El nivel de la presión sanguínea es uno de los indicadores más importantes del estado de salud en el embarazo y, sin embargo, no se controla lo suficiente. La presión arterial durante el embarazo debería controlarse con frecuencia, incluso cuando no se han tenido problemas con anterioridad. Los cambios físicos relacionados con esta etapa pueden alterar los valores de la presión sin previo aviso, lo que puede llegar a provocar complicaciones serias. En el fondo, es sencillo: sólo hay que comprobar la tensión de forma regular.


El chocolate como medicamento para la presión arterial; ¡qué excelente idea! Pero realmente sí puede ayudar. El chocolate negro es rico en flavonoides, compuestos naturales que causan la dilatación de los vasos sanguíneos, dijeron investigadores de Harvard que analizaron 24 estudios de chocolate. Cuanto mayor sea el contenido de cacao, mejor es para tu salud. Busca las barras de chocolate negro que dicen que contienen 70% de cacao. 
Si su presión arterial es anormalmente alta, debe bajarla lo más rápido posible. Hay formas de hacerlo al no hacer otra cosa que no sea hacer dieta y cambiar su estilo de vida, pero si ya tiene presión arterial alta, su mejor opción es consultar a un médico y buscar tratamiento… siga leyendo nuestro encarte y descubra junto a nosotros todo lo que debe hacer para bajar la presión arterial rápidamente.
Si tiene menos de 37 semanas de embarazo, su proveedor de salud vigilará de cerca a usted y a su bebé. Esto incluye tomarle pruebas de sangre y orina. El monitoreo del bebé a menudo implica ultrasonido, control de la frecuencia cardíaca y del crecimiento del bebé. Es posible que necesite tomar medicamentos para controlar la presión arterial y prevenir convulsiones. Algunas mujeres también reciben inyecciones de corticoides para ayudar a que los pulmones del bebé maduren más rápido. Si la preeclampsia es grave, es posible que su proveedor desee que el bebé nazca más temprano.
La presión arterial aumenta y disminuye un poco durante el día, pero los médicos pueden determinar observando lecturas en un período de tiempo, si su presión arterial promedio es más alta de lo normal. La presión arterial normal es de menos de 120/80. Esto significa que la fuerza de la sangre es de 120 cuando su corazón late y de 80 cuando su corazón está entre los latidos.

Entre algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos que puedes intentar hacer para reducir la presión arterial se incluyen: caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o bailar. También puedes probar con el entrenamiento por intervalos de alta intensidad, en el cual se alternan períodos breves de actividad intensa con períodos posteriores de recuperación de actividad más ligera. El entrenamiento de fuerza también puede ayudar a reducir la presión arterial. Intenta incluir ejercicios de entrenamiento de fuerza al menos dos días a la semana. Habla con tu médico acerca de cómo elaborar un programa de ejercicios.
×