Todo iba bien la verdad me estaba controlando tengo mas de un mes con el tratamiento para la ansiedad, el cual me ha dado resultados pues ya no tengo ataques de ansiedad como antes ni medio a mori];pero hace un par de días sentí como mis manos sudaban, sentía como calambres, un poco de escalofríos, y las piernas un poco de débil aunque podía pararme y todo pero sentía una sensación la verdad algo caótica.
Eso significa que el bebé intrauterino también “gobierna” a la madre en términos de presión arterial. Y que la necesidad de presión que tiene el bebé influye en la presión arterial de la madre. Por este motivo, en ocasiones puede ser mejor no bajar con medicamentos una presión moderadamente elevada. Debe estudiarse cada caso, valorando los pros y los contras.
En los niveles de presión arterial que son al menos altos de forma moderada (>160/100), como los provocados por enfermedades cardíacas, la medicación puede ser apropiada. Seguir las recomendaciones de estilo de vida anteriores también es buena idea; pueden ayudar a asegurarte de no necesitar tomar más medicamentos de los necesarios para tu tratamiento.
Hay varias causas posibles de presión arterial alta durante el embarazo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre. Incluyen sobrepeso u obesidad, un estilo de vida inactivo, fumar, beber alcohol, embarazar por primera vez, llevar a más de un niño, tener 40 años o más, y tener antecedentes familiares de enfermedad renal, preeclampsia o hipertensión crónica.
La preeclampsia es una hipertensión arterial que aparece en la segunda mitad del embarazo. Va acompañada de presencia de proteínas en la orina y, a veces, una rápida hinchazón generalizada (en una semana se puede ganar medio kilo o más). Si se mantiene como preeclampsia leve, no pasa nada, no necesita tratamiento médico. Sin embargo, ante la posibilidad de que se agrave, un buen diagnóstico requiere el ingreso hospitalario de la mujer para seguir su evolución durante los primeros días y vigilar en todo momento que no se agrave. Esta vigilancia estrecha consiste en analíticas de sangre y orina (para saber que no es grave para la madre) y ecografías Doppler (para saber que no es grave para el bebé).
La presión arterial alta es un problema de salud frecuente hoy en día. Casi una tercera parte de los adultos en Estados Unidos tienen la presión arterial alta; ¿quizás tú o alguien de tu familia la sufran? La presión arterial alta no es necesariamente algo que pueda sentirse, pero aumenta el riesgo de enfermedades graves como embolias y ataques al corazón.
In English | Una pequeña semilla podría tener un impacto importante en el control de la presión arterial alta. En un estudio del 2013, los pacientes (de 40 años o más) con presión arterial alta y enfermedad arterial periférica consumieron unas tres cucharadas colmadas de semillas de linaza al día durante seis meses. El resultado: la presión arterial sistólica (el número de arriba) se redujo en 15 milímetros de mercurio (mmHg); un hallazgo que los investigadores denominaron "uno de los efectos más potentes de efectos antihipertensivos jamás alcanzados por intervención alimentaria". En el estudio, las semillas molidas de linaza se usaron para la preparación de panecillos, roscos (bagels) y panes. 

No tome más cantidad del medicamento para la presión arterial que la recetada por el médico. No deje de tomar el medicamento a menos que el médico le diga que deje de tomarlo. No se salte un día ni tome solamente media píldora. Recuerde reabastecer su medicamento antes que se le acaben las píldoras. Si no tiene suficiente dinero para pagar por sus medicamentos, hable con el médico o farmacéutico.
Es la hipertensión que ya existía antes de la gestación. Si tienes hipertensión en la primera mitad del embarazo, probablemente se trata de hipertensión crónica. Muchas veces coincide con obesidad, edad elevada, estrés, diabetes u otros trastornos. Si eres hipertensa y te quedas embarazada, debes seguir con tu presión arterial controlada mediante medicación. Si alguno de los medicamentos que tomabas antes del embarazo era un inhibidor de la enzima conversora de angiotensina o bloqueante de la angiotensina, o atenolol, sería bueno que hubieras cambiado a otro antihipertensivo. Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), los medicamentos preferidos en el embarazo son alfa-metildopa, labetalol, hidralacina o nifedipino. Cualquier mujer hipertensa que busque un embarazo tiene que visitar a su médico.
Los plátanos son ricos en potasio, fibra, fósforo, carbohidratos y proteínas que mejoran nuestra salud en diferentes aspectos, en este caso, deberás consumir dos plátanos al día para reducir la presión arterial y combatir la enfermedad. Por otro lado, es necesario tomar en cuenta disminuir el consumo de sal, comer muchas frutas, verduras y dejar de ingerir alcohol o al menos no hacerlo a menudo. 
“A la presión arterial alta a menudo se le conoce como el ‘asesino silencioso’, porque generalmente no presenta síntomas sino hasta que causa algún daño al cuerpo”, señala el Dr. Douglas Throckmorton, M.D., subdirector del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).  Muchos estudios han demostrado que el uso de medicamentos para reducir la presión arterial atenúa ese daño.

El inicio de la hipertensión arterial durante el embarazo puede ser una señal de preeclampsia. Aunque la presión arterial alta y la preeclampsia pueden estar relacionados, son diferentes. Si usted fue diagnosticado con hipertensión antes de quedar embarazada, usted puede preguntarse cómo esto afectará su embarazo, o incluso si debe quedar embarazada.
Quitar la sal es casi lo primero que suele recomendar el médico. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos.
También hay muchas otras maneras de tomar ajo para bajar la tensión. Algunos recomiendan tomarlo en ayunas. otros prefieren hacerlo macerado en aceite. También hay quien prefiere realizar sal de ajo para aliñar las comidas. Incluso, como ya hemos mencionado, se puede preparar un té o una infusión de ajo. Todos estos remedios son muy útiles para bajar la tensión.
Acudir al médico con regularidad. Si su presión arterial no está bien controlada, o si sufre otras enfermedades, probablemente deba acudir todos los meses al médico para revisar el tratamiento y realizar los ajustes necesarios. Si su presión arterial está bajo control, probablemente deba acudir al médico solamente cada 6 o 12 meses, dependiendo de las demás afecciones que padezca.
×