A medida que usted envejece, la presión arterial alta, especialmente la hipertensión sistólica aislada, es más común y puede aumentar el riesgo de graves problemas de salud. El tratamiento, especialmente si tiene otros trastornos médicos, requiere una evaluación continua y conversaciones con el médico para lograr el mejor balance entre reducir riesgos y mantener una buena calidad de vida.
No tome más cantidad del medicamento para la presión arterial que la recetada por el médico. No deje de tomar el medicamento a menos que el médico le diga que deje de tomarlo. No se salte un día ni tome solamente media píldora. Recuerde reabastecer su medicamento antes que se le acaben las píldoras. Si no tiene suficiente dinero para pagar por sus medicamentos, hable con el médico o farmacéutico.

La clave para aumentar la salud del corazón y la disminución de la presión arterial es encontrar el equilibrio de sodio y potasio. En términos generales, se necesita menos sodio y más potasio. Trate de reducir tu consumo de sodio a menos de 1.500 miligramos por día y concéntrate en consumir más alimentos ricos en potasio como las batatas, espinacas, setas, las patatas, el pomelo, las pasas, la melaza y otros alimentos.
Una investigación reciente considera el arroz de levadura roja como una opción aún más eficaz para como bajar la presion alta rapido en casa. Según un estudio realizado por investigadores chinos en 2003, el arroz de levadura roja tiene el potencial de reducir los niveles de presión arterial dentro del rango normal con una dosificación regular con el compuesto. Una dosis típica del compuesto es de 600 miligramos 2 a 4 veces al día.
Si sufrimos hipertensión, el corazón tendrá que hacer el doble de esfuerzo para bombear la sangre; esta presión de más puede dañar los vasos sanguíneos y causar problemas en el músculo cardíaco, así como producir enfermedades cerebrovasculares como los ataques cardíacos. La hipertensión también es un factor de riesgo para producir problemas renales. Por esto es tan importante saber cómo bajar la tensión de forma eficaz.
Los pacientes que tienen problemas para bajar la presión arterial deberían considerar beber un vaso de jugo de remolacha todos los días. En un estudio británico en el 2015, de 64 pacientes con presión arterial alta, la mitad tomaba medicamentos, pero no había alcanzado su nivel objetivo de presión arterial, mientras que la otra mitad no había empezado el medicamento. Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a beber jugo de remolacha o un placebo diario. Después de un mes, los que consumieron el jugo de remolacha redujeron la presión arterial sistólica en ocho puntos —una mejora similar a la de los que tomaron medicamentos—. No hubo cambios entre el grupo del placebo.

Si es posible, evita usar betabloqueantes para tratar la presión arterial (como pueden ser las pastillas Atenolol, Metropol o Seloken). Son menos efectivos y causan más efectos secundarios (como disminución de la potencia, fatiga y ganancia de peso). Estos medicamentos pueden, sin embargo, funcionar en el caso de enfermedades cardíacas (como una angina).
Mi método preferido es la Técnica de Liberación emocional (EFT), de la cual puede aprender más aquí. Es fácil de aprender, fácil de usar y puede ayudarlo a liberar las emociones negativas. También utiliza la visualización con la calma y respiración tranquila, mientras hace digitoterapia (golpecitos con los dedos) para "reprogramar" los patrones emocionales muy arraigados. 

