Un estudio realizado en 2016 por la Universidad McMaster encontró que, contrariamente al pensamiento popular, las dietas bajas en sal pueden no ser beneficiosas y en realidad pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la muerte en comparación con el consumo promedio de sal. La investigación sugiere que las únicas personas que necesitan preocuparse por la reducción de sodio en su dieta son aquellos con hipertensión que tienen un alto consumo de sal.
Hola me diasnosticaron inpertencion tengo 30 aňos y me calvario empeso despues que tuve a mi hijo que asta el dia de hoy tiene 7 meses cumplidos. Desde la primera semana que memejore me dijiero que tenia deprecion pos parto mis sintomas eran adormesimiento cara brazo pierna y lengua dolor de cabeza me palpita un ojo dolor de brazo y pierna pinchasos pies y mano dolor en el pechoespalda boca del estomago y resulta que este mes me empeso a subir una calor a la cara fui al policlinico y me detectaron inpertencion y me dieron medicamento y estoy suma mente preocupada me pongo mas nerviosa de lo que estava estoy al maximo tengo mi hijo de 7 meses y otro de dos años y 10 meses
El colesterol es una sustancia grasa que se va acumulando en las arterias dificultando el paso de la sangre, lo que puede derivar en hipertensión. Además, las personas con una presión arterial elevada suelen tener niveles altos de colesterol LDL (el ‘malo’) y menores del HDL (el ‘bueno’) en comparación con aquellas con una presión arterial normal. Para mantener sus niveles a raya lo mejor es llevar una dieta variada, baja en grasas saturadas y rica en fibra, y practicar ejercicio de manera habitual.
Antes de empezar a tomarse la tensión en casa consulte con el médico respecto al control de la presión arterial de esta forma. Si su presión arterial no está bien controlada, o si sufre otras enfermedades, probablemente deba acudir todos los meses al médico para revisar el tratamiento y realizar los ajustes necesarios. Si su presión arterial está bajo control, probablemente deba acudir al médico solamente cada 6 o 12 meses, dependiendo de las demás afecciones que padezca.
Muchas gracias por participar. En nuestro blog podrás encontrar otros artículos relacionados con la hipertensión y cómo el estrés y la ansiedad influyen directamente en este trastorno. Asimismo en nuestras redes sociales puedes encontrar continuamente consejos y pautas útiles que te pueden ayudar a mejorar tus hábitos y con ellos tu calidad de vida. En nuestro centro aplicamos protocolos específicos de control de estrés que eliminan o reducen la sintomatología asociada y que te permiten recuperar el control. Si necesitas nuestra ayuda, estaremos encantados de atenderte. Puedes pedir tu cita gratuita en el 91 770 58 85 o si estás interesada en sesiones online solicítanos información en info@nascia.com
Hola… despues de una separacion y antes de ella he sufrido unos picos de presion k recien hoy puedo detectar y hasta quizas controlar , yo no crei esto… pero con el paso del tiempo me di cuenta que , me stresaba tanto que pensaba y pensaba siempre lo mismo y ahi era donde mi presion se disparaba… comence a tranquilizarme y relajarme tomarme el tiempo cuando estaba asi… y en menos de una hora mi presion estaba normal o debajo… me fue y esmuy dificiltodavia pero casi a un año creo que voy por el buen camino… escuchando a mi cuerpo y mi mente… saludos
La hipertensión arterial (HAT) es uno de los problemas de salud más frecuentes a nivel mundial. La mayor parte de las personas diagnosticadas con HAT necesitan tratarse con medicamentos. Sin embargo, existen diversas formas de bajar la presión arterial sin recurrir a ellos. Dichos métodos también son de utilidad si tienes prehipertensión y aún no necesitas medicamentos para combatirla. Si utilizas métodos como cambiar tu dieta y estilo de vida junto con los medicamentos, podrás controlar tu enfermedad y mantener tu cuerpo más sano en general.
Reduzca el consumo de sal. A medida que va envejeciendo, el cuerpo y la presión arterial se vuelven más sensibles a la sal (sodio), así que puede ser necesario determinar cuánta sal contiene su dieta. La mayoría de la sal proviene de alimentos procesados (por ejemplo, sopas y productos horneados). Una dieta baja en sal, tal como la dieta DASH, puede ayudar a bajar la presión arterial. Hable con el médico sobre cómo consumir menos sal.
Estaremos encantados de poder ayudar a que te relajes y no necesites consumir ni tabaco ni otras sustancias perjudiciales para tu salud. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones. Estamos en Madrid y Jaén.
Mientras que la hipertensión puede afectar a cualquier persona, las mujeres embarazadas están en un riesgo creciente. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, un número creciente de mujeres embarazadas en los Estados Unidos sufren de hipertensión. De hecho, según la asociación americana del embarazo, la tensión arterial alta afecta cerca de 6 a 8 por ciento de mujeres embarazadas.
Es vuestro médico quien debe contestarte a esas preguntas, ya que es él o ella quien ha prescrito el tratamiento y quien conoce las circunstancias de tu madre. Recuerda seguirnos en nuestro blog y redes sociales para encontrar los mejores consejos sobre cambio de hábitos, control de estrés, etc. y su incidencia en trastornos como la hipertensión, etc.

