Hola que tal doctor! Hace dos meses presente problemas de presion alta debiodo a presiones y estres en una relacion. Me detectaro presion de 160-115 me mandaron medicamento pero hice caso omiso. Apenas la semana pasada comenze a sentirme mal y ayer fui al medico y me detectaron presion de 180-120, me mandaron dos medicamentos para bajarla poco a `poco y me citaron en 8 dìas. ¿Còmo puedo hacer para bajarla de manera natural y puedo hacer actividad fìsica /ejercicio ) aunque la tenga alta?? Se puede curar?? Tengo 30 años. Saludos!
Un estudio de 2013 publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology señala que el aumento de peso gestacional es un factor de riesgo para los trastornos hipertensivos durante el embarazo. De hecho, el aumento de peso en el embarazo temprano puede ser un objetivo potencial para las intervenciones dirigidas a reducir el riesgo de hipertensión.
La hipertensión, o tensión arterial elevada no suele presentar síntomas, por tanto medirla periódicamente es la única forma de detectarla. Controlada a tiempo no debería presentar mayores complicaciones, en cambio, no controlada puede provocar graves problemas el embarazo como preeclampsia, producir un retraso del crecimiento, parto prematuro, desprendimiento de placenta, bajo peso en el bebé al nacer e incluso muerte fetal.
Quitar la sal es casi lo primero que suele recomendar el médico. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos.
Muchas gracias por participar. En nuestro blog podrás encontrar otros artículos relacionados con la hipertensión y cómo el estrés y la ansiedad influyen directamente en este trastorno. Asimismo en nuestras redes sociales puedes encontrar continuamente consejos y pautas útiles que te pueden ayudar a mejorar tus hábitos y con ellos tu calidad de vida. En nuestro centro aplicamos protocolos específicos de control de estrés que eliminan o reducen la sintomatología asociada y que te permiten recuperar el control. Si necesitas nuestra ayuda, estaremos encantados de atenderte. Puedes pedir tu cita gratuita en el 91 770 58 85 o si estás interesada en sesiones online solicítanos información en info@nascia.com
Un estudio realizado en 2016 por la Universidad McMaster encontró que, contrariamente al pensamiento popular, las dietas bajas en sal pueden no ser beneficiosas y en realidad pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la muerte en comparación con el consumo promedio de sal. La investigación sugiere que las únicas personas que necesitan preocuparse por la reducción de sodio en su dieta son aquellos con hipertensión que tienen un alto consumo de sal.

El peso es un factor que puede hacer que nuestra presión arterial aumente. Si sobrepasas el peso estipulado como saludable según tu índice de masa corporal, inmediatamente te conviertes en un candidato con posibilidades de sufrir hipertensión. Es por esto que siempre es una buena idea conocer cuál es nuestro índice de masa corporal para conocer en qué medida nuestro peso debe preocuparnos.

Al prestar atención a tu presión arterial y la frecuencia cardíaca harás una especie de seguimiento de tu salud y podrás determinar si una comida, un fármaco o una situación en particular te hacen aumentar o reducir los niveles. Los médicos aconsejan a los pacientes llevar una especie de cuaderno o libreta con las mediciones hechas a diario o cada varios días para poder detectar alguna anomalía o problema cardíaco
La Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) informa que, aunque el estrés no causa enfermedades del corazón, es un contribuyente importante a la presión arterial más alta y a niveles reducidos de bienestar general. Reducir el estrés es una manera eficaz de bajar la presión arterial y aumentar tu bienestar general. Trata de reducir el estrés mediante la evaluación de tus prioridades y elimina aquellas actividades que te traigan mucha presion. Incluye a tu rutina actividades relajantes como el yoga, e incluso la meditación.
Muchas gracias por participar en nuestro blog y contarnos tu caso. En los cuadros de estrés excesivo, existe todo un catálogo de alteraciones hormonales, entre las que el cortisol y la adrenalina son las más comunes. No en vano son denominadas como “las hormonas del estrés”. El exceso continuado en la segregación de adrenalina nos provoca, entre otras consecuencias, cansancio generalizado, dolor físico y fatiga, problemas de concentración y memoria, mayor irritabilidad, insomnio, etc.

