobierno federal de los EE. UU. MedlinePlus en español también contiene enlaces a sitios web no gubernamentales. Visite nuestras cláusulas de exención de responsabilidad sobre enlaces externos y nuestros criterios de selección.
Ya has tomado antihipertensivos pero tu presión sigue sin bajar. ¿Has pensado que quizá sea por el estrés que sufres? O quizá no duermes bien o tienes sobrepeso. ¿Reconoces estos síntomas? Muchos factores pueden influir en una presión alta, pero la buena noticia es que la tensión se puede controlar sin recurrir a los fármacos. Cambiando tu alimentación y tu estilo de vida podrás hacer que tu presión baje y vuelva a ser normal.
Preeclampsia. Sucede cuando la mujer embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando bien. Las señales y los síntomas de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la visión y dolores de cabeza severos. La preeclampsia puede ser una condición de salud grave. Aunque tenga preeclampsia leve, usted necesita tratamiento para que no empeore. Sin tratamiento, la preeclampsia puede causar daño renal, del hígado y del cerebro. En casos pocos comunes, puede resultar en una condición muy grave llamada eclampsia y síndrome HELLP. La eclampsia puede causar convulsiones y resultar en una coma. El síndrome HELLP sucede cuando tiene problemas graves de la sangre y del hígado.
La preeclampsia es una hipertensión arterial que aparece en la segunda mitad del embarazo. Va acompañada de presencia de proteínas en la orina y, a veces, una rápida hinchazón generalizada (en una semana se puede ganar medio kilo o más). Si se mantiene como preeclampsia leve, no pasa nada, no necesita tratamiento médico. Sin embargo, ante la posibilidad de que se agrave, un buen diagnóstico requiere el ingreso hospitalario de la mujer para seguir su evolución durante los primeros días y vigilar en todo momento que no se agrave. Esta vigilancia estrecha consiste en analíticas de sangre y orina (para saber que no es grave para la madre) y ecografías Doppler (para saber que no es grave para el bebé).
Sin embargo, una de cada cuatro mujeres con hipertensión gestacional desarrollan preeclampsia durante el embarazo o parto, o poco después de dar a luz. Tus posibilidades de tener preeclampsia son del cincuenta por ciento si desarrollas hipertensión gestacional antes de las 30 semanas. Tener hipertensión gestacional también supone más riesgo de tener otra serie de complicaciones del embarazo, incluyendo retardo del crecimiento uterino, nacimiento prematuro, placenta abrupta o un bebé que puede nacer sin vida. Debido a estos riesgos, tu doctor te vigilará, así como a tu bebé, muy de cerca. 

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en Ingles), así como la mayoría de los cardiólogos recomiendan lo que se llama la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), que es un plan de alimentación flexible pero equilibrado que se basa en estudios patrocinados por el NHLBI. El plan se enfoca en consumir verduras, frutas, productos lácteos sin grasa y bajos en grasa, granos enteros, pescado, aves y frijoles y limitar el sodio, dulces, bebidas azucaradas y carnes rojas. Con una dieta que no implica “alimentos especiales” y es relativamente fácil de seguir, puede ayudarte a perder unas cuantas libras, así como reducir tu presión arterial.
Cuando la hipertensión está ligada al embarazo, ésta suele aparecer a partir de las 28 semanas de embarazo, aunque puede hacerlo antes, y, generalmente, cuanto antes lo haga, más grave suele ser. En aproximadamente un 2-5% de los embarazos, además de hipertensión, las mamás tendrán preeclampsia, y, aunque en la mayor parte de los casos la pre-eclampsia, controlada de cerca, no es grave, en algunos puede serlo, tanto para la madre como para el bebé. Aunque no se conoce a ciencia cierta el origen de la preeclampsia, parece que el sobrepeso es un factor a tener en cuenta, así como la ganancia elevada de peso durante el mismo, por lo que conviene cuidar minuciosamente la dieta.
Al contrario que múltiples páginas en las que se aconseja sin ton ni son y de manera poco profesional, nuestra página pretende informar, divulgar y ayudar a encontrar consejos prácticos, pautas saludables y recomendaciones generales para mejorar el bienestar y la calidad de vida de nuestros lectores, sin por supuesto en ningún caso poder sustituir la opinión de un profesional y mucho menos entrar en detalles sobre tratamientos alternativos, prescripciones, medicamentos, contraindicaciones o similares.
Si tus circunstancias te lo permiten, no pierdas ni una hora de sueño. Cuando duermes, tu presión baja ya que el corazón se relaja. Es más, según los investigadores de la Universidad de Chicago (EE. UU.) el riesgo de hipertensión puede aumentar un 37% si se duerme una hora menos de lo que se debería, durante cinco años seguidos. Algo similar les sucede a las personas que sufren apnea del sueño, su riesgo de hipertensión aumenta un 30%. 
Una investigación reciente considera el arroz de levadura roja como una opción aún más eficaz para como bajar la presion alta rapido en casa. Según un estudio realizado por investigadores chinos en 2003, el arroz de levadura roja tiene el potencial de reducir los niveles de presión arterial dentro del rango normal con una dosificación regular con el compuesto. Una dosis típica del compuesto es de 600 miligramos 2 a 4 veces al día.
Por ello, evitar la hipertensión es fundamental, y más aún si nos imaginamos lo delicado de nuestro equilibrio corporal. Lo más importante para poder regularla es intentar no exponerse a escenarios abrumadores, no tener una vida sedentaria y procurar no consumir alcohol ni sodio en exceso. Pero esto, en el actual estilo de vida, puede verse medianamente lejano. 
Muchas gracias por participar. En nuestro blog podrás encontrar otros artículos relacionados con la hipertensión y cómo el estrés y la ansiedad influyen directamente en este trastorno. Asimismo en nuestras redes sociales puedes encontrar continuamente consejos y pautas útiles que te pueden ayudar a mejorar tus hábitos y con ellos tu calidad de vida. En nuestro centro aplicamos protocolos específicos de control de estrés que eliminan o reducen la sintomatología asociada y que te permiten recuperar el control. Si necesitas nuestra ayuda, estaremos encantados de atenderte. Puedes pedir tu cita gratuita en el 91 770 58 85 o si estás interesada en sesiones online solicítanos información en info@nascia.com
In English | Una pequeña semilla podría tener un impacto importante en el control de la presión arterial alta. En un estudio del 2013, los pacientes (de 40 años o más) con presión arterial alta y enfermedad arterial periférica consumieron unas tres cucharadas colmadas de semillas de linaza al día durante seis meses. El resultado: la presión arterial sistólica (el número de arriba) se redujo en 15 milímetros de mercurio (mmHg); un hallazgo que los investigadores denominaron "uno de los efectos más potentes de efectos antihipertensivos jamás alcanzados por intervención alimentaria". En el estudio, las semillas molidas de linaza se usaron para la preparación de panecillos, roscos (bagels) y panes. 
Siempre es una mejor opción utilizar un método natural para prevenir enfermedades y curarse cuando lo ataca una enfermedad. En el caso de la presión arterial alta, los cambios en el estilo de vida- con un énfasis particular en normalizar sus niveles de insulina--pueden colocarlo en un camino libre de medicamentos, que es un regreso natural a una salud óptima.
×