Según la Asociación Americana del Embarazo, la hipertensión afecta aproximadamente del 6 al 8 % de las embarazadas. Si tu presión arterial excede los 140 mm Hg de presión sistólica (el número más alto) o 90 mm Hg de presión diastólica (el número más bajo), entonces sufres de presión arterial alta, o hipertensión. Algunos factores de riesgo de la hipertensión relacionado al embarazo son el sobrepeso, haber tenido hipertensión antes del embarazo, embarazo múltiple, alguna enfermedad crónica o una dieta deficiente (dietas con un alto consumo de sal y grasas). Como la hipertensión lleva a complicaciones (bebés de bajo peso, problemas renales, nacimientos prematuros y preeclampsia), debes tomar los pasos para bajar la presión arterial alta durante el embarazo.[1]


Por otra parte, se han realizado investigaciones en las cuales se ha observado que el consumo elevado de fructuosa puede verse reflejado en un aumento de la presión arterial. No obstante, en otros estudios se evidencio que el consumo de fructuosa en sí no es el problema; más bien, es el consumo en exceso de los hidratos de carbono o carbohidratos malos el problema principal.

Si los síntomas empeoran, o si el bebé no está creciendo lo suficiente, o si ya tienes 37 semanas de gestación, es posible que te induzcan el parto o te hagan una cesárea (dependiendo de la situación) a pesar de que el bebé sea prematuro. Si no es necesario que el bebé nazca de inmediato, probablemente permanezcas en el hospital para que tú y él puedan ser vigilados de cerca y así tu hijito tenga más tiempo para madurar.
Un estudio realizado en 2016 por la Universidad McMaster encontró que, contrariamente al pensamiento popular, las dietas bajas en sal pueden no ser beneficiosas y en realidad pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la muerte en comparación con el consumo promedio de sal. La investigación sugiere que las únicas personas que necesitan preocuparse por la reducción de sodio en su dieta son aquellos con hipertensión que tienen un alto consumo de sal.
Muchas gracias por participar en nuestro blog y contarnos tu caso. Las razones que te ha dado tu médico sobre la reacción de tu hija son ciertas. No obstante nosotros, desde Nascia, no podemos aventurarnos a decirle qué le pasa.Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad el caso de tu hija y poder ofrecerte las mejores soluciones. Estamos en Madrid y Jaén.
Consume alimentos ricos en omega 3. La dieta de muchas personas es pobre en ácidos grasos omega 3 (aceite de pescado) y equilibrar esta deficiencia ayuda a bajar la presión arterial de forma natural. Consume pescado al menos dos veces por semana, puesto que así obtendrás ácidos grasos omega 3, reducirás los triglicéridos y mejorarás la salud cardiaca en general.[10]
La Fundación Española del Corazón (FEC) advierte de que las personas que fuman tienen entre dos y tres veces más riesgo de tener un accidente cardiovascular que los no fumadores, ya que el tabaco favorece la aparición de trombos y fomenta la acumulación de colesterol ‘malo’ y la reducción del colesterol ‘bueno’. Dejar de fumar tiene consecuencias positivas inmediatas para la presión arterial, ya que la salud cardiovascular mejora después de dejar este hábito tan dañino.
Haga ejercicio todos los días. El ejercicio moderado puede reducir el riesgo de tener presión arterial alta. Establezca algunas metas para hacer ejercicios de manera segura y gradualmente lograr hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio al día la mayoría de los días de la semana. Consulte con el médico antes de comenzar un plan de ejercicios si tiene problemas de salud que no están siendo tratados. Puede encontrar más información sobre el ejercicio y la actividad física en Go4Life.
Si tiene menos de 37 semanas de embarazo, su proveedor de salud vigilará de cerca a usted y a su bebé. Esto incluye tomarle pruebas de sangre y orina. El monitoreo del bebé a menudo implica ultrasonido, control de la frecuencia cardíaca y del crecimiento del bebé. Es posible que necesite tomar medicamentos para controlar la presión arterial y prevenir convulsiones. Algunas mujeres también reciben inyecciones de corticoides para ayudar a que los pulmones del bebé maduren más rápido. Si la preeclampsia es grave, es posible que su proveedor desee que el bebé nazca más temprano.
El corazón transporta la sangre a todas las partes del cuerpo a través de ciertos vasos llamados arterias. La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja adelante a través del cuerpo y contra las paredes de las arterias. Entre mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un infarto, una insuficiencia cardíaca, una insuficiencia renal o la muerte.
Una de las maneras más simples pero más eficaces para bajar tu presión arterial es mejorar tu dieta. Esta estrategia combinada con una variedad de otras, como estar activo y tomar algunos suplementos a base de hierbas pueden ayudarte a reducir tu presión arterial. Sigue leyendo para descubrir las 10 mejores maneras de bajar la presión arterial sin recurrir a los fármacos.
Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso a seguir para bajar la presión arterial. Los efectos pueden ser graduales si no haces nada más que equilibrar tu dieta, pero si te concentras en consumir alimentos conocidos por bajar la presión arterial y acompañas los cambios en tu dieta con actividad y cambios en tu estilo de vida, tu presión arterial va a bajar mucho más rápido.
Hola Doctor Pablo, Buenas días mi nombre es Alejandro Valdez tengo 28 años de edad soy Mazatlán Sinaloa, Mexico, hace 4 meses padecí de presión arterial alta, me dio síntomas de hormigueo en el brazo izquierdo mareos y mucha ansiedad, lo mas curioso fue que me conectaron el electrocardiograma y salí bien me, dieron medicamento (losartan) para regular la presión, después de tres meses me empecé a sentir bien y lo deje de tomar, hace dos semanas falleció mi suegra y a mi me toco llevarla al hospital donde prácticamente falleció en mis brazos, desde ese día empecé a sentir los mismos síntomas, en ocasiones siento dolor de cabeza mareos y mucha ansiedad y con dolor leve en el pecho, fui a consulta con el cardiólogo y me mando hacer un electrocardiograma y unos rayos x y examen de sangre, en el electro salí, en el examen de sangre salí con 205 de colesterol y los rayos x salió el corazón un poco crecidito del ventrículo izquierdo, me dijo que es por la presión alta que le había padecido desde hace tiempo y que por eso fue que creció un poco, me dijo muy poco probable un ataque cardiaco por que sali bien en el electro pero la verdad me da mucho miedo tan solo en pensar en que me pueda dar un ataque al corazón, quiero realizar algún deporte donde pueda distraerme pero tengo dudas si en mi condición sea contraproducente, estoy pensando en cuidarme mas por que tan solo tengo un hijo de 2 años y otro que viene en camino, me podría dar algunos consejos por favor que me puedan servir? ya me estoy checando con el cardiólogo y me puso cita en dos meses
Utiliza la mayor cantidad posible de ajo en tus alimentos: Es un gran sustituto de los medicamentos e incluso muchos doctores lo recomiendan a sus pacientes, ya que se ha comprobado que ayuda a la buena circulación de la sangre. Es cierto que tiene un sabor que para muchos no es agradable, pero si con su uso estaremos más sanos vale la pena incorporarlo a nuestra dieta, te recomiendo que siempre que puedas lo consumas crudo, lo puedes hacer en trozos pequeños y tomarlo como tomarías una pastilla, no es necesario que lo mastiques, ya que sentirás más su desagradable sabor.

