AVISO IMPORTANTE. La información de este blog es de carácter general y su finalidad es meramente divulgativa, por tanto no sustituye en ningún caso el criterio médico. Por ello no debe usarse paradiagnóstico o prescripción de alguna condición de salud. Antes de iniciar un programa de salud se debe consultar a un profesional. Un Plus de Bienestar, Copyright © 2015-2019. Todos los derechos reservados
Una vida sin estrés es prácticamente imposible de conseguir. Independientemente de si estamos en casa o en el trabajo, lo único que podemos hacer al respecto es evadirnos de las fuentes de estrés en la medida de lo posible. Todos los expertos en salud coinciden en que si no dedicamos nada de tiempo para nosotros mismos y nos damos un respiro, aumentamos el riesgo de padecer diferentes problemas de salud conectados con la hipertensión.
La hipertensión arterial es un problema grave durante el embarazo, especialmente para las mujeres que tienen hipertensión crónica. La hipertensión crónica se refiere a la presión arterial alta, que ya está presente antes del embarazo. También incluye presión arterial alta que se desarrolla antes de las 20 semanas de embarazo, o dura más de 12 semanas después del parto.
Hola chicas! Yo tengo 34+3 y me internaron desde la semana 33 voy a estar 1 mes en el hospital. Me diagnosticaron preeclampsia lo crean o no, no presentaba ningun sintoma por eso quede en shock cuando me dejaron internada y me dijeron que tengo preeclampsia yo vine a una cita de rutina... gracias a Dios mi bebe esta bien pero no es nada bonito estar en el hospital no pude pasar navidad con mi familia
Al prestar atención a tu presión arterial y la frecuencia cardíaca harás una especie de seguimiento de tu salud y podrás determinar si una comida, un fármaco o una situación en particular te hacen aumentar o reducir los niveles. Los médicos aconsejan a los pacientes llevar una especie de cuaderno o libreta con las mediciones hechas a diario o cada varios días para poder detectar alguna anomalía o problema cardíaco
Entre algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos que puedes intentar hacer para reducir la presión arterial se incluyen: caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o bailar. También puedes probar con el entrenamiento por intervalos de alta intensidad, en el cual se alternan períodos breves de actividad intensa con períodos posteriores de recuperación de actividad más ligera. El entrenamiento de fuerza también puede ayudar a reducir la presión arterial. Intenta incluir ejercicios de entrenamiento de fuerza al menos dos días a la semana. Habla con tu médico acerca de cómo elaborar un programa de ejercicios.
×