Comer sin sal. Casi lo primero que suele recomendar el médico a los pacientes con presión alta es quitarse la sal de las comidas. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Descubre algunos alimentos con sal oculta... ¡y evítalos! Beneficios del potasio. 
Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos en potasio son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos.

Mi método preferido es la Técnica de Liberación emocional (EFT), de la cual puede aprender más aquí. Es fácil de aprender, fácil de usar y puede ayudarlo a liberar las emociones negativas. También utiliza la visualización con la calma y respiración tranquila, mientras hace digitoterapia (golpecitos con los dedos) para "reprogramar" los patrones emocionales muy arraigados.


Idealmente, usted debería obtener su vitamina D a través de la exposición al sol o bien mediante una cama de bronceado segura, sin embargo también puede utilizar suplementos orales de vitamina D3. Por favor NO permita que su médico le dé una “receta” para vitamina D. Eso es vitamina D2, que es sintética, y no tan benéfica como la vitamina D real, que es la vitamina D3 (colecalciferol).
En las personas mayores, a menudo el primer número (sistólico) es 130 o más alto, pero el segundo número (diastólico) es menos de 80. Este problema se llama hipertensión sistólica aislada, la cual se debe al endurecimiento relacionado con la edad de las arterias principales. Es la forma más común de presión arterial alta en las personas mayores y puede resultar en serios problemas de salud (derrames cerebrales, enfermedades cardiacas, problemas oculares e insuficiencia renal) además de dificultades para respirar cuando una persona hace actividades físicas livianas, mareos cuando se pone de pie muy rápido y caídas. La hipertensión sistólica aislada se trata de la misma manera que la presión arterial alta corriente (130 o más alto para el primer número u 80 o más alto para el segundo número), pero es posible que el tratamiento requiera más de un tipo de medicamento para la presión arterial. Si el médico determina que su presión sistólica está por encima del nivel normal para su edad, pregunte cómo puede bajarla.
Dormir bien es muy importante. Cuando duermes, el corazón se relaja y tu presión baja, así que mejor no pierdas ni una hora de sueño. Un estudio realizado por la Universidad de Chicago (EE. UU.) confirma que el riesgo de hipertensión puede aumentar un 37% si se duerme una hora menos durante cinco años seguidos. Y algo parecido les sucede a las personas que sufren apnea del sueño –interrupción breve de la respiración mientras se duerme–, su riesgo de padecer de tensión alta aumenta un 30%. Descubre si tus problemas para dormir son algo pasajero o crónico, haciendo nuestro test.
Mi método preferido es la Técnica de Liberación emocional (EFT), de la cual puede aprender más aquí. Es fácil de aprender, fácil de usar y puede ayudarlo a liberar las emociones negativas. También utiliza la visualización con la calma y respiración tranquila, mientras hace digitoterapia (golpecitos con los dedos) para "reprogramar" los patrones emocionales muy arraigados.
Incluye una amplia variedad de frutas y verduras ricas en potasio a tu dieta. Los científicos generalmente coinciden en que el potasio es un complemento vital para cualquier dieta diseñada para bajar la presión arterial. Fuentes buenas de potasio incluyen guisantes, bananas, papas, tomates, jugo de naranja, frijoles(alubias,habichuelas, porotos) rojos, melón, melón dulce y pasas.
Los diabéticos a menudo tienen recomendaciones menores para la presión arterial, el máximo valor normal es de 130/80-85. Sin embargo, es cuestionable si es buena idea medicar para bajar los niveles de presión arterial a esos valores. Los diabéticos pueden probablemente mantenerse aproximadamente en el mismo límite superior que la gente con enfermedad cardíaca: 140-90 (según nuevos estudios y comentarios de expertos, además de la última recomendación de la Sociedad Americana de Diabetes, ADA).

