Al prestar atención a tu presión arterial y la frecuencia cardíaca harás una especie de seguimiento de tu salud y podrás determinar si una comida, un fármaco o una situación en particular te hacen aumentar o reducir los niveles. Los médicos aconsejan a los pacientes llevar una especie de cuaderno o libreta con las mediciones hechas a diario o cada varios días para poder detectar alguna anomalía o problema cardíaco
Para imaginártelo, basta que cierres con fuerza tu puño durante 10 segundos. Verás que la presión en algunos puntos de tu mano comienza a ser insoportable. ¿Te imaginas lo que pasa si tus arterias están bajo una presión similar todo el tiempo? Lo que esto puede provocar, entre otras cosas, es una serie de complicaciones para diversos órganos, como el cerebro, el corazón y los riñones, y si lo quieres ver más allá, influye en la manera en que percibes la vida.
Por ello, evitar la hipertensión es fundamental, y más aún si nos imaginamos lo delicado de nuestro equilibrio corporal. Lo más importante para poder regularla es intentar no exponerse a escenarios abrumadores, no tener una vida sedentaria y procurar no consumir alcohol ni sodio en exceso. Pero esto, en el actual estilo de vida, puede verse medianamente lejano. 
Considera una dieta baja en sodio, sal y otros aditivos. Si bien el sodio ayuda a regular los procesos eléctricos en los nervios y los músculos, pero el exceso retiene los líquidos provocando que la sangre tenga mayor volumen –facilitando el desarrollo de la presión alta–. Se debe tomar en cuenta las etiquetas, comprar alimentos sin sal, bajos en sal o sodio y cocinar sin sal; comidas procesadas, preparadas, enlatadas o embotelladas, como las carnes, pepinillos, sopas, tocino, jamón, salchichas, etcétera. Otros productos procesados son los que contienen glutamato monosódico y carbohidratos blancos, tales como mostaza preparada, salsa mexicana, salsa picante, salsa de soya, ketchup, salsa barbicue, panes, bebidas azucaradas, grasas dietéticas, entre otras.
Llame a mi Psiquiatras y me comento que me tomara una pastilla de Lozam, a lo cual procedí hacer y poco a poco fue normalizando mi presión, ya que cada vez que la toma subía y subía hasta llegar a 181/100, y después de unos pocos minutos fue bajando 160/99, 150/100, hasta llegar a 120/80, cabe mencionar que no me se acelero mucho el corazón pues al tomar la presión si a lo mucho andaba en 110 o 115
Estimado Pablo mi esposo de 53 años y exceso de peso de unos 15 kilos y con un cuadro de espondilitis anquilosante ,sufrio una subida de presión de 180-15 ,sintió como vidrios en el ojo izquierdo,acompañado de lagrimeo,lo lleve a emergencia de una clínica particular ,le descartaron los riñones y no hay cita sino hasta dentro de 2 semanas para cardio,es el primer dia y ya le subio ,nuevamente la presión y no me han dicho cuando darle la pastilla,ya le di una por la tarde y ahora por la noche le ha subido a 150-10 y no se si volverlo a medicar, la pastilla es captopril Te agradecería tu consejo Saludos

Un estudio realizado por la Sociedad Estadounidense de Hipertensión observó que escuchar música relajante o tranquila, por ejemplo música clásica, durante al menos 30 minutos, mientras se realizan respiraciones mejora los valores de hipertensión leve. Así que ya sabes, resérvate 30 minutos al día, pon tu música favorita, inhala, exhala y "abre" tus oídos.
Si concretamos sobre la prevalencia, “la hipertensión arterial en adultos afecta a alrededor del 30 o 45 por ciento de la población. Es más común en edad avanzada (llegando a más del 60 por ciento en personas con más de 60 años). La HTA fue el líder global en contribuir a la muerte súbita con casi 10 millones de muertes en 2015”, puntualiza Antonio Castro Fernández, responsable del Área de Cardiología del Hospital Vithas Nisa Sevilla y presidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología (SAC).
