Muchas gracias por participar y compartir con nosotros tu situación. Deberías, en primer lugar, acudir a otro médico y contarle tus síntomas. Por nuestra parte, estaríamos encantados de recibirte en nuestros centros y poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Estamos en Madrid y Jaén.
El embarazo generalmente hace que la presión sanguínea descienda al final del primer trimestre y durante parte del segundo trimestre, por lo que puede ocultar temporalmente la hipertensión crónica. Si no te tomaste la presión antes de quedar embarazada, y tu primera visita prenatal no fue hasta tarde en el primer trimestre más o menos, es posible que tu hipertensión no haya sido evidente hasta la última parte del embarazo.
Gracias por contactar. Estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Estamos en Madrid y Jaén.
   La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la tensión arterial como la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos (arterias) al ser bombeada por el corazón. Cuanto más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear. La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta.

Si tus circunstancias te lo permiten, no pierdas ni una hora de sueño. Cuando duermes, tu presión baja ya que el corazón se relaja. Es más, según los investigadores de la Universidad de Chicago (EE. UU.) el riesgo de hipertensión puede aumentar un 37% si se duerme una hora menos de lo que se debería, durante cinco años seguidos. Algo similar les sucede a las personas que sufren apnea del sueño, su riesgo de hipertensión aumenta un 30%. 
Hola, me interesa poder aplicar las técnicas de relajación o métodos alternativos para disminuir o mantener en niveles normales la presión arterial. Hace un año tuve un pico de stress con alertas digamos de presión arterial alta. Andaba con 160/90 y me medicaron. Ahora estoy en130/70 y en ocasiones 140/80. Peso normal, análisis de sangre normal, eco de y de corazón todo con parámetros conservados, mas varios estudios que dan ok. El stress es mi factor de riesgo. Quiero hacer meditación o terapias alternativas. Conocen algún centro en Argentina que tenga las líneas de lo que ustedes promueven en su página?
Entendemos que tu médico tiene suficiente conocimiento de tu caso para realizar la prescripción de los medicamentos que te ha comentado. En nuestro blog y redes sociales puedes encontrar consejos prácticos que te ayuden a complementar el posible tratamiento farmacológico con cambios de hábitos, pautas de control de estrés y ansiedad, etc. para evitar el temible y perjudicial círculo vicioso del estrés que puede empeorar o agravar los síntomas.

Siempre que las medidas se hayan hecho de forma correcta, con un medidor de presión arterial certificado, obtendrás unos resultados tan precisos como los que obtendrías en una clínica médica. De hecho, en Suecia una investigación mostró que en los consultorios médicos a veces se toma la presión arterial de forma inadecuada, con el paciente tumbado; así que quizá incluso estés obteniendo resultados más precisos en casa.
Consulta por favor a tu médico especialista sobre el tipo de hipertensión diagnosticada y sigue nuestro blog y nuestras redes para toda la información relacionada con consejos útiles para controlar el estrés y ansiedad, y su influencia no solo sobre la presión arterial sino sobre todas las variables que influyen en nuestra salud, bienestar y calidad de vida.
Siempre que las medidas se hayan hecho de forma correcta, con un medidor de presión arterial certificado, obtendrás unos resultados tan precisos como los que obtendrías en una clínica médica. De hecho, en Suecia una investigación mostró que en los consultorios médicos a veces se toma la presión arterial de forma inadecuada, con el paciente tumbado; así que quizá incluso estés obteniendo resultados más precisos en casa.
Prueba con la respiración controlada. Las técnicas de respiración, tales como la respiración diafragmática, puede ayudar a calmar el cuerpo y la mente, y calmar el estrés. Además, al usar el diafragma (el músculo ubicado en la base de los pulmones) harás que tu respiración sea más potente y reducirá el esfuerzo de los demás músculos del cuello y del pecho.[7]
Durante el embarazo, cualquier medicamento que la mujer tome afectará al bebé en desarrollo. Algunas medicaciones son aptas para embarazadas, y otras no. En caso de hipertensión el tratamiento es relmente importante para evitar complicaciones mayores, por lo que es sumamente importante que veas a tu médico obstetra regularmente para controlar tu presión y dirigirse inmediatamente a una guardia médica en caso de un episodio de presión alta.

