La clave para aumentar la salud del corazón y la disminución de la presión arterial es encontrar el equilibrio de sodio y potasio. En términos generales, se necesita menos sodio y más potasio. Trate de reducir tu consumo de sodio a menos de 1.500 miligramos por día y concéntrate en consumir más alimentos ricos en potasio como las batatas, espinacas, setas, las patatas, el pomelo, las pasas, la melaza y otros alimentos.
Hacer ejercicio de 30 a 60 minutos por día es una parte importante de una vida saludable. Además de ayudar a disminuir la presión arterial, la actividad física regular beneficia su estado de ánimo, fuerza y equilibrio, y disminuye el riesgo de diabetes y otros tipos de enfermedades del corazón. Si ha estado inactivo por un tiempo, hable con su médico sobre una rutina de ejercicios segura. Comience lentamente y luego gradualmente aumente el ritmo y la frecuencia de sus entrenamientos.
Las consultas regularles con el médico también son claves para controlar tu presión arterial. Si tu presión arterial está bien controlada, consulta al médico respecto de con qué frecuencia debes controlarla. El médico puede sugerir controlarla diariamente o con menor frecuencia. Si cambias tus medicamentos u otros tratamientos, el médico puede recomendarte que controles tu presión arterial dos semanas después de los cambios de tratamiento y una semana antes de tu próximo turno.
Si sufrimos hipertensión, el corazón tendrá que hacer el doble de esfuerzo para bombear la sangre; esta presión de más puede dañar los vasos sanguíneos y causar problemas en el músculo cardíaco, así como producir enfermedades cerebrovasculares como los ataques cardíacos. La hipertensión también es un factor de riesgo para producir problemas renales. Por esto es tan importante saber cómo bajar la tensión de forma eficaz.

La fructosa se descompone en una variedad de productos de desecho que son malos para su cuerpo, uno de ellos es el ácido úrico. El ácido úrico eleva la presión arterial al inhibir el óxido nítrico en los vasos sanguíneos. El óxido nítrico ayuda a que sus vasos mantengan su elasticidad, por lo que la supresión de óxido nítrico conduce a un aumento de la presión arterial.


Siempre es una mejor opción utilizar un método natural para prevenir enfermedades y curarse cuando lo ataca una enfermedad. En el caso de la presión arterial alta, los cambios en el estilo de vida- con un énfasis particular en normalizar sus niveles de insulina--pueden colocarlo en un camino libre de medicamentos, que es un regreso natural a una salud óptima.
In English | Una pequeña semilla podría tener un impacto importante en el control de la presión arterial alta. En un estudio del 2013, los pacientes (de 40 años o más) con presión arterial alta y enfermedad arterial periférica consumieron unas tres cucharadas colmadas de semillas de linaza al día durante seis meses. El resultado: la presión arterial sistólica (el número de arriba) se redujo en 15 milímetros de mercurio (mmHg); un hallazgo que los investigadores denominaron "uno de los efectos más potentes de efectos antihipertensivos jamás alcanzados por intervención alimentaria". En el estudio, las semillas molidas de linaza se usaron para la preparación de panecillos, roscos (bagels) y panes. 
Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.
Los probióticos del yogur y otros alimentos fermentados (incluso algunos quesos) pueden ayudar a bajar la presión arterial, reportaron investigadores australianos recientemente. La clave es comer alimentos ricos en probióticos a diario. Consumirlos por menos de ocho semanas no redujo la presión arterial, pero por más tiempo, sí representó una caída en la presión sistólica (el número de arriba) en un promedio de 3.6 mm Hg. Al elegir tu yogur diario, cerciórate de que la etiqueta diga "cultivos vivos y activos".
Mi método preferido es la Técnica de Liberación emocional (EFT), de la cual puede aprender más aquí. Es fácil de aprender, fácil de usar y puede ayudarlo a liberar las emociones negativas. También utiliza la visualización con la calma y respiración tranquila, mientras hace digitoterapia (golpecitos con los dedos) para "reprogramar" los patrones emocionales muy arraigados.
Puede aparecer HTA por un aumento del volumen sanguíneo, debido a una alteración renal y una mala regulación del sodio, aunque el hígado y el bazo también están implicados en los niveles del volumen de sangre; por mal estado de las arterias o acumulación de calcio en las paredes; o por la alteración de la vasodilatación y la vasoconstricción debida a estrés, estimulantes o mala alimentación.

Incluye una amplia variedad de frutas y verduras ricas en potasio a tu dieta. Los científicos generalmente coinciden en que el potasio es un complemento vital para cualquier dieta diseñada para bajar la presión arterial. Fuentes buenas de potasio incluyen guisantes, bananas, papas, tomates, jugo de naranja, frijoles(alubias,habichuelas, porotos) rojos, melón, melón dulce y pasas.
Además de estos pasos, considere si está tomando medicamentos que podrían estar aumentando su presión arterial, como medicamentos para el resfrío, píldoras para adelgazar o medicamentos para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Si es así, su médico puede recomendar suspender ese medicamento, cambiar los medicamentos o ajustar su dosis.
Entre algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos que puedes intentar hacer para reducir la presión arterial se incluyen: caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o bailar. También puedes probar con el entrenamiento por intervalos de alta intensidad, en el cual se alternan períodos breves de actividad intensa con períodos posteriores de recuperación de actividad más ligera. El entrenamiento de fuerza también puede ayudar a reducir la presión arterial. Intenta incluir ejercicios de entrenamiento de fuerza al menos dos días a la semana. Habla con tu médico acerca de cómo elaborar un programa de ejercicios.
Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso a seguir para bajar la presión arterial. Los efectos pueden ser graduales si no haces nada más que equilibrar tu dieta, pero si te concentras en consumir alimentos conocidos por bajar la presión arterial y acompañas los cambios en tu dieta con actividad y cambios en tu estilo de vida, tu presión arterial va a bajar mucho más rápido.
Además, sería prudente que la mayoría de las personas también limiten la cantidad de fructosa que obtienen del consumo de frutasa 15 gramos o menos, porque está prácticamente garantizado que consumirá fuentes de fructosa "ocultas" (generalmente, en forma de jarabe de maíz de alta fructosa) de la mayoría de las bebidas y de casi todos los alimentos procesados que come.
In English | Una pequeña semilla podría tener un impacto importante en el control de la presión arterial alta. En un estudio del 2013, los pacientes (de 40 años o más) con presión arterial alta y enfermedad arterial periférica consumieron unas tres cucharadas colmadas de semillas de linaza al día durante seis meses. El resultado: la presión arterial sistólica (el número de arriba) se redujo en 15 milímetros de mercurio (mmHg); un hallazgo que los investigadores denominaron "uno de los efectos más potentes de efectos antihipertensivos jamás alcanzados por intervención alimentaria". En el estudio, las semillas molidas de linaza se usaron para la preparación de panecillos, roscos (bagels) y panes.  

Si su presión arterial es menos de 90/60, usted sufre de presión arterial baja, o hipotensión. Puede sentirse desfallecido, débil, mareado o incluso como que va a desmayarse. La presión arterial baja puede ser causada por no beber suficientes líquidos (deshidratación), pérdida de sangre, algunos trastornos médicos o demasiada cantidad de medicamento.
×