La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja contra las paredes de las arterias. Las arterias son vasos sanguíneos que transportan sangre desde el corazón hasta otras partes del cuerpo. Si la presión en las arterias es demasiado alta, usted tiene alta presión. La presión arterial alta también se llama hipertensión. La alta presión arterial puede afectar su corazón y riñones, lo cual puede resultar en enfermedad cardiaca, enfermedad renal y derrame cerebral.
Cuando sufre de hipertensión durante el embarazo, es importante vigilar de cerca su nivel de presión arterial durante todo el embarazo. Manejar su presión arterial puede ayudarle a tener un embarazo saludable y un bebé sano. Al mismo tiempo, los exámenes de ultrasonido se deben hacer con frecuencia para rastrear el crecimiento del bebé en el útero.
Hola, tengo 26 años, y llevo 4 años tomando anticonceptivos de forma ininterrumpida por endometriosis, recomendado por mi ginecólogos. Este verano me empezaron a dar extrasistoles, y han decidido dejarme 4 meses al año sin tomar la pastilla para hacer un descanso. Tengo una tensión irregular, igual esta a 12/7 que a 15/9, y sigo una dieta variada y sana , y hago ejercicio.Deje de fumar y apenas bebo. Puede ser debido a las anticonceptivas? Y si es asi, qué hago?
Muchas veces al tener nuestros primeros síntomas de presión arterial alta lo primero que hacemos es acudir a medicamentos, que si bien es cierto nos ayudarán a controlar los niveles de la presión también nos pueden llevar a desarrollar otros problemas de salud, esto no sucede si decidimos comenzar con una alimentación saludable y colaborando con nuestra salud al mantenernos en movimiento, el sedentarismo es un desencadenante de muchas enfermedades, por ello es importante que lo evitemos. Ahora les traemos unos trucos para bajar la tensión arterial con el uso de algunos alimentos.
Preeclampsia. La preeclampsia aparece cuando la hipertensión se presenta después de las 20 semanas de embarazo y está asociada a signos de daño a otros sistemas de órganos, entre ellos, los riñones, el hígado, la sangre o el cerebro. Si no se trata, la preeclampsia puede provocar complicaciones graves, incluso mortales, como convulsiones (eclampsia), tanto para la madre como para el bebé.

The information on this site is not intended or implied to be a substitute for professional medical advice, diagnosis or treatment. All content, including text, graphics, images, and information, contained on or available through this website is for general information purposes only. The purpose of this is to help with education and create better conversations between patients and their healthcare providers.
Haga ejercicio todos los días. El ejercicio moderado puede reducir el riesgo de tener presión arterial alta. Establezca algunas metas para hacer ejercicios de manera segura y gradualmente lograr hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio al día la mayoría de los días de la semana. Consulte con el médico antes de comenzar un plan de ejercicios si tiene problemas de salud que no están siendo tratados. Puede encontrar más información sobre el ejercicio y la actividad física en Go4Life.
Al realizar ejercicio de manera regular, unos 30 minutos la mayoría de días de la semana, conseguirás reducir su tensión entre 4 y 9 milímetros de mercurio (mm Hg). Y no hay que esperar mucho para ver la diferencia. Si no has estado activo, incrementando tu nivel de ejercicio reducirás tu tensión en pocas semanas.Si tienes pre-hipertensión – tensión sistólica, con valores entre 120 y 139 o tensión diastólica, con valores entre 80 y 89 – el ejercicio puede evitar que se desarrolle una completa hipertensión. Si ya eres hipertenso, la práctica de ejercicio puede reducir tu hipertensión a valores seguros.
Es importante que mantengas cierto control sobre el estado de tu presión arterial de forma. Con la ayuda de un monitor de presión arterial podrás realizar un seguimiento exhaustivo de tu presión directamente desde tu casa. Consulta con tu médico cualquier duda respecto al manejo del aparato así como la forma más eficiente de realizar el seguimiento.

Los valores de la tensión arterial muchas veces varían por determinadas circunstancias, incluso pueden diferir en función de las horas del día en que tomemos dichos valores. Existen muchos factores que influyen sobre la presión arterial, tal y como explicamos en este y otros posts de nuestro blog. Entre ellos los más habituales son el factor genético, el estrés, los hábitos de vida, etc. Tu médico es el que debe valorar todos estos parámetros y sobre esa base emitir una recomendación o prescripción. Nosotros te recomendamos seguir los consejos que vamos incluyendo en nuestro blog y en nuestras redes sociales para que al ponerlos en práctica puedas normalizar tus valores y realizar un seguimiento continuo con tu médico para valorar la ingesta de medicamentos suficientemente.
