Ya has tomado antihipertensivos pero tu presión sigue sin bajar. ¿Has pensado que quizá sea por el estrés que sufres? O quizá no duermes bien o tienes sobrepeso. ¿Reconoces estos síntomas? Muchos factores pueden influir en una presión alta, pero la buena noticia es que la tensión se puede controlar sin recurrir a los fármacos. Cambiando tu alimentación y tu estilo de vida podrás hacer que tu presión baje y vuelva a ser normal.
Mi método preferido es la Técnica de Liberación emocional (EFT), de la cual puede aprender más aquí. Es fácil de aprender, fácil de usar y puede ayudarlo a liberar las emociones negativas. También utiliza la visualización con la calma y respiración tranquila, mientras hace digitoterapia (golpecitos con los dedos) para "reprogramar" los patrones emocionales muy arraigados. 

Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso a seguir para bajar la presión arterial. Los efectos pueden ser graduales si no haces nada más que equilibrar tu dieta, pero si te concentras en consumir alimentos conocidos por bajar la presión arterial y acompañas los cambios en tu dieta con actividad y cambios en tu estilo de vida, tu presión arterial va a bajar mucho más rápido.
Los pacientes que tienen problemas para bajar la presión arterial deberían considerar beber un vaso de jugo de remolacha todos los días. En un estudio británico en el 2015, de 64 pacientes con presión arterial alta, la mitad tomaba medicamentos, pero no había alcanzado su nivel objetivo de presión arterial, mientras que la otra mitad no había empezado el medicamento. Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a beber jugo de remolacha o un placebo diario. Después de un mes, los que consumieron el jugo de remolacha redujeron la presión arterial sistólica en ocho puntos —una mejora similar a la de los que tomaron medicamentos—. No hubo cambios entre el grupo del placebo.
Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso a seguir para bajar la presión arterial. Los efectos pueden ser graduales si no haces nada más que equilibrar tu dieta, pero si te concentras en consumir alimentos conocidos por bajar la presión arterial y acompañas los cambios en tu dieta con actividad y cambios en tu estilo de vida, tu presión arterial va a bajar mucho más rápido. 

Pickering TG, et al. Recommendations for blood pressure measurement in humans and experimental animals: Part 1: blood pressure measurement in humans: a statement for professionals from the Subcommittee of Professional and Public Education of the American Heart Association Council on High Blood Pressure Research. Hypertension. 2005 Jan;45(1):142-61.
La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes arteriales. Cuando el médico mide la presión arterial, el resultado se registra con dos números. El primer número, llamado presión arterial sistólica, es la presión causada cuando el corazón se contrae y empuja la sangre hacia afuera. El segundo número, llamado presión arterial diastólica, es la presión que ocurre cuando el corazón se relaja y se llena de sangre. El resultado de la medición de la presión arterial usualmente se expresa colocando el número de la presión arterial sistólica sobre el número de la presión arterial diastólica, por ejemplo, 138/72. La presión arterial normal para adultos se define como una presión sistólica de menos de 120 y una presión diastólica de menos de 80. Esto se indica como 120/80.
Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso a seguir para bajar la presión arterial. Los efectos pueden ser graduales si no haces nada más que equilibrar tu dieta, pero si te concentras en consumir alimentos conocidos por bajar la presión arterial y acompañas los cambios en tu dieta con actividad y cambios en tu estilo de vida, tu presión arterial va a bajar mucho más rápido.
Mi método preferido es la Técnica de Liberación emocional (EFT), de la cual puede aprender más aquí. Es fácil de aprender, fácil de usar y puede ayudarlo a liberar las emociones negativas. También utiliza la visualización con la calma y respiración tranquila, mientras hace digitoterapia (golpecitos con los dedos) para "reprogramar" los patrones emocionales muy arraigados.
Los pacientes que tienen problemas para bajar la presión arterial deberían considerar beber un vaso de jugo de remolacha todos los días. En un estudio británico en el 2015, de 64 pacientes con presión arterial alta, la mitad tomaba medicamentos, pero no había alcanzado su nivel objetivo de presión arterial, mientras que la otra mitad no había empezado el medicamento. Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a beber jugo de remolacha o un placebo diario. Después de un mes, los que consumieron el jugo de remolacha redujeron la presión arterial sistólica en ocho puntos —una mejora similar a la de los que tomaron medicamentos—. No hubo cambios entre el grupo del placebo.
Un programa de ejercicios completo, como el programa Peak Fitness, parece ser muy importante para la producción de beneficios a largo plazo en personas con presión arterial alta. Casi todos los programas deberían incorporar ejercicios anaeróbicos o ejercicios de alta intensidad una o tres veces a la semana, ya que estos ejercicios han mostrado ser, incluso, más eficaces que el ejercicio aeróbico para reducir el riesgo de muerte por ataque cardiaco.
Idealmente, usted debería obtener su vitamina D a través de la exposición al sol o bien mediante una cama de bronceado segura, sin embargo también puede utilizar suplementos orales de vitamina D3. Por favor NO permita que su médico le dé una “receta” para vitamina D. Eso es vitamina D2, que es sintética, y no tan benéfica como la vitamina D real, que es la vitamina D3 (colecalciferol).
El alcohol puede ser bueno y al mismo tiempo malo para tu salud. Si bebes alcohol solo con moderación, generalmente una bebida por día para las mujeres o dos por día para los hombres, puedes reducir potencialmente tu presión arterial en aproximadamente 4 mm Hg. Una bebida equivale a 12 onzas (355 mililitros) de cerveza, 5 onzas (148 mililitros) de vino y 1.5 onzas (44 mililitros) de licor con una graduación alcohólica del 40 %. 

