Los plátanos son ricos en potasio, fibra, fósforo, carbohidratos y proteínas que mejoran nuestra salud en diferentes aspectos, en este caso, deberás consumir dos plátanos al día para reducir la presión arterial y combatir la enfermedad. Por otro lado, es necesario tomar en cuenta disminuir el consumo de sal, comer muchas frutas, verduras y dejar de ingerir alcohol o al menos no hacerlo a menudo. 
El proveedor de atención médica también controlará atentamente la salud de tu bebé. Se pueden realizar ecografías frecuentes para seguir el crecimiento y el desarrollo del bebé. El control de la frecuencia cardíaca fetal se puede usar para evaluar el bienestar del bebé. El proveedor de atención médica también puede recomendarte controlar los movimientos diarios del bebé.
Si usted tiene hipertensión crónica, su profesional de la salud le medirá su presión arterial y revisará su orina en cada visita prenatal. Quizás tenga que chequearse la presión en su casa también. Su profesional podrá realizar pruebas como el ultrasonido y el monitor cardíaco fetal para comprobar el crecimiento y la salud de su bebé. También verificará si hay señales de preeclampsia.
En base a los resultados de una encuesta realizada por la American Heart Association (AHA), al menos una de cada tres personas se dice que sufren de hipertensión o presión arterial alta. Aunque se dispone de medicamentos para el tratamiento, los médicos siempre recomiendan el uso de técnicas naturales para el control de la misma. La mayoría de la gente ha logrado controlar la hipertensión mediante la adopción de un estilo de vida disciplinado.
Por otra parte, se han realizado investigaciones en las cuales se ha observado que el consumo elevado de fructuosa puede verse reflejado en un aumento de la presión arterial. No obstante, en otros estudios se evidencio que el consumo de fructuosa en sí no es el problema; más bien, es el consumo en exceso de los hidratos de carbono o carbohidratos malos el problema principal.

Aunque ajustes al estilo de vida pueden mejorar seriamente tu salud y bajar tu presión sanguínea, no deberías dejar de tomar tus medicamentos o alterar el horario o dosis sin primero consultar a tu médico. Permanece en contacto con tu doctor y monitorea tu presión sanguínea en casa mientras empiezas una nueva dieta o rutina de ejercicio para mantener tu salud general bajo control.


Este cardiólogo señala que el tratamiento está basado en un gran número de estudios con cientos de miles de pacientes, que han demostrado que la reducción de 10 mmHg en la presión sistólica (la “alta”) y 5 mmHg en la presión diastólica (la “baja”) reduce la mortalidad entre un 10 y un 15 por ciento; el ictus, un 35 por ciento; los eventos coronarios (infarto y angina de pecho), un 20 por ciento; y la insuficiencia cardiaca, un 40 por ciento. Todo esto independientemente de otros factores.

Durante la primera mitad del embarazo, su presión arterial con frecuencia tiende a bajar. Si usted tiene hipertensión leve y tomó un medicamento antes del embarazo, su profesional de la salud puede que le reduzca la dosis del medicamento. O quizás pueda dejar de tomar su medicamento durante el embarazo. No deje de tomar ningún medicamento sin hablar antes con su profesional de la salud.  Es posible que deba tener al bebé antes si su hipertensión empeora o si pasa a tener preeclampsia.
Lo que te han prescrito es bastante habitual. Aparte de la parte orgánica y en tu caso al estar embarazada, la parte hormonal, siempre es bueno que revises tus hábitos de vida, intentes relajarte, y si lo consideras puedes venir a Nascia para que nuestros profesionales puedan evaluar tu caso y establecer un programa específico para la hipertensión que tiene resultados muy favorables.
Usted puede tener la presión arterial alta, o hipertensión, y aun así sentirse bien. Eso es debido a que la presión arterial alta a menudo no causa señales de enfermedad que una persona pueda ver o sentir. Pero la presión arterial alta, a veces llamada “el asesino silencioso”, es muy común en las personas mayores y es un problema de salud muy serio. Si la presión arterial alta no se controla por medio de cambios en el estilo de vida y medicamentos, puede provocar derrames cerebrales, enfermedades cardiacas, problemas oculares, insuficiencia renal y otros problemas de salud. La presión arterial alta también puede causar dificultades para respirar cuando una persona hace actividades físicas o ejercicios livianos.
Además de llevar una alimentación saludable y de practicar ejercicio físico con regularidad, las embarazadas que tienen tendencia a padecer preeclampsia en el embarazo pueden también probar algunas infusiones naturales para bajar la tensión arterial. Algunos tés e infusiones son aptos para estos casos y pueden tener beneficios para tu salud, por ejemplo, para tus defensas.
Gracias por tu comentario. Existen numerosas dietas dirigidas al control de la hipertensión, y de cara a decidirte por una de ellas tendrías que tener en cuenta todas tus circunstancias, etc. Por regla general, los factores relacionados con nuestros hábitos que más afectan a la hipertensión serían la obesidad, el consumo abusivo de alcohol, dietas pobres en calcio y magnesio, consumo abusivo de grasas saturadas, ingesta de cafeína y dietas con alto contenido en sal. Tabaco y estrés son un binomio que suele ir ligado a la hipertensión también. Si controlas estos factores y consigues controlar tu estrés seguro que consigues buenos resultados en el control de la tensión.
Normalmente, la presión arterial suele bajar durante la primera mitad del embarazo, volviendo a la normalidad o subiendo ligeramente en la segunda mitad del embarazo, más cercano al parto. Por esto, si la embarazada nota que tiene la presión alta, principalmente después de las 20 semanas de embarazo, debe acudir al obstetra inmediatamente para ser evaluada. 
Al contrario que múltiples páginas en las que se aconseja sin ton ni son y de manera poco profesional, nuestra página pretende informar, divulgar y ayudar a encontrar consejos prácticos, pautas saludables y recomendaciones generales para mejorar el bienestar y la calidad de vida de nuestros lectores, sin por supuesto en ningún caso poder sustituir la opinión de un profesional y mucho menos entrar en detalles sobre tratamientos alternativos, prescripciones, medicamentos, contraindicaciones o similares.
Las grasas omega-3 generalmente se encuentran en el aceite de linaza, aceite de nuez y en el aceite de pescado. Siendo este último su mejor fuente. Desafortunadamente, en la actualidad la mayoría de los pescados frescos contienen niveles peligrosamente altos de mercurio. Así que lo mejor que puede hacer es encontrar una fuente de pescado segura, o si esto le resulta muy difícil, opte por un suplemento de aceite de Kril de alta calidad, que ha demostrado ser 48 veces más potente que el aceite de pescado.
¿Te pasas horas con ruido de fondo? Si cada día estás expuesta a ruido de tráfico, del aparato de aire acondicionado, del ventilador de tu ordenador, etc,, seguro que contribuye a tu estrés. Aunque no seas consciente, el ruido te va calando, te estresa y acaba teniendo efecto en la tensión. Evítalo al máximo y, si es necesario, ponte tapones para dormir.

Hacer actividad física de manera regular, durante al menos 30 o 60 minutos la mayoría de días de la semana, puede reducir la presión arterial en 4 a 9 milímetros de mercurio (mm Hg), y no hace falta esperar mucho para ver la diferencia. Si todavía no empieza a hacer ejercicio, piense en que puede reducir su presión arterial en apenas unas semanas si aumenta la cantidad de actividad que realiza.
×