Dieta balanceada, conteniendo vegetales, legumbres, fruta, cereales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y aceite de oliva. La dieta mediterránea demostró en varios estudios una disminución de eventos cardiovasculares y muerte, y a los cinco años, un 29 por ciento de reducción del riesgo cardiovascular en comparación con la dieta baja en grasas, y un 39 por ciento de reducción de ictus.
Desde Nascia estaremos encantados de poder ayudarte. Nuestra primera cita es siempre gratuita y sin compromiso, por lo que puedes llamar en cualquier momento al 91 770 58 85 y reservar tu hora. De ese modo, podremos enseñarte bien nuestras técnicas y metodología y todo lo que hacemos, y asimismo conocer más en profundidad tu caso y poder ofrecerte las mejores soluciones.
Debido a que la alta presión puede afectar el flujo de sangre a la placenta, si te diagnostican hipertensión gestacional, el doctor pedirá que te hagan una ecografía (ultrasonido) para asegurarse de que el bebé está creciendo bien y ver si tienes una cantidad normal de fluido amniótico. También puede pedir que hagan un perfil biofísico (BPP) del bebé al mismo tiempo para comprobar que está bien. Y en ciertos casos, es posible que pida una ecografía Doppler para comprobar el fluido de sangre a tu bebé.
Además de todos los efectos dañinos que el alcohol produce en la salud, también aumenta directamente la presión arterial. Según creen los expertos, esta sustancia activa en nuestro organismo la producción de adrenalina, que contrae los vasos sanguíneos, haciendo que la presión arterial aumente. Aproximadamente entre el 5% y el 7% de los casos de hipertensión están relacionados con el alcoholismo. Aunque se suele abogar por un consumo moderado, lo mejor es no tomar ni una gota.
Después del parto, el doctor vigilará tu presión sanguínea y observará si hay signos de empeoramiento de la hipertensión y de la preeclampsia. (Dile de inmediato si notas síntomas de preeclampsia, tanto si estás en el hospital como en casa.) Probablemente tu presión regrese a niveles normales en una semana más o menos, una vez que hayas tenido al bebé.
No tome más cantidad del medicamento para la presión arterial que la recetada por el médico. No deje de tomar el medicamento a menos que el médico le diga que deje de tomarlo. No se salte un día ni tome solamente media píldora. Recuerde reabastecer su medicamento antes que se le acaben las píldoras. Si no tiene suficiente dinero para pagar por sus medicamentos, hable con el médico o farmacéutico.
En principio no debes preocuparte, aunque no comentas tus síntomas…hay muchas razones que pueden causar una tensión elevada y especialmente si has tenido momentos estresantes o ansiedad es probable que haya afectado. Simplemente observa en los próximos días tu evolución, pero sin obsesionarte, y si ves que estando tranquilo y no estresado no estás mejor entonces consulta a tu médico y él podrá hacerte una evaluación más completa en su caso.
Tal y como te contestamos en nuestra respuesta, este es un medio muy limitado para emitir consejos y prescripciones, por lo que te remitíamos a tu médico especialista para consultas como las que planteabas, que ni debemos ni podemos realizar sin una adecuada evaluación y conocimiento del caso concreto, que en ningún caso puede darse por medio de internet, como podrás entender.
El alcohol puede ser bueno y malo para la salud. En cantidades pequeñas, puede disminuir la presión arterial en 2 a 4 mm Hg; sin embargo, ese efecto protector se pierde cuando se bebe en exceso, lo que generalmente significa más de una bebida diaria para las mujeres y hombres mayores de 65 años, o más de dos bebidas diarias para los hombres de 65 años o menos. Por otro lado, si usted normalmente no consume alcohol, no debe empezar a hacerlo como un medio de reducir la presión arterial porque los posibles daños del consumo de alcohol superan las ventajas.
×