Tu proveedor de atención médica podría sugerirte inducir el trabajo de parto antes de la fecha de parto prevista para evitar complicaciones. El momento de la inducción se determinará en función de cuán bien controlada esté la presión arterial, si tienes una lesión orgánica terminal y si tu bebé tiene complicaciones, como restricción del crecimiento intrauterino debido a la hipertensión.
El colesterol es una sustancia grasa que se va acumulando en las arterias dificultando el paso de la sangre, lo que puede derivar en hipertensión. Además, las personas con una presión arterial elevada suelen tener niveles altos de colesterol LDL (el ‘malo’) y menores del HDL (el ‘bueno’) en comparación con aquellas con una presión arterial normal. Para mantener sus niveles a raya lo mejor es llevar una dieta variada, baja en grasas saturadas y rica en fibra, y practicar ejercicio de manera habitual.

Menor flujo sanguíneo a la placenta. Si la placenta no recibe suficiente sangre, el bebé podría recibir menos oxígeno y menos nutrientes. Esto puede provocar un crecimiento lento (restricción del crecimiento intrauterino), bajo peso al nacer o nacimiento prematuro. Un nacimiento prematuro puede provocar problemas respiratorios, mayor riesgo de contraer infecciones y otras complicaciones en el bebé.


Cada paciente hipertenso y sus familiares necesitan saber cómo reducir la presión sin medicamentos. Esto es necesario para aliviar la condición en casos de emergencia, si no hay medicamentos disponibles o si un medicamento nuevo no ha ayudado. Un fuerte aumento en el nivel de la presión arterial se puede desencadenar por una experiencia emocional, malas noticias, un salto brusco en el azúcar en la sangre e incluso una nutrición inadecuada.

Cuando te miden la presión arterial, los sanitarios obtienen dos cifras: la presión durante el latido (sistólica o máxima) y la presión entre latido y latido (diastólica o mínima). Así, la hipertensión arterial es la presión excesiva dentro de las arterias, cuando la sistólica es mayor de 140 mmHg (milímetros de mercurio) o la diastólica mayor de 90.
En los niveles de presión arterial que son al menos altos de forma moderada (>160/100), como los provocados por enfermedades cardíacas, la medicación puede ser apropiada. Seguir las recomendaciones de estilo de vida anteriores también es buena idea; pueden ayudar a asegurarte de no necesitar tomar más medicamentos de los necesarios para tu tratamiento.
Muchas gracias por participar. En nuestro blog podrás encontrar otros artículos relacionados con la hipertensión y cómo el estrés y la ansiedad influyen directamente en este trastorno. Asimismo en nuestras redes sociales puedes encontrar continuamente consejos y pautas útiles que te pueden ayudar a mejorar tus hábitos y con ellos tu calidad de vida. En nuestro centro aplicamos protocolos específicos de control de estrés que eliminan o reducen la sintomatología asociada y que te permiten recuperar el control. Si necesitas nuestra ayuda, estaremos encantados de atenderte. Puedes pedir tu cita gratuita en el 91 770 58 85 o si estás interesada en sesiones online solicítanos información en info@nascia.com

Desde Nascia estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones.
La presión arterial alta, llamada también hipertensión, generalmente no presenta síntomas. Sin embargo puede causar problemas tan serios como un ataque cerebral, fallo cardíaco, ataque al corazón e insuficiencia renal. Si usted no puede controlar su hipertensión mediante hábitos de vida saludables como bajar de peso y reducir el sodio en su dieta, tal vez su médico deba recetarle medicinas.
El vinagre de manzana es un potente líquido capaz de reducir la inflamación corporal en pocos lapsos de tiempo, está compuesto por antioxidantes, propiedades antiinflamatorias, vitaminas, minerales y ciertas proteínas que mantienen nutrido al organismo. Por otro lado, el bicarbonato de sodio es un neutralizador de ácidos y al mezclarlo con el vinagre de manzana se crea un regulador de la presión arterial casero. Combina una cucharada del líquido con una cucharadita de bicarbonato en un vaso con agua y lo consumes dos veces al día, uno antes de desayunar y otro antes de dormir. 
El alcohol puede ser bueno y malo para la salud. En cantidades pequeñas, puede disminuir la presión arterial en 2 a 4 mm Hg; sin embargo, ese efecto protector se pierde cuando se bebe en exceso, lo que generalmente significa más de una bebida diaria para las mujeres y hombres mayores de 65 años, o más de dos bebidas diarias para los hombres de 65 años o menos. Por otro lado, si usted normalmente no consume alcohol, no debe empezar a hacerlo como un medio de reducir la presión arterial porque los posibles daños del consumo de alcohol superan las ventajas.
×