Los alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 ayudan a regular los niveles de triglicéridos en sangre y de colesterol, lo que evita que las arterias se obstruyan. Alimentos ricos en Omega 3 son algunos tipos de pescado como el atún, el salmón o el bacalao, pero el marisco, el aceite de oliva y las semillas de lino también son buenas fuentes de este nutriente.
Mantener su consumo de sodio al mínimo puede ser vital para reducir la tensión arterial. En algunas personas, cuando consume demasiado sodio, su cuerpo comienza a retener líquido, lo que provoca un aumento brusco de la presión arterial. La Asociación Americana del Corazón recomienda limitar su ingesta de sodio a entre 1.500 miligramos (mg) y 2.300 mg por día. Eso es un poco más de media cucharadita de sal de mesa.
Estudiante de Pedagogía Infantil en la Universidad del Quindío y redactora profesional con más de 7 años de experiencia. Daniela Castro ha trabajado como creadora de contenidos y editora en diferentes páginas web. Ha sido coordinadora y gestora de contenidos en diversos equipos editoriales. Asimismo, cuenta con una amplia experiencia en SEO y marketing digital.
En las personas mayores, a menudo el primer número (sistólico) es 130 o más alto, pero el segundo número (diastólico) es menos de 80. Este problema se llama hipertensión sistólica aislada, la cual se debe al endurecimiento relacionado con la edad de las arterias principales. Es la forma más común de presión arterial alta en las personas mayores y puede resultar en serios problemas de salud (derrames cerebrales, enfermedades cardiacas, problemas oculares e insuficiencia renal) además de dificultades para respirar cuando una persona hace actividades físicas livianas, mareos cuando se pone de pie muy rápido y caídas. La hipertensión sistólica aislada se trata de la misma manera que la presión arterial alta corriente (130 o más alto para el primer número u 80 o más alto para el segundo número), pero es posible que el tratamiento requiera más de un tipo de medicamento para la presión arterial. Si el médico determina que su presión sistólica está por encima del nivel normal para su edad, pregunte cómo puede bajarla.

Leche materna. Los estudios han demostrado que los bebés que son alimentados con leche materna durante más de 12 meses tienen un riesgo mucho menor de desarrollar hipertensión. Los investigadores creen que los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (los mismos que se encuentran en el pescado graso) en la leche materna proporcionan un efecto protector en los recién nacidos.
Los pacientes que tienen problemas para bajar la presión arterial deberían considerar beber un vaso de jugo de remolacha todos los días. En un estudio británico en el 2015, de 64 pacientes con presión arterial alta, la mitad tomaba medicamentos, pero no había alcanzado su nivel objetivo de presión arterial, mientras que la otra mitad no había empezado el medicamento. Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a beber jugo de remolacha o un placebo diario. Después de un mes, los que consumieron el jugo de remolacha redujeron la presión arterial sistólica en ocho puntos —una mejora similar a la de los que tomaron medicamentos—. No hubo cambios entre el grupo del placebo.

Usted puede tener la presión arterial alta, o hipertensión, y aun así sentirse bien. Eso es debido a que la presión arterial alta a menudo no causa señales de enfermedad que una persona pueda ver o sentir. Pero la presión arterial alta, a veces llamada “el asesino silencioso”, es muy común en las personas mayores y es un problema de salud muy serio. Si la presión arterial alta no se controla por medio de cambios en el estilo de vida y medicamentos, puede provocar derrames cerebrales, enfermedades cardiacas, problemas oculares, insuficiencia renal y otros problemas de salud. La presión arterial alta también puede causar dificultades para respirar cuando una persona hace actividades físicas o ejercicios livianos.


Según los científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, las altas dosis de vitamina C, un promedio de 500 mg por día, pueden producir pequeñas reducciones de la presión arterial. La vitamina C puede actuar como un diurético, eliminando el exceso de líquido de su cuerpo. Esto puede ayudar a disminuir la presión dentro de sus vasos sanguíneos.
Los diabéticos a menudo tienen recomendaciones menores para la presión arterial, el máximo valor normal es de 130/80-85. Sin embargo, es cuestionable si es buena idea medicar para bajar los niveles de presión arterial a esos valores. Los diabéticos pueden probablemente mantenerse aproximadamente en el mismo límite superior que la gente con enfermedad cardíaca: 140-90 (según nuevos estudios y comentarios de expertos, además de la última recomendación de la Sociedad Americana de Diabetes, ADA).
Considera una dieta baja en sodio, sal y otros aditivos. Si bien el sodio ayuda a regular los procesos eléctricos en los nervios y los músculos, pero el exceso retiene los líquidos provocando que la sangre tenga mayor volumen –facilitando el desarrollo de la presión alta–. Se debe tomar en cuenta las etiquetas, comprar alimentos sin sal, bajos en sal o sodio y cocinar sin sal; comidas procesadas, preparadas, enlatadas o embotelladas, como las carnes, pepinillos, sopas, tocino, jamón, salchichas, etcétera. Otros productos procesados son los que contienen glutamato monosódico y carbohidratos blancos, tales como mostaza preparada, salsa mexicana, salsa picante, salsa de soya, ketchup, salsa barbicue, panes, bebidas azucaradas, grasas dietéticas, entre otras.
×