Hacer ejercicio de 30 a 60 minutos por día es una parte importante de una vida saludable. Además de ayudar a disminuir la presión arterial, la actividad física regular beneficia su estado de ánimo, fuerza y equilibrio, y disminuye el riesgo de diabetes y otros tipos de enfermedades del corazón. Si ha estado inactivo por un tiempo, hable con su médico sobre una rutina de ejercicios segura. Comience lentamente y luego gradualmente aumente el ritmo y la frecuencia de sus entrenamientos.
El contenido de este sitio web es únicamente informativo . Recomendamos que efectúe su propia investigación y que confirme la información con otras fuentes al realizar la búsqueda de información sobre temas de salud y que siempre se cerciore cuidadosamente con un profesional de la salud antes de utilizar cualquiera de los protocolos presentados en este sitio web, porquetengo.com NO se dedica a prestar servicios profesionales médicos o similares o asesoramiento a través de este sitio web, y la información proporcionada aquí no pretende sustituir el consejo ofrecido por un médico o de otro profesional de la salud con licencia.
El control en el hogar puede ayudarte a controlar tu presión arterial, asegurarte de que funcionen tus cambios en el estilo de vida y alertarlos a ti y a tu médico de posibles complicaciones para la salud. Los monitores de presión arterial se encuentran disponibles para el público sin ningún tipo de receta. Habla con tu médico sobre el control en el hogar antes de comenzar.

El síndrome metabólico es normalmente causado por comer más carbohidratos de los que el cuerpo puede manejar. Esto es así sobre todo con los carbohidratos de alto índice glucémico que se digieren de forma rápida, como la harina blanca y la azúcar pura. Dependiendo de qué tan sensible seas, puedes experimentar los mismos síntomas con carbohidratos más complejos con un índice glucémico más bajo.
Para disminuir el sodio en su dieta, no agregue sal a sus alimentos. ¡Una cucharadita de sal de mesa contiene 2.300 mg de sodio! Use hierbas y especias para agregar sabor en su lugar. La sal de mesa no es el único culpable cuando se trata de un alto contenido de sodio. Los alimentos procesados también tienden a cargarse con sodio. Siempre lea las etiquetas de los alimentos y elija alternativas bajas en sodio cuando sea posible.
Los pacientes que tienen problemas para bajar la presión arterial deberían considerar beber un vaso de jugo de remolacha todos los días. En un estudio británico en el 2015, de 64 pacientes con presión arterial alta, la mitad tomaba medicamentos, pero no había alcanzado su nivel objetivo de presión arterial, mientras que la otra mitad no había empezado el medicamento. Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a beber jugo de remolacha o un placebo diario. Después de un mes, los que consumieron el jugo de remolacha redujeron la presión arterial sistólica en ocho puntos —una mejora similar a la de los que tomaron medicamentos—. No hubo cambios entre el grupo del placebo.
Los científicos han debatido durante mucho tiempo sobre los efectos de la cafeína en la presión arterial. Algunos estudios no han mostrado ningún efecto, pero uno de DukeUniversity Medical Center descubrió que el consumo de cafeína de 500 mg, aproximadamente 3 tazas de café de 8 onzas, aumentó la presión arterial en 4 mmHg, y ese efecto duró hasta la hora de acostarse.
Comer sin sal. Casi lo primero que suele recomendar el médico a los pacientes con presión alta es quitarse la sal de las comidas. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Descubre algunos alimentos con sal oculta... ¡y evítalos! Beneficios del potasio. 
Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos en potasio son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos. 

Así que ya tienes contenido en estos párrafos una muy buena información para mantener tu presión arterial en niveles bajo. Claro, si ves que se te hace muy complicado y no logras bajar tus niveles de presión arterial es muy importante que consultes con tu médico. Sin embargo, con medicamentos o no, una buena alimentación y ejercicios, son siempre muy recomendables.
Esta enfermedad afecta a personas con un estilo de vida estresante y sedentaria; un consumo elevado de alcohol, sal y cigarrillos; un antecedente familiar de hipertensión arterial; y sufre de diabetes. Pues además se ve fuertemente influenciado por la cantidad de agua y sal que se consume, el estado de los riñones, sistema nervioso y vasos sanguíneos, y los niveles hormonales.
×