Según un estudio realizado en Dubai, las personas que bebieron soluciones con miel mostraron una disminución significativa en sus niveles de colesterol. La miel natural contiene componentes que reducen el colesterol y especialmente ataca a la homocisteína, un tipo de aminoácido conocido por aumentar el riesgo de enfermedad vascular periférica y enfermedad cardíaca.
Pregúntale a tu doctor si la leche baja en grasa o sin grasa es mejor para ti que la leche entera. La leche entera puede reducir la presión arterial de una mejor manera que la leche baja en grasa o sin grasa, pero también podría haber algunos riesgos. La leche entera contiene ácido palmítico, que, según algunos estudios, puede bloquear las señales internas responsables de relajar los vasos sanguíneos. Como resultado, tus vasos sanguíneos quedan oprimidos y tu presión arterial se mantiene alta.[7]
El té de cola de caballo es un excelente diurético natural que aumenta la producción de orina y la eliminación del exceso de líquidos en el cuerpo. Por lo que es un excelente aliado para disminuir la presión arterial en personas que sufren de retención de líquidos, ya que el exceso de agua en el cuerpo causa más estrés sobre el corazón, empeorando los casos de hipertensión.  
Pickering TG, et al. Recommendations for blood pressure measurement in humans and experimental animals: Part 1: blood pressure measurement in humans: a statement for professionals from the Subcommittee of Professional and Public Education of the American Heart Association Council on High Blood Pressure Research. Hypertension. 2005 Jan;45(1):142-61.
Debido a que la presión arterial suele variar algo de un día a otro, se recomienda diagnosticar hipertensión solo si hay valores altos de forma repetida. Si el promedio de cualquiera de los valores (ya sea sistólico o diastólico) es mayor que la norma, se considerará hipertensión. Es decir, se considerará demasiado alto a un promedio de 150/85 o 135/100 en medidas realizadas en varias ocasiones.
La presión arterial alta es una condición relativamente común que resulta cuando la fuerza de tu sangre contra las arterias es lo suficientemente alta que eventualmente causará problemas cardíacos adicionales. Tu presión arterial está determinada por la cantidad de sangre que tu corazón bombea en comparación con la cantidad de resistencia al flujo sanguíneo en tus arterias.
El síndrome metabólico es normalmente causado por comer más carbohidratos de los que el cuerpo puede manejar. Esto es así sobre todo con los carbohidratos de alto índice glucémico que se digieren de forma rápida, como la harina blanca y la azúcar pura. Dependiendo de qué tan sensible seas, puedes experimentar los mismos síntomas con carbohidratos más complejos con un índice glucémico más bajo.

¿Buscas como bajar la presion alta rapido en casa? La presión arterial alta ya no es sólo un padecimiento de las personas más viejas, ya que ahora más de un tercio de los jóvenes entre las edades de 16 y 34 se dice que sufren de alguna forma de hipertensión. Y un estudio reciente de California reveló que, si no se controla, esta enfermedad cardiovascular, incluso en su forma leve, puede conducir a un envejecimiento prematuro y daño cerebral.
Si sufrimos hipertensión, el corazón tendrá que hacer el doble de esfuerzo para bombear la sangre; esta presión de más puede dañar los vasos sanguíneos y causar problemas en el músculo cardíaco, así como producir enfermedades cerebrovasculares como los ataques cardíacos. La hipertensión también es un factor de riesgo para producir problemas renales. Por esto es tan importante saber cómo bajar la tensión de forma eficaz.
Los diabéticos a menudo tienen recomendaciones menores para la presión arterial, el máximo valor normal es de 130/80-85. Sin embargo, es cuestionable si es buena idea medicar para bajar los niveles de presión arterial a esos valores. Los diabéticos pueden probablemente mantenerse aproximadamente en el mismo límite superior que la gente con enfermedad cardíaca: 140-90 (según nuevos estudios y comentarios de expertos, además de la última recomendación de la Sociedad Americana de Diabetes, ADA). 

Practicar deporte es clave. El ejercicio puede reducir un 70% el riesgo de hipertensión. Al moverte, aunque sea andar de manera moderada, los vasos sanguíneos se ensanchan y mejora la frecuencia cardíaca. Se calcula que haciendo ejercicio aeróbico (andar, ir en bicicleta, correr) de forma habitual la presión baja 4,6 mmHg, y tomando menos sal, 3,6 mmHg. Ponte en forma sin pisar el gimnasio siguiendo estas rutinas.

×