Habría que hacer un seguimiento continuado de tus niveles de tensión para saber exactamente el patrón y así poder definir bien en qué y cómo te afecta. El estrés está asociado a la subida de la tensión, si bien existen otros elementos que deberían ser valorados por tu médico, por lo que sí te recomiendo que te hagas una revisión y en cualquier caso siempre te vendrá bien seguir un programa de control de estrés.
BUENAS TARDES SELLER, MI NOMBRE ES DIANA TENGO 34 AÑOS Y, ANTES QUE NADA LE QUIERO AGRADECER POR ESTA PAGINA TAN DIDACTICA DEDICADA A LA SALUD PORQUE SE APRENDE Y MUCHO. AL MARGEN DE ESTO, LE QUIERO CONSULTAR POR MI PRESION ARTERIAL QUE ES 120/65, HICE EL CURSO DE CUIDADOR DOMICILIARIO Y ESTOY APRENDIENDO A TOMAR LA PRESION, ESTUVE LEYENDO LA PAGINA DE COMO TOMAR LA PRESION PERO TODAVIA NO ESTOY CANCHERA.SEGURAMENTE LO VOLVERE A MOLESTAR EN ALGUNOS DIAS CON OTRA CONSULTA.GRACIAS.
Hola…Mi madre una mujer de 48 años ha sufrido episodios de hipertensión de 256/116..tiene un mes probando distintos tratamientos de distintos especialistas se la controlan por momentos días pero siempre vuelve a recaer. Mi pregunta es sobre ¿Cuánto, en cifras de hipertensión, puede resistir su organismo? ¿qué posibles causas pueden estar afectándole a parte de su Diabetes tipo II q esta compensada? ¿Qué opciones a parte de sus medicamentos nos queda para ayudarla? Nos ayudan por favor, sus hijas.
Las grasas omega-3 generalmente se encuentran en el aceite de linaza, aceite de nuez y en el aceite de pescado. Siendo este último su mejor fuente. Desafortunadamente, en la actualidad la mayoría de los pescados frescos contienen niveles peligrosamente altos de mercurio. Así que lo mejor que puede hacer es encontrar una fuente de pescado segura, o si esto le resulta muy difícil, opte por un suplemento de aceite de Kril de alta calidad, que ha demostrado ser 48 veces más potente que el aceite de pescado.
Avena natural: puedes beber un vaso de avena todos los días por las mañanas, recuerda, deberá de ser sin utilizar azúcar, un poquito puede no ser saludable, lo recomendable es que te tomes un vaso de avena antes de los desayunos, la fibra y otros ingredientes que contiene será el aliado para bajar la tensión arterial y también te ayuda a controlar el colesterol, favoreciendo el colesterol bueno en tu cuerpo y haciendo que el malo sea eliminado, dos razones suficientes para que hagas a la avena un alimento preferido de tus desayunos.

Frente a lo anterior, es imprescindible contar con hacks esenciales que nos permitan regular la presión de formas más orgánicas. Es decir, que nos ayuden a sortear la existencia sin tener que acudir a sustancias externas. Estos consejos funcionan mucho mejor si los combinas con una dieta balanceada que no incluya comidas procesadas, harinas refinadas o lácteos, y si evitas a toda costa los cigarrillos.
Lleva un registro de tus niveles de sodio. En los Estados Unidos, la dieta de muchas personas incluye hasta 5000 mg (5 g) de sodio al día, lo que los profesionales de la salud consideran demasiado perjudicial para el organismo. Aunque por lo general no debes y no puedes eliminar el sodio por completo, es esencial tratar de consumir menos de 2 g (2000 mg) al día. Para lograrlo, lleva un registro de tu consumo diario de sal o sodio, y evita al máximo el consumo de sodio.[4]
1.  Hipertensión crónica. Es la alta presión arterial que usted ya tiene antes de quedar embarazada o que se manifiesta antes de las 20 semanas de embarazo. No desaparece una vez que el bebé nazca. Alrededor de 1 de cada 4 mujeres con hipertensión crónica (25 por ciento) desarrolla preeclampsia durante el embarazo. Si corre riesgo de desarrollar preeclampsia, su profesional de la salud puede que le recomiende que tome aspirina de baja dosis para ayudar a prevenirla.
Desde que se inicia una dieta saludable hasta que se puede constatar de forma significativa una pérdida de peso, ha de pasar el tiempo necesario para que los mecanismos fisiológicos en el cuerpo humano que regulan el mantenimiento del peso habitual se adapten al nuevo equilibrio entre ingesta y consumo de calorías. “Este proceso puede durar varias semanas y requiere una dosis de paciencia y constancia que los pacientes no suelen tener, si no se les previene adecuadamente”, explica el profesor de la Universidad CEU Cardenal Herrera.
Muchas gracias por participar. En nuestro blog y redes sociales puedes encontrar continuamente consejos y pautas útiles que te pueden ayudar a mejorar tus hábitos y con ellos tu calidad de vida. En nuestro centro aplicamos protocolos específicos de control de estrés que pueden ayudarte. Estaremos encantados de atenderte si pides tu cita gratuita en el 91 770 58 85 o mediante sesiones online (más información contactando a través de info@nascia.com)
El 32% de los que usaron relajación pudieron eliminar un medicamento antihipertensivoPero éstos tienen efectos secundarios y el proceso hasta dar con el tratamiento óptimo suele llevar un tiempo considerable. Por eso las técnicas de relajación corporal y mental son una buen aliado. Sólo suponen unos pocos minutos y utilizadas a diario pueden ayudar a reducir la presión sanguínea sistólica, la que indica la cifra más alta en la lectura de la tensión.
Además, sería prudente que la mayoría de las personas también limiten la cantidad de fructosa que obtienen del consumo de frutasa 15 gramos o menos, porque está prácticamente garantizado que consumirá fuentes de fructosa "ocultas" (generalmente, en forma de jarabe de maíz de alta fructosa) de la mayoría de las bebidas y de casi todos los alimentos procesados que come.
×