Como verás los valores óptimos son algo más reducidos, pero insisto en que no sabemos nada de tu condición física, hábitos, antecedentes, etc. por lo que no se puede dar una respuesta exacta. A priori son valores normales pero algo elevados, dentro de la normalidad. En cualquier caso recuerda siempre consultar a tu médico. Puedes pedir tu cita gratuita y sin compromiso en nuestros centros llamando al 91 770 58 85.
Importantísimo. Trata de aliviar la tensión. Cuando te alteras, tu cuerpo tiende a producir adrenalina, una hormona que acelera los latidos del corazón, aumenta la tensión muscular y contrae los vasos sanguíneos. ¿Sabes lo que son “las alertas del estrés”? Si estas condiciones se desbordan, experimentarás una presión arterial alta. Puedes aliviar esta tensión mediante la práctica de ejercicios para control de estrés, respiración, relajación muscular y paseos frecuentes. Dormir bien o darte un masaje también ayudan.

Antes de empezar a tomarse la tensión en casa consulte con el médico respecto al control de la presión arterial de esta forma. Si su presión arterial no está bien controlada, o si sufre otras enfermedades, probablemente deba acudir todos los meses al médico para revisar el tratamiento y realizar los ajustes necesarios. Si su presión arterial está bajo control, probablemente deba acudir al médico solamente cada 6 o 12 meses, dependiendo de las demás afecciones que padezca.

Las consultas regularles con el médico también son claves para controlar tu presión arterial. Si tu presión arterial está bien controlada, consulta al médico respecto de con qué frecuencia debes controlarla. El médico puede sugerir controlarla diariamente o con menor frecuencia. Si cambias tus medicamentos u otros tratamientos, el médico puede recomendarte que controles tu presión arterial dos semanas después de los cambios de tratamiento y una semana antes de tu próximo turno.
×